Artículo

Juanjo López, más de una década de fidelidad caísta desde Madrid
El CAI Zaragoza rindió este domingo homenaje a Juan José López, un aficionado que divido su corazón entre el club maño y el Movistar Estudiantes

Zaragoza, 4 abr. 2016.- Es un 'basketlover' especial. Juan José López es un madrileño de 59 años que ha sabido compartimentar perfectamente su corazón en dos sentimientos deportivos por los colores que venera: CAI Zaragoza y Movistar Estudiantes. La 'marea roja' le ovacionó este domingo cuando Joan Sastre le hizo entrega en nombre del CAI Zaragoza de una camiseta con el dorsal 12 y su nombre y firmada por la plantilla rojilla por sus doce años siguiendo a nuestro equipo, al que, desde Madrid, viene a ver cada domingo con los Inchas Lleons.

Foto CAI Zaragoza

“Mi suerte es doble porque tengo dos equipos a los que sigo y animo: uno es Estudiantes, el de la localidad donde vivo, Madrid, y el otro el CAI Zaragoza, el de la ciudad que me acoge y me hace sentirme como en casa”, rememora desde que comenzó esta aventura de dos caras, “desde cuando el CAI estuvo en LEB. Desde ese momento contacté con Inchas Lleons. Esa amistad se afianzó a raíz de que Rafa Vidaurreta, del que éramos de su Peña, formara parte de la plantilla del CAI Zaragoza”, recuerda Juanjo de aquella campaña 2005-2006.

De los viajes en autobús al confortable AVE, Juanjo ha recorrido esos 300 kilómetros decenas de veces, sin olvidar otros trayectos para seguir al equipo zaragozano. “Al CAI Zaragoza le sigo no sólo en la Liga, sino también en alguna ocasión en la pretemporada (Guadalajara) y algo más reciente en la Eurocup, contra el Trento en Zaragoza. Le he seguido en las Copas del Rey de Vitoria y Málaga”, además de lucir “esas mismas prendas en dos canchas de la NBA”, comenta.

Echando la vista atrás, lejos queda ya “animar detrás del banquillo del equipo visitante en los tiempos de la LEB, hacer los desplazamientos de Madrid a Zaragoza en autobús y regresar ya de madrugada”, comenta con cierta nostalgia. Su liturgia le lleva a ver acercarse con antelación al Príncipe Felipe “dos horas antes de un partido. Me gusta ver entrar a los jugadores y saludarles, ya que del baloncesto me gusta hasta el calentamiento”, dice Juanjo.

Para él, un derbi no es un problema, no sufre, no se lamentan en su ideario binario por su afición deportiva. “En los enfrentamientos entre ambos siempre gano. Es una suerte ser dual. El azul del Estudiantes y el rojo CAI son mis colores favoritos y a los dos sigo y animo aunque en Estu me dicen que sopy un poco más del CAI”, comenta quien se refugia en la grada con “los Inchas Lleons en Zaragoza. En Madrid soy de la Peña Rafa (Vidaurreta), de la cual fui cofundador”, explica.

En cuanto al CAI Zaragoza, este madrileño se siente talismán porque en la estadística “vence la casilla de las victorias al de las derrotas. He visto y sufrido cómo nos quedábamos a las puertas de subir a la ACB, tanto como disfrutado posteriormente al ver que sí se lograba”, recuerda. “Lo mismo soy algo raro. Ya sé que no es normal querer por igual y lograr como un camaleón pasar de un color a otro. Es mi personal forma de ser, de ver y entender la vida, donde lo que más valoro es a la gente y al trato que se tiene. Por eso mi especial cariño y agradecimiento a Inchas Lleons por lo bien que me acoge y al CAI Zaragoza por el buen tratamiento que me dispensa”, reconoce agradecido.

Con todo ello y con el reconocimiento que se le tributó en el Príncipe Felipe, el del domingo no ha sido un partido más. “La verdad es que no pensé que me iba a emocionar tanto como me emocioné, alguna lagrimilla me cayó, estaba como en una nube. Hasta que no salí del pabellón no me di cuentas que llevaba el nombre detrás y una dedicatoria de los jugadores en la camiseta. Me felicitaron tanto de Inchas como de la Demencia”, comenta después de agolpar sus emociones caístas en el templo rojillo.
Tecnyconta Zaragoza


Últimos artículos relacionados con Basket Zaragoza 2002 S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-