Artículo

Michael Hawkins: Sobriedad norteamericana que sí fue bien en el Barça
Quiere convertirse en entrenador, ya sea personal o de equipo. “Mi carrera profesional no fue fácil. Fui de equipo a equipo, de país en país, de menores a mayores ligas

Hawkins, con el FC Barcelona

Redacción, 12 Abr. 2016.- La principal virtud de Michael Hawkins es que no acaparaba el juego siendo base, lo cual puede ser un punto muy positivo o muy negativo si se juega en dos equipos tan grandes como él lo hizo en España: primero el Barcelona (2000-01) y luego el Real Madrid (2002-03). En los azulgranas le salió perfecto, en una temporada que quizás hubiese acabado en triplete de no ser por la apendicitis de Pau Gasol que los dejó fuera de la Euroliga; en los blancos, bastante peor, siendo cortado a las pocas semanas de llegar.

En la sobriedad de Hawkins resistía pues su encanto y su perdición. Rodeado de grandes jugadores, no se pedía de él que absorbiese muchos tiros, sino más bien que llevase el balón a pista de ataque y que no se metiese en líos. Defensivamente sí era un jugador más típicamente americano: potente de piernas y muy pegajoso con su 1,81.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Endesa Basket Lover
Últimos artículos relacionados con M. Hawkins



© ACB.COM, 2001-