Artículo

El Draft del March Madness: de Brandon Ingram a Domantas Sabonis
Os presentamos en las siguientes líneas a diez de los futuros protagonistas de la NBA. Talentosos exteriores de gran calidad técnica, interiores de gran dominio, anotadores incansables e incluso el jugador más completo de la historia universitaria. Todos tendrán su hueco en el siguiente Draft de la NBA

Redacción, 17. Mar 2016.- El March Madness es, sin duda, el escaparate perfecto para las futuras estrellas de la NBA. Y es que una gran actuación en el momento adecuado puede cambiar de forma más que notoria el futuro de muchos de los jóvenes talentos de esta competición. Talentos como Kemba Walker o Gordon Hayward dieron el definitivo paso mediático encabezando dos carreras históricas de Connecticut y Butler hasta la lucha por el título. ¿Qué hubiera sido de ellos si ninguno hubiera llegado a la Final Four? Esta es la otra exigente lucha del March Madness: la pelea constante por brillar más que los demás para acabar, finalmente, en los primeros puestos del Draft de la NBA.

Y en las siguientes líneas vamos a conocer a diez de los principales candidatos a estar en los puestos de lotería. Diez focos de atención a no ignorar durante el próximo March Madness; ellos pueden marcar el futuro más inmediato del baloncesto norteamericano.

Brandon Ingram, con el Team USA en el Nike Hoop Summit (Foto Cameron Browne/USA Basketball)

Brandon Ingram (Duke Blue Devils): 16.8 puntos y 6.8 rebotes

  • Estadísticas completas

  • El enésimo talento de la factoría de Mike Krzyzewski es un fabuloso portento atlético de infinidad de recursos técnicos. Brandon Ingram, un alero de 2'06 metros y tan solo 18 años, es el gran candidato a poder discutirle el puesto de número uno al fenómeno Ben Simmons. Su extensa envergadura y su ligero cuerpo hacen inevitables las comparaciones con Kevin Durant, algo que su juego tampoco evita. Ingram es un esbelto exterior de larga zancada capaz de anotar desde cualquier parte de la pista. Eficiente desde la larga distancia (excelente 41.8% en triples), Ingram se ha erigido como el gran líder del imberbe perímetro de los Blue Devils, el actual campeón, y el destino final de Duke en este March Madness marcará notoriamente las posibilidades del alero de ser el futuro número uno de esta generación.



    Jaylen Brown, en el Nike Hoop Summit (Foto Cameron Browne/USA Basketball)

    Jaylen Brown (California Golden Bears): 15 puntos y 5.5 rebotes

  • Estadísticas completas

  • Aunque tuvo ofertas de universidades y entrenadores con mayor pedigrí, este joven alero de 2'01 metros de altura y 19 años confió en la figura de Cuonzo Martin y el proyecto de California para su único curso universitario. Allí, Jaylen Brown ha podido crecer en todos los sentidos antes de dar el salto al Draft de la NBA, en el que será, con total seguridad, una de las cinco primeras elecciones. Brown es un atlético exterior de piernas muy potentes aunque técnicamente aún en evolución. Conseguir fiabilidad en su tiro exterior (escaso 30% en triples) es su siguiente paso para evitar ser un exterior más de grandes highlights y poca trascendencia.

    Kris Dunn (Providence Friars): 16 puntos, 5.5 rebotes y 6.4 asistencias

  • Estadísticas completas

  • En su tercer año en la NCAA, el base de los Friars ha confirmado las excelentes prestaciones que ya dejó en la pasada campaña y se ha convertido en uno de los directores de juego más completos y determinantes del panorama universitario. Kris Dunn, un base de 1´91 metros, potentes piernas y 21 años, es todo un ganador. Un líder dentro y fuera de la pista en una Providence que sueña con regresar a la élite del March Madness tras casi 20 años sin llegar, ni siquiera, al Sweet Sixteen. Dunn es un eléctrico base de gran visión de juego y con un don especial para ser protagonista en los momentos más importantes. Una buena versión de Dunn en este torneo puede significar, finalmente, la presencia del talentoso director de los Friars en las cinco primeras posiciones del próximo Draft de la NBA.

    Jakob Poeltl (Utah Utes): 17.6 puntos y 9 rebotes

  • Estadísticas completas

  • En solo dos años en la competición, Jakob Poeltl ha pasado de ser un interior totalmente desconocido a convertirse en el mejor cinco de la NCAA en los Utah Utes. El austríaco es un pívot de enormes fundamentos técnicos y con una habilidad especial para dominar el rebote. Y es que Poeltl exprime al máximo sus 213 centímetros para agigantarse a ambos lados de la pista. Ofensivamente, Poeltl es mucho más que un finalizador. Letal en el poste bajo (65%TC), la evolución ofensiva del austríaco le puede equiparar a la trayectoria de Andrew Bogut, quizás su mejor reflejo en una NBA que le espera con los brazos abiertos. Tan solo quedan unos meses para que Poeltl se convierta en el primer jugador austríaco de la NBA.

    Jamal Murray, en el último Nike Hoop Summit (Foto Cameron Browne/USA Basketball)

    Jamal Murray (Kentucky Wildcats): 20.1 puntos y 5.1 rebotes

  • Estadísticas completas

  • No es una sorpresa que John Calipari y su mediático proyecto de one-and-done en Kentucky cautivaran a este joven talento canadiense. Jamal Murray, quien debía llegar a la NCAA para la temporada 16/17, decidió reclasificarse y dar el salto a la competición universitaria ya en esta campaña. Después de deslumbrar en el pasado Nike Hoop Summit (fue el mejor jugador del partido con 30 puntos en la victoria del equipo mundial), Murray llegaba a una veloz y perimetral Kentucky con la NBA ya en el punto de mira y los principales expertos ya le colocan en el Top10.
    Murray es un exterior talentosísimo que puede combinar los puestos de escolta y base con gran eficacia. Aunque ha sido especialmente desde el triple donde más ha brillado (destacado 42%), su interesante potencia física y su especial habilidad para ser decisivo en momentos clave han hecho de él una de las principales atracciones de la temporada.

    Buddy Hield (Oklahoma Sooners): 25 puntos (49%TC, 46% T3) y 5.6 rebotes

  • Estadísticas completas

  • El mejor anotador de la temporada es un sensacional jugador de ilimitado talento ofensivo. Buddy Hield, un exterior de 1'93 metros y 22 años, ha revolucionado la competición con sus incontables exhibiciones y la NBA no ha perdido apunte alguno sobre su cautivadora calidad. Los Sooners han firmado su mejor año en el último lustro gracias al acierto de un Buddy Hield que ya destacó (19.8 puntos de media) anteriormente como profesional defendiendo los colores de su país natal, Bahamas, en el Centrobasket del 2014. El líder de esta Oklahoma es un anotador imparable en carrera, muy hábil atacando la canasta y letal desde el perímetro (extraordinario 49.6% en triples). El devenir de los Sooners está en sus manos. En 2007, Blake Griffin rozó la Final Four. ¿Lo conseguirá Hield?

    Ivan Rabb (California Golden Bears): 12.5 puntos (62% TC) y 8.5 rebotes

  • Estadísticas completas

  • Este espigado interior, de 2'13 metros de altura y físicamente aún por acabar de formar, ha cumplido con excelente nota en su primera campaña en la NCAA. Ivan Rabb, al igual que el anteriormente mencionado Jaylen Brown, decidió apostar por el proyecto de California. Cuonzo Martin le ofreció el puesto de cinco titular en un quinteto rápido y móvil, y Rabb, pese a su inferioridad física ante cincos más vigorosos, se ha asentado como uno de los mejores interiores del país. Su increíble facilidad para usar ambas manos y su enorme capacidad competitiva le han hecho ser uno de los interiores más apetecibles del próximo Draft de la NBA.

    Deyonta Davis (Michigan State Spartans): 7.4 puntos (59% TC) y 5.5 rebotes

  • Estadísticas completas

  • Aunque no ha brillado estadísticamente como sus compañeros de generación en esta temporada, el potencial de este exuberante atleta es su gran activo para ser considerado candidato a estar en el Top10 del Draft. Deyonta Davis es uno de los proyectos de este curso que menos minutos ha disputado (tan solo 18.7 por encuentro) pero sus destellos físicos y mentales han sido constantes, convirtiéndole en una pieza esencial del banquillo de uno de los grandes candidatos al título, Michigan State. Davis es un extraordinario defensor, muy hábil en el control del tempo de salto para colocar tapones (hasta 2 por partido de promedio) y dominar el rebote. Dotado de unas condiciones físicas excepcionales, el potencial de Deyonta Davis hará reflexionar a muchas franquicias de la NBA a la hora de dejarle o no dejarle pasar... siempre y cuando Davis decida no quedarse en East Lansing un año más. Y es que el sello Spartan (siempre con Draymond Green como gran referencia) es ya toda una garantía de éxito.

    Domantas Sabonis, con la camiseta lituana (Foto FIBA/Ciamillo-Castoria/Dackus)

    Domantas Sabonis (Gonzaga Bulldogs): 17.4 puntos (61% TC) y 11.6 rebotes

  • Estadísticas completas

  • Evidentemente, con este apellido Domantas debía acabar ligando su carrera con la NBA. Sabonis prefirió un camino distinto a los que empiezan sus pasos en este deporte en España y apostó por la NCAA como escaparate. Y el tiempo le ha dado la razón... ¡y de qué manera! En su segundo año en la pequeña universidad de Gonzaga, lejos de los grandes focos de las grandes conferencias, el pequeño de la saga ha completado una temporada espectacular. Domantas ha crecido de una forma sensacional y ya es uno de los interiores más completos de la competición. Listo y hábil bajo los tableros, mantiene la calidad individual cerca del aro y la visión de juego de su padre. Y como el gran Arvydas, su carrera también merece ser en la NBA y estará, muy probablemente, en los puestos de lotería.

    Denzel Valentine (Michigan State Spartans): 19.4 puntos (44% T3), 7.6 rebotes y 7.6 asistencias

  • Estadísticas completas

  • El único inconveniente que tiene el completísimo alero de los Spartans para no ser elegido entre los diez mejores del próximo Draft es su edad. Y es que Denzel Valentine, quien ha agotado sus cuatro cursos universitarios, ya tiene 22 años (4 más que alguno de sus compañeros de esta clase). Sin embargo, esa es la última preocupación del gran referente de Michigan State, que tras llevar a su equipo hasta la Final Four en la pasada campaña, quiere poner la guinda a una temporada numéricamente fantástica (nunca en la historia de la competición han existido unos promedios similares) con el tercer título de su historia. Pese a sus 1'96 metros, Valentine es un robusto alero de enormes condiciones técnicas capaz de acercarse noche tras noche al triple-doble. La gran incógnita sobre su juego radica en su total necesidad de tener el control del balón, algo que puede complicar su adaptación a la mejor liga del mundo y dejarle fuera, finalmente, de los puestos de lotería.


    El gran ausente: ¿futuro número uno del Draft?

    Ben Simmons, volando hacia el aro en el Nike Hoop Summit (Foto Cameron Browne/USA Basketball)

    Ben Simmons (LSU Tigers): 19.2 puntos (56%TC), 11.8 rebotes y 4.8 asistencias.

  • Estadísticas completas

  • Aunque los números de este extraordinario proyecto de súperestrella son más que destacados, las sensaciones del paso de Ben Simmons por la NCAA son decepcionantes. El australiano no ha podido llevar a su universidad al torneo final y su irregularidad incluso ha hecho dudar a los grandes especialistas sobre si debe o no debe ser el número uno del próximo Draft. Sin embargo, sus privilegiadas condiciones físicas y su excepcional visión e inteligencia de juego le mantendrán en lo más alto. Simmons, a quien ya muchos comparan con el joven LeBron James, es un extraordinario jugador de baloncesto dotado de una condición atlética sobrenatural. Gracias a sus 2'08 metros de estatura, puede alternar los puestos de 4 y de 3, aunque su reducido rango de tiro (tan solo ha intentado 3 triples en toda la temporada) le limita en el perímetro. Simmons deberá trabajar intensamente para enderezar esta gran laguna que podría evitar que se convirtiera un jugador destacado en la historia de la NBA.

    Gerard Solé
    @gsole14

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-