Nota de agencia

El último partido de Raül López en Badalona
El base del Dominion Bilbao Raül López jugará este domingo el último partido de su carrera en el Palau Olímpic de Badalona, la que fue su casa durante sus años de formación en los equipos inferiores del Joventut y donde jugó dos temporadas completas en la liga ACB (1998-2000)

ACB Photo / Ekaitz Otxoa


Badalona (Barcelona), 22 Abr. 2016 (EFE).- Alfred Julbe le hizo debutar con 18 años un 30 de abril de 1998 contra el Caja San Fernando en el último partido de la liga regular y el base de Vic dejó una magnífica tarjeta de presentación, con tres triples de tres intentos, 10 puntos y 4 asistencias.

Cuatro temporadas antes llegó a Badalona procedente del CB Vic, donde Josep Claret, un ojeador de la Penya, lo descubrió. En su primer año en el club, solo entrenaba con el equipo cadete. Su padre le traía desde Vic -a unos 70 kilómetros de Badalona- dos veces a la semana para participar en los entrenamientos.

"Al principio tuvimos dudas. Pero al final del primer año vimos que era un jugador que valía mucho la pena por sus condiciones físicas, técnicas y por el interés que ponía en el juego. No había dudas",
explica el técnico Miquel Nolis, que lo acogió en su casa cuando ya se instaló en Badalona definitivamente.

Nolis evita las comparaciones con otros grandes bases que pasaron por sus manos como José Antonio Montero o los hermanos Jofresa pero no duda en calificarlo como "uno de los jugadores más agradecidos a los que he entrenado".

Aparte de su talento y condiciones para el baloncesto, el ahora técnico del Basquet Alella destaca la "capacidad de aprender" que tenía el ahora base del Dominion Bilbao.

"Era una esponja y lo captaba todo. Aprendía de los entrenadores, de sus compañeros, de lo que veía por la tele o de los partidos de la ACB en el Palau Olímpic",
recuerda Nolis.

En la temporada 1998-1999, Julbe no dudó en apostar por López, en detrimento del norteamericano Andre Turner, para darle la batuta del equipo junto a Iván Corrales, formando una pareja de bases procedentes de los equipos inferiores de la Penya.

En el verano de 1999, López se colgó la medalla de oro en el Mundial Junior junto a Pau Gasol, Juan Carlos Navarro y Felipe Reyes, entre otros, formando parte de la mejor generación de la historia del baloncesto español, los denominados 'Juniors de oro'.

En su segunda temporada en Badalona, la 1999-2000, Raül López ya adquirió el rango de primer base junto a otro ilustre verdinegro,Rafa Jofresa, que volvió a Badalona tras un año en el Barcelona.

Tras dos campañas en Badalona, el base catalán fichó por el Real Madrid en el que fue el segundo traspaso más caro pagado por un club de la ACB después del de Milan Gurovic por el Barcelona en la historia del baloncesto español hasta ese momento.

Al final de su primer año en Madrid, en 2001, Utah Jazz lo eligió en el puesto 24 del 'draft' de la NBA, convirtiéndose en el segundo jugador formado en la Penya elegido por un equipo de la liga profesional norteamericana, después de José Antonio Montero (1987).

Nolis considera que la "calidad y clase" del base han permitido a Raül López seguir jugando al más alto nivel hasta los 36 años, tras lesionarse dos veces en la misma rodilla, lo que condicionó su carrera en la NBA en la que solo estuvo tres temporadas (2002-2005) con los Utah Jazz.

"Podría haber jugado más años y hecho historia en la NBA de no haber sido por las lesiones. Su precisión en el tiro es parecida a la que tiene Stephen Curry y su inteligencia es extraordinaria",
concluye el que fuera su entrenador en Badalona.




© ACB.COM, 2001-