Artículo

El eterno desafío del CB Canarias (II)
El debut de Drazen Petrovic en ACB, los 28 puntos de Germán González, el apogeo del dúo Harper-Phillips... El CB Canarias repasa la historia de su eterno desafío, derrotar al Real Madrid, de la mano del entrenador José Carlos Hernández Rizo



La Laguna, 16 Mar. 2016.- Tras vivir sus dos primeros duelos en el Luther King, los Canarias-Real Madrid se trasladarían al Juan Ríos Tejera a mediados de los años 80 para vivir otra serie de partidos memorables. El equipo aurinegro, que vivía años gloriosos, clasificación incluida para la Copa Korac y dos sextos puestos consecutivos, pondría a los blancos contra las cuerdas en más de una ocasión, aunque la victoria acabaría sonriendo siempre a los madridistas.

Con José Carlos Hernández Rizo en el banquillo y la pareja Harper-Phillips en pleno apogeo, el entonces denominado CajaCanarias, que había logrado el pase a la A-1, rozó el triunfo en la temporada 86-87. El equipo tinerfeño, con su dúo de americanos sumando 57 puntos entre los dos, caería por 94-100, ante el Madrid de Lolo Sainz. Chechu Biriukov, con 25 puntos, seguido de Larry Spriggs, con 20, y Brad Branson, con 19, evitaron la sorpresa.

Un curso después, ambos equipos se cruzarían dos veces en el recinto de San Benito. En la primera ocasión, el 17 de octubre del 87, el CajaCanarias llevó las riendas durante casi todo el encuentro y llegó a gozar de una renta de 14 puntos (71-57) a nueve minutos del cierre, pero la reacción final del Real Madrid, encabezada por la capacidad atlética de Wendell Alexis (24 puntos) y el poder interior de Branson, volvió a decantar el triunfo del lado visitante por un apretado 79-83.

Ese mismo curso, los aurinegros volverían a caer en el Ríos Tejera. Fue el 16 de enero del 88, y ya con Winslow y Perry como pareja de americanos de los aurinegros, en lugar de Harper y Phillips. El Real Madrid se impuso por 85-104, pese a los 28 puntos de Germán González, el mejor de los canaristas aquella tarde.

Sin embargo, la historia tenía deparado otro gran duelo entre laguneros y madrileños, coincidiendo además con el debut oficial en la ACB de Drazen Petrovic, flamante fichaje de Ramón Mendoza. Aconteció en octubre de 1988, con el lógico inicio tardío de la competición a raíz de los aún recientes Juegos Olímpicos de Seúl. En un partido memorable, la expectación creada para ver en directo al genio de Sibenik convirtió al encuentro en el acontecimiento del año en la Isla.

Tras alcanzar el descanso 17 abajo (40-57), el CajaCanarias acariciaría la machada a la vuelta de la pausa, guiado por uno de los mejores partidos como aurinegro de Kurt Nimphius (16+10) y por un imparable Dan Bingenheimer, quien tras una segunda parte espectacular en la que anotó 22 de los 34 puntos que hizo aquella anoche, curiosamente sería el protagonista de un desgraciado final para los tinerfeños.

El alapívot de Illinois tuvo en sus manos forzar la prórroga en un Ríos Tejera a reventar cuando se fue al tiro libre con 91-93 en el electrónico y solo cuatro segundos por jugarse, pero erró sus dos lanzamientos antes de que Jou Llorente pusiera el 91-95 definitivo. No defraudó Petrovic en su estreno, al liderar a los suyos con 22 puntos y 4 asistencias; mientras que Fernando Martín acabaría igualmente con 22 puntos y otro debutante, Johnny Rogers, se fuera hasta los 19 y 7 rebotes.
Iberostar Tenerife


Últimos artículos relacionados con CB 1939 Canarias
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-