Artículo

Lo mejor del March Madness 2016: gestas imposibles y momentos eternos
El gran torneo de la NCAA llegó a su fin con el título conseguido para Villanova. Unos días más tarde, es momento para echar la vista atrás y recordar, con especial cariño, todo lo que nos ha dejado este March Madness. Un triple histórico para llegar a la gloria final, últimos chispazos de talento antes de llegar a la NBA o, simplemente, instantes de pura magia que quedarán en la fantástica historia de esta extraordinaria competición

Redacción, 7 Abr 2016.- Finalizó la temporada universitaria 2015/2016 con el título de Villanova. Una temporada fantástica en la que hemos podido disfrutar de un completísimo March Madness que nos ha dejado grandes imágenes para el recuerdo, empezando desde un ya histórico tiro ganador de Kris Jenkins para elevar a los Wildcats a la gloria eterna. Pero también hubo momento para tiros imposibles, exhibiciones imparables, mates y tapones demenciales y aciertos decisivos. Todo esto y mucho más, en tan solo un mes de auténtica locura.


Kris Jenkins, héroe de una final para el recuerdo

Sin duda, la imagen del March Madness. Una final extraordinaria entre dos de los mejores bloques del país que acabó resolviéndose en 20 segundos de pura magia. Ante la mirada de más de 70.000 espectadores en el NRG Stadium de Houston, Villanova se proclamó campeón por segunda vez en su historia tras un asombroso último triple de su último héroe, Kris Jenkins. Pero la final nos dejó mucho más que esos últimos 4,4 segundos. No se olvidarán tampoco los vuelos de Brice Johnson, la aparición inesperada de Phil Booth en la mejor noche de su carrera o el triple alucinante de Marcus Paige...




La remontada apoteósica de Texas A&M

Lo nunca visto. Del 69-57 al 71-71 en tan solo 44 segundos. La demostración perfecta de que en este deporte nada es seguro hasta la bocina final. Texas A&M mostró al mundo que la palabra imposible no existe. Los Aggies remontaron 12 puntos de desventaja en el último minuto ante una Northern Iowa que acabaría siendo esclava de su ansiedad y precipitación. La fórmula kamikaze de los de Billy Kennedy, con una presión extenuante a toda pista, funcionó a la perfección. Texas A&M acabaría ganando el billete al Sweet Sixteen en la prórroga, aunque sería eliminada en dicha ronda por la Oklahoma de Buddy Hield.




El tiro imposible de Paul Jesperson

Tras la canasta en penetración de Isaiah Taylor, parecía que el duelo entre Texas y Northern Iowa iba a necesitar una prórroga para definir su ganador. Sin embargo, este torneo tiene una magia especial que hace que lanzamientos a la desesperada como este tiro de media pista de Paul Jesperson acaben entrando. Un lanzamiento perfectamente ejecutado y con una parábola certera para acabar golpeando el tablero antes de entrar. This is Madness




¿El mayor upset de la historia reciente del torneo?

La extraordinaria machada de Middle Tennessee ante toda una favorita al título como Michigan State ya ha sido considerada una de las mayores sorpresas de la historia reciente del March Madness. Los Spartans, que partían como segundo cabeza de serie, fueron a remolque durante todo el partido de su rival, que firmó una excelsa exhibición de juego, carácter y talento para completar el gran momento de la primera ronda del torneo final de la NCAA.




La remontada de Syracuse ante Virginia

Después de 30 minutos de juego, el dominio de Virginia parecía incontestable en su duelo ante Syracuse en el Elite Eight. Los de Jim Boeheim caían por 15 puntos y nada aparentaba indicio alguno de que el partido se podía igualar. Pero los Orange apretaron líneas en su intensa y cerrada defensa zonal y secaron las ideas de unos Cavaliers que pasaron minutos y minutos sin encontrar el aro y sin poder frenar a Malachi Richardson. El alero completó un enorme segundo tiempo para acabar llevando a Syracuse a la gran Final Four.




Adiós al mejor anotador de la competición: Buddy Hield

El bahameño disputó sus últimos minutos como universitario en este March Madness. La trayectoria de Buddy Hield, quién ha explotado especialmente esta temporada hasta elevar sus promedios hasta los 25 puntos por encuentro, ha sido fantástica durante toda su carrera en Oklahoma. Hield acaba su carrera universitaria como el mejor anotador de la historia en su conferencia, la Big12, tras completar una colosal participación en este torneo. En el recuerdo siempre quedarán sus 37 puntos para eliminar a Oregon en el Elite Eight...




Ryan Arcidiacono, MVP del March Madness

El torneo del gran líder espiritual del campeón, Ryan Arcidiacono, fue reconocido de la mejor forma posible. El base fue nombrado como mejor jugador del March Madness después de haber sido una de las piezas más importantes, ronda tras ronda, de esta Villanova. Arcidiacono no ha tenido ni una mala noche y ha convertido a la regularidad en su mejor arma. 14 puntos ante UNC Asheville, 16 ante Iowa, 21 frente a Miami, 13 para eliminar a Kansas y llegar a la F4 y, finalmente, 15 en la histórica paliza ante Oklahoma en semis y 16 puntos en la gran final. Fiabilidad impecable... ¿con futuro en Europa?




Sonrisas, lágrimas y emoción en las dos primeras rondas

La primera semana de competición fue un cúmulo de grandes momentos que quedarán para la eternidad. Vivimos enormes sorpresas como las victorias de Arkansas Little Rock, Middle Tennessee o Yale en primera ronda. También hubo momento para las canastas al límite, desde el triplazo para empatar de Josh Hagins hasta el acierto ganador de Bronson Koenig ante Xavier, sin olvidar el tiro imposible de Paul Jesperson. Y tampoco faltaron las lágrimas de emocionados vencedores o, simplemente, de desolados derrotados que ponían fin a su paso universitario. Cuatro días de intensidad, lucha, pura energía y, como en todo torneo, sonrisas y lágrimas.




Brandon Ingram, ¿candidato al número uno del Draft?

El alero de Duke es el gran opositor al fenómeno Ben Simmons para ser elegido como futuro número uno del próximo Draft de la NBA. Y su paso por el March Madness, sin duda alguna, estuvo al nivel de un líder de generación. Brandon Ingram deslumbró noche tras noche, aunque no pudo evitar la eliminación en el Sweet Sixteen ante una mejor Oregon. Sus 23 puntos (con un acierto de casi el 50%) y 6,3 rebotes por encuentro son un motivo más para que las franquicias NBA piensen en el joven talento como posible número uno.




La confirmación de Domantas Sabonis

Extraordinaria participación del pequeño de la gran saga en este March Madness. Domantas Sabonis lideró a Gonzaga hasta el Sweet Sixteen jugando un baloncesto fantástico. El lituano elevó sus registros de temporada hasta un prodigioso promedio de 19,7 puntos y 14,4 rebotes, confirmándose como uno de los mejores interiores de la competición. Su siguiente paso será la NBA y Sabonis ya entra en las quinielas para estar en el Top15 del próximo Draft.

Gerard Solé
@gsole14

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-