Artículo

Sergio Llull: Resiliencia a la derrota
Cuando todo viene en contra y las dificultades acechan, pocos son los que tienen la capacidad para dar un paso al frente. Sergio Llull es una de esas excepciones que se crece ante la adversidad y decide finales. Frente a Valencia Basket lo volvió hacer con una de las canastas más increíbles que se recuerdan

Redacción 2 Mar. 2016.- Está al alcance de pocos tener la capacidad para adaptarse y sobrevivir a elementos perturbadores que distorsionan nuestro estado embrionario. Solo personas de gran valor y fuerza mental son las capaces de dar un paso al frente en los peores momentos o en circunstancias adversas.

Rara avis existencial que en el baloncesto español tiene en Sergio Llull a su máximo exponente. El base del Real Madrid fue el hombre del fin de semana, no sólo en el baloncesto sino en el deporte nacional, gracias a su increíble canasta ganadora frente a Valencia Basket.

(ACB Photo/ V. Carretero)

Sin embargo, por extraordinaria que parezca la acción, no es sino una muestra más del gen ganador y el carácter competitivo de un jugador que ha mutado en su evolución como especie deportiva.

La metamorfosis de Llull como jugador también ha devenido en un cambio de rol dentro del equipo. De ser un jugador revolucionario encargado de variar dinámicas de partido adversas, ahora es un jugador total responsable de decidir los balones calientes.

El paso al frente de Sergio Llull acumula ya muchos precedentes. Desde que en enero de 2011el base balear resolviera en el último segundo el partido frente a Fuenlabrada (76-75), se han sucedido actuaciones decisivas como la realizada frente al gran Canaria ese mismo año, el triunfo en 2014 en la pista de Unics Kazan de Euroliga y, más recientemente las victorias la temporada pasada frente a Laboral Kutxa y, curiosamente, Valencia Basket en playoffs.

En un final similar, Llull utilizó el mismo perfil izquierdo para lanzar, aunque entonces estaba más cerca del aro. “No me tendrán demasiado cariño los de Valencia Basket pero yo siempre intento hacerlo lo mejor posible para que mi equipo gané y tuve ese pelín de suerte para que el tiro entrase. Estamos contentos por la victoria”, responde a nuestro recordatorio.

En tiempos de Oscar, el Keyser Söze del baloncesto español se ha convertido en un sospechoso habitual cuando los partidos están por decidir. Y es que, por encima de análisis psicológicos, el pragmatismo de las palabras de Llull resume a la perfección el por qué de esta capacidad por ser importante en los finales. “A mí lo que no me gusta nada es perder”, comenta el jugador del Real Madrid.

“Entonces, cuando las cosas se complican, cuando hay que decidir partidos, siempre estoy ahí. Está claro que unas veces sale bien, otras veces mal, pero siempre busco la mejor opción para ganar a mi equipo”, afirma Llull.

La resiliencia del balear a perder tuvo su máxima expresión en aquella mítica final de Copa del Rey de 2014 cuando decidió el título con un triple a falta de una décima para el final del encuentro. Fue el sumun de una capacidad resolutiva que este año está volviendo a aparecer cuando más lo necesita su equipo.

(Foto Euroleague/Getty)

El corazón del Campeón

Porque para definir la temporada del Real Madrid podemos utilizar muchos adjetivos menos el de fácil. “A lo largo del año hemos tenido bastantes complicaciones que no nos han permitido ser regulares, pero creo que, en los momentos importantes que son la Copa del Rey y estos partidos tan difíciles pero tan bonitos de jugar, el equipo ha llegado bien y está con ganas de seguir trabajando”, señala en referencia a la temporada.

Múltiples complicaciones en formas de lesiones y ausencias que provocaron derrotas e injustas críticas y el escepticismo propio de quien no conoce el corazón de este equipo. Las dudas surgieron con los resultados a corto plazo sin pensar en la trayectoria de un equipo fiable en los momentos de la verdad. Sin embargo, lejos de caer en el desánimo, este recelo no dejó indiferente a un equipo que utilizó la crítica externa para redoblar su convicción interna antes de la Copa del Rey.

“Al final te das cuentas de eso. A mínimo que tengas redes sociales o leas la prensa salen las típicas encuestas y nosotros son somos tontos. Sabíamos que no llegábamos en nuestro mejor momento y que habían otro equipos en mejor posición para ganarla, pero creo que este equipo cuando juega finales se crece; cuando jugamos partidos difíciles somos un verdadero equipo y lo volvimos a demostrar”, asegura.

Una excelencia que para el Real Madrid se tradujo en un nuevo título con el que alimentar las ansias de victoria que anidan en su plantilla. Para Sergio Llull “si algo tiene este equipo son ganas de seguir haciendo historia, ganas de seguir ganando títulos porque hemos vivido esa sensación de ganar muchos títulos y queremos volver a saborear ese éxito”.

Un triunfo que, a la par que disipa los argumentos de los escépticos, retroalimenta la dinámica interna del equipo. Tras la Copa del Rey, las recientes victorias en Euroliga y Liga Endesa han cargado su mochila con toneladas de confianza. “Hacía falta y bastante”, nos cuenta Llull.

“Hasta la Copa del Rey teníamos una racha de bastantes lesionados y cuando tienes una dinámica positiva todo es más fácil. Ahora el equipo está con confianza, con ganas, con ilusiones y esperando sacar adelante los partidos que llegan ahora que también son complicados”, dice.

Para esos próximos envites hará falta la total recuperación de Rudy Fernández y Sergio Rodríguez así como mantener el nivel de jugadores como Gustavo Ayón o Felipe Reyes, pero a nadie se le escapa que con Llull en estado de gracia todo será más fácil.

(ACB Photo / A. Villalba)

Un momento dulce que, curiosamente, surge de una lesión. Su pinchazo en la musculatura isquiotibial del muslo izquierdo provocó que comenzara el 2016 inactivo, algo nada habitual en él. Era extraño ver a este portento físico estar parado tanto tiempo, pero, como el propio jugador comenta, ese parón puede ser el origen de su gran momento actual. “Creo que incluso me pudo venir bien porque el calendario es muy exigente y los que vamos con la selección jugamos muchísimos partidos. Luego tuvimos la intercontinental, el partido contra Boston, y eso no nos permitió hacer una pretemporada normal".

En opinión de Llull “me ha venido bien ese tiempo para descansar y, aunque las lesiones nunca son bienvenidas, he vuelto con más fuerzas, más ganas, y eso lo he notado”.

Casi un mes de reposo devolvió al baloncesto la mejor versión del base, con promedios en las últimas tres jornadas de 18 puntos y 8,3 asistencias por encuentro que le hacen ser el MVP Movistar+ de Febrero. A Llull le ha dado tiempo incluso de registrar su mejor actuación en Liga Endesa (27 puntos y 36 de valoración frente a RETAbet.es) y ser decisivo en la Copa del Rey con una decisiva actuación en semifinales de la Copa del Rey

Para el jugador del Real Madrid “está claro que estamos en dinámica positiva y hay que aprovecharlo”. Tal es el momento de Llull que incluso se atreve a retar al hombre del momento en el mundo del baloncesto, Stephen Curry, y abrir telediarios con canastas imposibles.

“Curry son palabras mayores. Él es un pedazo jugador, uno de los mejores jugadores de la NBA y yo lo que intento es ser yo mismo e intentar ayudar a mi equipo a ganar”, afirma antes de bromear al señalar que “él ha metido 12 y yo no tantos”.

Ni falta que hace; metió uno igual de importante y más bello si cabe. Por un domingo, los ojos de la NBA tuvieron que rendir pleitesía al chico que este verano les dijo no.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos relacionados con Sergio Llull
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-