Artículo

USK Praga – UMMC Ekaterimburgo: Semifinal con aroma de final
La reedición de la pasada supercopa y final de la Euroliga vuelve a presentarnos los contrastes del poderoso UMMC Ekaterimburgo, con Alba Torrens y Sancho Lyttle a la cabeza, frente al orgulloso USK Praga de Laia Palau y Marta Xargay

Redacción, 14 Abr. 2016.- El vigente campeón de la Euroliga y Supercopa europea frente al equipo con, posiblemente, la mejor plantilla de Europa. Ese el atractivo cartel que inaugurará la Final Four de la Euroliga Femenina 2016 este próximo viernes.

Con el recuerdo de las dos últimas finales ganadas, USK Praga tratará de seguir siendo la particular pesadilla de un UMMC Ekaterimburgo que, tras años de no conseguirlo, busca el título por el que cada año construye grandes equipos. El duelo, además, esconde un atractivo enfrentamiento entre cuatro españolas: por un lado USK Praga contará con las bases Laia Palau y Marta Xargay, por otro lado Alba Torrens y Sancho Lyttle dan consistencia y energía al equipo ruso.

Se tratará de un duelo de estilos donde Diana Taurasi (máxima anotadora de la Euroliga con 2,8 puntos de media) encabeza en Ekaterimburgo un listado de estrellas donde se encuentran Brittney Griner, Emma Meesseman, Sandrine Gruda o Kristi Toliver. Por su parte, Praga apela al colectivo sin dejar de lado el talento de las Kia Vauhgn, Sonja Petrovic o Katerina Elhotova.

(Foto FIBA Europe/Elio Castoria)

De pronóstico incierto, el campeón llega seguro de sus opciones, pero quitándose presión y favoritismo ante la envergadura del rival. “Después de lo que ocurrió el año pasado, son cosas que quedan en el corazón de la gente y, como la estructura es la misma, sabes que lo has hecho y sabes que lo puedes repetir”, señala Laia Palau. Empero, la base recuerda que “Ekaterimburgo es el máximo favorito por jugadora y presupuesto. La baza que veo es que seguimos yendo sin presión”. Un sentir que comparte Marta Xargay. “La presión es para Ekaterimburgo ¿cuántos años lleva sin ganar con los equipazos que tiene?”, se pregunta.

Cierto, la historia más reciente habla de dos finales perdidas por un equipo cuya exigencia siempre es máxima y que en esta ocasión confía en haber aprendido las lecciones del pasado para encontrar la fórmula victoriosa frente al equipo checo. “Creo que siempre se puede aprender del pasado, tanto de buenas como no tan buenas experiencias. El equipo, Ekaterimburgo, tiene objetivos muy ambiciosos pero a la vez sabemos y somos conscientes de lo difícil que resulta conseguirlos”. Por esta razón en el equipo “no pensamos más allá que con el partido contra USK Praga, y en prepararlo para llegar al 100% en todos los sentidos. Esta es una de las lecciones que he aprendido durante mi carrera deportiva, trabajar e ir día a día”, asegura Alba Torrens.

La alero balear confía, además, que el buen momento del equipo se prolongue este fin de semana. “El equipo ha ido creciendo a lo largo de la temporada. Desde el inicio de la temporada uno de los objetivos marcados era llegar a la FF, se ha trabajado duro día a día para llegar hasta aquí. Creo que los últimos partidos de grupo en Euroliga, como de Liga Rusa fueron buenos, con buenas sensaciones pero todos sabemos lo que significa jugar una Final Four, solo un partido, una oportunidad y solo vale ganar”, dice. Para Alba “tendremos que mostrar nuestro mejor nivel para conseguir la victoria contra un grandísimo equipo como es USK Praga”.

“Una semifinal de Final Four, sea quien sea el rival, siempre motiva. Cuando juegas con el vigente campeón, tienes todo el respeto y a la vez toda la motivación ya que nuestro objetivo es conseguir la victoria”, afirma Torrens.

El elogio es recíproco y desde la capital checa no se duda en destacar el potencial de su temido adversario. “Nadie quería Ekaterimburgo porque jugando ellas bien y nosotras bien, ganan ellas”, asegura Laia Palau. Sabedora del potencial físico y técnico del conjunto ruso, la máxima asistente de la competición (7,1 asistencia por partido) cree que para ganar deben “tener un día maravilloso como el de la Supercopa”.

(Foto EFE)

Si hablamos de claves para resolver el encuentro, Marta Xargay tiene claro que su equipo debe buscar que las rivales “jueguen cinco contra cinco y evitar el contraataque porque en 30 segundos puedes ir 15 abajo”. La joven jugadora piensa que muchas opciones de victoria pasan por “llegar al final partido igualado” donde la presión del favoritismo pese a UMMC Ekaterimburgo.

Laia visualiza un partido de control donde el equipo minimice los errores para “evitar que ellas lleguen y pam, pam, pam, y en un momento te meten un parcial con el que ganan”. La capitana de la selección apuesta por “tirar los tiros correctos con rebotes que no salgan rápido, amarar el partido. Algo de lo que cree que USK Praga es capaz de hacer. “Este equipo me gusta porque cometemos pocos errores. Hacemos un baloncesto ordenado”, añade.

Alba Torrens también tiene sus claves y considera que "es importante controlar las emociones, fuera y dentro de la pista. Plantear un partido muy serio, tácticamente y físicamente. Y competir desde el minuto uno hasta el minuto 40”. La alero sabe que no será fácil desarrollar el alegre juego ofensivo que habitan porque “Praga es un gran equipo, y siempre nos ha planteado partidos complicadísimos, nos ha ganado en ocasiones y le hemos ganado en otras pero en partido siempre igualados”.

“El nivel de anotación deberá ser alto pero eso ya lo tenemos porque si Kia Vaughn, Sonja Petrovic y Katerina Elhotova, tienen el día tonto anotan mucho y luego si nosotras nos animamos a tirar esos cinco tiros nuestros y las metemos...”, dice Laia. “Sí, esos días que tiras cinco veces y metes 10 puntos” añade con una sonrisa Marta Xargay. Sea como sea el partido, seguro que será un gran espectáculo.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-