Artículo

Álvaro Rodríguez: Las detalladas memorias de un base alto de Sevilla
"Vivo en Sevilla, donde nací. Estoy casado con mi preciosa mujer Begoña y tengo dos niños, que siguen la estela de su padre jugando en el Maristas San Fernando", dice

Álvaro Rodríguez, con su mujer, Begoña, en la actualidad

Redacción, 27 Abr. 2016.- Han pasado casi tres años desde que contactamos con Álvaro Rodríguez para que nos contase un poco sus recuerdos en el baloncesto. Se trata de un base alto sevillano que llegó a debutar en ACB con el Caja San Fernando y también con el Cáceres a principios de los 90. Ha merecido la pena esperar y aquí tenemos su apasionado y extenso relato, en el que no falta ni un detalle.

“Echo la vista atrás y a penas tengo la certeza de saber cuando empecé a jugar al deporte de la canasta, si lo sé es por mis padres y hermanos mayores que me cuentan que “desde siempre” y es que en mi familia el baloncesto ha estado muy presente en nuestras vidas. Si, desde que nací estuve pegado al balón, el recuerdo en los recreos y patios del colegio Maristas San Fernando son los que mejor llegan a mi cabeza, todo el día botando, con la ventaja de tener dos hermanos (Javier y Miguel), que me dejaban jugar con ellos y así progresar a más velocidad. Todo era respirar baloncesto, desde tirar a canasta en los tiempos muertos de los partidos de mis hermanos, hasta llegar a mi padre Miguel Rodríguez, hombre de la federación española y sevillana de baloncesto, “alma mater” del baloncesto sevillano."

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Endesa Basket Lover



© ACB.COM, 2001-