Nota de agencia

Real Madrid - CSKA Moscú, un clásico europeo muy trascendente
El miércoles, el Real Madrid recibe al CSKA Moscú, en un partido de gran trascendencia en el igualado grupo del Top16. Pablo Laso ha definido a su rival como "un transatlántico de la competición, un equipo muy potente ante el que vas a tener mucha dificultad"

Sergio Rodríguez podrá volver a la acción ante el CSKA (Foto EFE)

Madrid, 1 Mar. 2016 (EFE).- Real Madrid y CSKA Moscú protagonizan otro episodio del juego de tronos en que se ha convertido el grupo F del Top16 de la Turkish Airlines Euroliga, en el que al menos siete equipos cuentan con opciones de obtener una de las cuatro plazas clasificatorias para los cruces de cuartos de final.

El partido, todo un clásico en Europa, cuenta con todos los alicientes posibles: importancia, trascendencia, rivalidad y, sobre todo, la necesidad de victoria para ambos para no verse envueltos en problemas en las últimas jornadas.

Los dos conjuntos tienen patrones de juego y hechuras de equipo muy parecidos, con amplia relevancia del juego exterior, especialmente en el caso de la pareja Nando de Colo y Milos Teodosic por parte moscovita. Son los máximos anotadores y los principales creadores de juego del CSKA y en cualquier caso un gran quebradero de cabeza para todos sus rivales.

El Madrid llega en un buen momento, tras ganar la Copa del Rey, vencer en Alemania al Brose Baskets Bamberg y al Valencia en La Fonteta, con otro canastón del increíble Sergio Llull.



Estas pinceladas pueden enmarcar un partido lleno de matices entre dos de los grandes de Europa, entre un Real Madrid que es el vigente campeón europeo y un CSKA que vuelve a ejercer de eterno favorito y que este año, como los anteriores, ha invertido más de cuarenta millones de euros en hacer un equipo temible.

Velocidad, tiro, bloqueo, rebote, defensa, el CSKA tiene de todo por arrobas y como reconoció Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, "es difícil encontrarle algún punto débil", aunque "no exista el equipo perfecto".

Tras dos derrotas en casa, ante el Laboral Kutxa y el Barcelona, el Real Madrid no puede permitirse otro fallo en su pista, máxime ahora que, tras ganar en Alemania, ha reconducido en parte su camino en el grupo F del Top16.

Dada la igualdad y la fortaleza de los dos equipos, la resolución puede venir dictada por el grado de acierto y, posiblemente, por el grado de implicación de cada uno.

Sin Rudy Fernández, que ya se entrena con sus compañeros pero que todavía no está para jugar un partido y menos uno de estas dimensiones y trascendencia, Laso tendrá que hacer un par de descartes en su abultada plantilla.

Los precedentes apuntan a un partido equilibrado, peleado y reñido, en el que el desgaste físico dejará paso a la calidad en los momentos de la verdad.

El vencedor respirará un poco más tranquilo y el perdedor deberá reponerse de inmediato, porque en el grupo de la muerte no hay un segundo de respiro.

Así fue el partido de ida



Laso: "El CSKA es el transatlántico de la Euroliga"

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, no dudó en calificar al CSKA Moscú como "el transatlántico de la Euroliga" por la gran cantidad de jugadores de gran calidad que aglutina en su plantilla.

"Cuando juegas contra un equipo como el CSKA es un poco complicado preparar lo que vas a tener que parar. Estamos hablando del equipo más anotador de la Euroliga, con jugadores muy determinantes por fuera que, con Nando De Colo y Milos Teodosic, se aseguran 40-50 puntos por partido, más las asistencias y lo que generan para otros", dijo Pablo Laso.

"Luego está la rotación exterior con Cory Higgins, Aaron Jackson y Nikita Kurbanov tienen un poco de todo, posteo, situaciones de uno contra uno y con Andrey Vorontsevich y Victor Khryapa al '4' mucha apertura de campo, además de que pasan muy bien el balón. Joel Freeland y Kyle Hines..., creo que es un transatlántico de la competición, un equipo muy potente ante el que vas a tener mucha dificultad", añadió el técnico.

Pese a perder por 95-81 en el partido de la primera vuelta jugado en Moscú, el técnico del Real Madrid no guarda mal recuerdo de ese partido. "Sabemos de la importancia del partido. Allí tuvimos muy buenos momentos de baloncesto, pero es un equipo que te obliga siempre a estar al límite porque vas a tener que anotar de muchas maneras y hacer un trabajo defensivo bueno, sabiendo que ellos van a meter canastas porque tienen muchísima calidad. A partir de esto, vamos a tener que seleccionar bien nuestros ataques, hacer buenas lecturas, intentar no dejarles correr. Hay que hacer un partido muy completo si quieres pensar en ganar", especificó Laso.

Rudy Fernández todavía no estará en el equipo, aunque sí Sergio Rodríguez. "El equipo en líneas generales está bien. Este lunes se entrenaron todos. Rudy va entrando con el equipo, pero creo que todavía es muy pronto para pensar que vamos a ver a Rudy jugar. Sergio se entrenó, en ese sentido bien. Ayón tiene una pequeña gripe, que ya la tenía en Valencia. Intentaremos elegir el mejor equipo posible", apuntó.

Encontrar el punto débil del CSKA no es tarea fácil. "Todos los equipos tienen puntos débiles, no hay un equipo perfecto. Ellos viven de la capacidad de dos jugadores de meter canastas como De Colo y Teodosic y de lo que generan para el resto y hay jugadores que crecen a partir de ahí. Para mí es importantísimo Hines, da una gran solidez defensiva, continuación en el 'pick and roll (bloqueo y continuación), rebotea, bloquea muy bien. Freeland, después de la lesión ha vuelto muy bien, Khryapa... No es un equipo fácil de decir: bueno, parándoles esto les vas a ganar. Tienen mucha artillería en casi todas las situaciones", observó.

Sobre el buen momento de la temporada de su equipo, Laso dijo que el mérito estaba en no haber "perdido la cara". "La temporada ha sido convulsa en el sentido de que hemos tenido muchas entradas y salidas de jugadores, muchas propiciadas por las lesiones, pero creo que el equipo va recuperando su identidad. El gran mérito ha sido ser competitivos, no perder la cara, seguir vivos en toda las competiciones y en todos los partidos. Por resultados igual todos piensen que estamos bien, normal, hemos ganado la Copa, venido de ganar en casa del campeón alemán y en casa del Valencia", indicó.

De cara a la clasificación para cuartos de final, Laso huye de las cuentas. "El grupo no está para hacer cuentas, porque desde el primer día sabíamos que iba a ser muy complicado. Al principio todos pensaban en las cuentas mágicas: vamos a ganar los partidos de casa y si pillamos alguno fuera podremos entrar. Eso ya desde la segunda o tercera jornada se rompió. Todos los equipos han ido ganando y perdiendo en casa y probablemente el único equipo que se ha mantenido en su pista ha sido el CSKA", significó.

"Con las jornadas que faltan, más que nunca en este grupo, cada partido es una final. Lo mismo que cuando perdimos en casa con el Barcelona sabía que quedaba mucho, sigo pensando que probablemente hasta la última jornada no va a haber posiciones claras", afirmó Pablo Laso.

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.



© ACB.COM, 2001-