Artículo

F4: Villanova y North Carolina se plantan en la gran final
Los Wildcats firmaron un partido perfecto, superando incluso el 70% en tiros, y se clasificaron para la gran final de este March Madness. Villanova arrolló claramente a Oklahoma (triste participación de Buddy Hield con 9p), mientras que North Carolina impuso su mayor condición física y experiencia ante una combativa Syracuse. El próximo lunes, último y decisivo capítulo de esta edición del March Madness

Redacción, 27. Mar 2016.- Villanova disputará este próximo lunes el partido por el título de la NCAA. Los Wildcats completaron un partido perfecto e infligieron a Oklahoma la mayor derrota de todos los tiempos en una Final Four (95-51). Villanova superó el 70% en tiros (récord en un partido de Final Four) y secó completamente a un ansioso Buddy Hield que acabó con tan solo 9 puntos y un paupérrimo 4/12 en tiros (1/8 en triples). Con Josh Hart como líder (22p), Villanova disputará la gran final de la NCAA ante North Carolina. Y es que los Tar Heels volvieron a ser todo un rodillo y superaron físicamente a una voluntariosa Syracuse, confirmándose como el gran favorito para la gran final.

Histórica paliza de Villanova para alcanzar la final

Villanova Wildcats (#2) 95Oklahoma Sooners (#2) 51

  • Estadísticas finales

  • Partido perfecto de Villanova en la primera semifinal. Los de Jay Wright firmaron una exhibición ofensiva de enorme eficiencia, llegando incluso a superar un escandaloso 70% de acierto en sus tiros de campo. Oklahoma, totalmente sin respuesta, acabó siendo completamente aplastada por el rodillo de unos Wildcats que llegan a la gran final con la moral por las nubes y con el mérito de haber conseguido la mayor diferencia histórica en un partido de Final Four.

    Y eso que Buddy Hield apareció con ganas en los primeros minutos de encuentro. El bahameño tardaba tres minutos en clavar su primer triple (en un precioso step-back) y daba las primeras ventajas a sus Sooners. Sin embargo, los Wildcats tomaron el control rápidamente y llevaron el choque a una dura batalla física y de minimización de errores a ambos lados de la pista. Y en esas circunstancias se agigantó la figura de Josh Hart.

    Con 7/8 en tiros y 15 puntos en la primera mitad (23 en total), Hart se echó a su equipo a la espalda y fue el gran estilete ofensivo de una Villanova que secó completamente el juego en ataque de su rival. Hield apenas tocaba el balón y los Sooners se desesperaban una y otra vez chocando contra el férreo muro de unos Wildcats que ya dominaban por 42-28 al descanso.

    Gracias al buen inicio de segunda mitad de Oklahoma, con Jordan Woodard (12p, el mejor de los suyos) como principal referencia, parecía que el partido podría igualarse, especialmente después de una canasta pícara del base tras fallar un tiro libre. Sin embargo, todo quedó en mero espejismo. El golpe de los de Jay Wright en los siguientes minutos fue más que letal y acabaron despedazando a su rival con la mayor victoria de todos los tiempos en un partido de Final Four




    Desde el esfuerzo coral de toda su rotación (espectacular mate de Bridges tras pase de touchdown de Jenkins en la jugada del partido), los Wildcats impusieron su entereza física y acabaron arrollando sin piedad a una Oklahoma que deja Houston por la puerta de atrás y con el rabo entre las piernas tras un impactante récord negativo que, sin duda, quedará marcado a fuego en el alma de los Sooners.

    Tras semejante exhibición, ¿es incluso ahora esta Villanova de récord favorita para la gran final? No apuesten en contra de ellos. Por hambre y voluntad, no será.


    North Carolina sacó su físico rodillo para estar en la gran final

    Syracuse Orange (#10) 66North Carolina Tar Heels (#1) 83

  • Estadísticas finales

  • North Carolina estará en la gran final de la NCAA tras superar en un completo partido a una combativa Syracuse. Los Tar Heels fueron muy superiores cerca del aro y supieron rentabilizar la ventaja conseguida en la primera mitad desde la paciencia ofensiva y el control del rebote a ambos lados de la pista. Los de Boeheim, sin embargo, salieron más conectados al inicio del choque y con triples de Malachi Richardson y Tyler Lydon se mantenían por delante tras los primeros minutos.

    Los Tar Heels fueron, entonces, de menos a más, imponiendo su mayor capacidad física para dominar el rebote y los puntos en la pintura (26 en los primeros veinte minutos). Ni el desacierto total desde el perímetro (0/9 en triples) impedía que los de Roy Williams llegaran al descanso con ventaja de 28-39. Syracuse sucumbía una y otra vez ante el físico privilegiado de unos Tar Heels que supieron mantener (e incluso ampliar) la ventaja en la segunda mitad.



    Buena salida de los hombres de Roy Williams tras el descanso, sin ninguna intención de dar alas a una Syracuse que ya ha demostrado que es capaz de superar cualquier mal momento. Con la versatilidad de Justin Jackson (16p) y el acierto desde media distancia de Brice Johnson (16p-9r), North Carolina tomaba un interesante colchón aún con muchos minutos por delante (35-51; min, 25). Los chispazos de Malachi Richardson (17p) y Trevor Cooney (22p) y una intensa presión a toda pista intentaban meter a Syracuse de nuevo en la contienda, pero esta UNC anotó sus primeros dos triples (Paige y Pinson) cuando más los necesitaban, frenando el empuje de una Syracuse que, aunque no dejó de luchar hasta el último segundo, sucumbió a la veteranía y oficio de esta North Carolina

    Y es que el buen papel de todo el colectivo Tar Heel (gran dirección de Joel Berry, autor de 10 asistencias) acabó sentenciando a una Syracuse a la que le faltaron más argumentos a ambos lados de la pista para poder competir bien. North Carolina confirma, pues, su condición de favorita y será el rival de Villanova en la gran final de la NCAA. Un cartel impresionante para la disputa del título en el NRG Stadium de Houston ante más de 70.000 locos por este campeonato. El próximo lunes, último y decisivo capítulo de esta edición del March Madness

    Gerard Solé
    @gsole14

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-