Artículo

Keith Tower: El ex pívot del Lobos al que una biblia cambió su vida
Lo llamativo de su historia se remonta a su etapa con los Magic, cuando cambió su vida por completo a nivel espiritual. Según cuenta, el propietario del equipo de Orlando, Rich DeVos, hizo un regalo navideño inesperado a los jugadores: en lugar de algún aparato electrónica de última generación, les entregó una biblia

Keith Tower, en la actualidad

Redacción, 10 May. 2016.- Keith Tower no impresionó con sus números en el Cantabria Lobos 98-99, pero sí gustó su capacidad de jugar en equipo y querencia por el trabajo menos agradecido. Era el típico jugador blanco de 2,10 especialista en la defensa y demás aspectos ‘de intendencia’. Con 5,6 puntos y 4,2 rebotes en 18 minutos lo normal es que hubiera sido cortado dentro de la exigencia a los americanos de la época, pero no fue así, lo que indica desde luego que su rendimiento estaba por encima de las estadísticas.

Tower llegó iniciada la campaña en sustitución del díscolo Torraye Braggs. El equipo seguramente necesitaba más un jugador de sus características, que no quisiese tanto el balón. Nuestro protagonista de hoy era básicamente un currante, como demostró durante toda su carrera. Nacido en Montana, jugó para la prestigiosa Notre Dame desde 1988 a 1992 y tuvo que pasar un año en la CBA hasta conseguir su primera oportunidad en la NBA, en Orlando Magic. Después tendría otras dos, en Clippers y Bucks, pero no jugaría más de 53 partidos en la mejor liga del mundo. Tuvo experiencias en Argentina, Japón y Polonia antes de su llegada a Torrelavega y se retiró en 2002 jugando en la ABA.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Endesa Basket Lover



© ACB.COM, 2001-