Nota de agencia

Raptors y Heat decidirán al finalista que falta en la Conferencia Este
El ganador se convertirá en el decimoquinto equipo que consigue el pase a las finales de conferencia después de haber ganado las dos series anteriores agotando el calendario de competición

Houston (EEUU), 14 may. 2016 (EFE).- El gran baloncesto individual y de equipo no ha estado presente en la serie de playoffs de semifinales de la Conferencia Este, pero los Raptors de Toronto y los Heat de Miami le han dado suspense y emoción al forzar el empate a 3-3 al mejor de siete y en el séptimo tendrán que decidir al finalista.

Se trato del todo o nada que ambos equipos van a vivir por segunda vez consecutiva en lo que va de competición de la fase final ya en la primera serie los dos también tuvieron que definir su suerte en el séptimo partido.

(Foto EFE)

El jugar en su campo del Air Canada Centre le da algo de ventaja a los Raptors que buscarán conseguir el pase a las finales por primera vez en su historia.

Los Heat y saben lo que es estar en las finales y conseguir también tres títulos de liga, pero sería la primera vez y también el primer equipo en la NBA que jugaría unas finales de Conferencia después de haber remontado dos marcadores adversos de 2-3 en series consecutivas de playoffs.

Además tienen el aliciente especial de que un triunfo más y la clasificación a las finales en la Conferencia Este les dará la oportunidad soñada de enfrentarse a su exjugador estrella, el alero LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, que los dejó hace dos temporadas.

Al margen que se pueda dar un gran espectáculo deportivo, lo que si está garantizado es que hay mucho en juego en el partido y que la igualdad volverá a estar presente, como también la intensidad física y de contacto.

Tanto Raptors o Heat, el equipo que consiga la victoria, se unirá a los Cavaliers, Warriors de Golden State y Thunder de Oklahoma City en la lucha por el título de la NBA.

"Por eso estamos en esta etapa, para que se nos exija, se nos ponga a prueba y se nos desafíe", declaró el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, que se siente cómodo con la presión. "No hay desafío mayor que el séptimo partido".

Los Heat, el pasado viernes, superaron la primera prueba de fuego al ganar el sexto partido (103-91), evitar la eliminación y forzar el séptimo y decisivo.

El equipo de Miami ganó el séptimo partido en la primera ronda tras imponerse a los Hornets de Charlotte, y lo propio hicieron los Raptors con los Pacers de Indiana, que a pesar de su inconsistencia en el juego pusieron siempre en aprietos al equipo canadiense.

Los Raptors están confiados que la historia se va a repetir de nuevo y el domingo puedan haber hecho historia con su primera clasificación a unas finales de la Conferencia Este.

"El séptimo partido en la primera ronda fue un poco más reñido", admitió el base estrella de los Raptors, Kyle Lowry. "El encuentro de este domingo será salir a la cancha y atacar el aro, dado que no tenemos otra opción ni estrategia si queremos ganar", agregó.

Cierto que cada equipo es distinto y lo mismo sucede con la temporada, pero los desenlaces favorables no han sido la constante en la historia de los Raptors, que acumulan marca de 2-6 cuando han tenido oportunidad de eliminar a un rival.

Los Raptors perdieron el séptimo partido de locales hace dos años ante los Nets de Brooklyn, equipo en el que jugó el actual alero del Heat, Joe Johnson, que le ha dado mayor consistencia a la ofensiva de los Heat tras la baja por enfermedad del pívot Chris Bosh

Pero Lowry y su compañero el escolta DeMar DeRozan han anotado en conjunto un promedio de 42.7 puntos en la serie y reúnen una eficacia ofensiva de 38 por ciento.

"Estaremos entre la espada y la pared"
, reconoció el alero de los Raptors DeMarre Carroll. "El séptimo partido se jugará en nuestra cancha, con nuestra gente. ¿En qué lugar mejor se puede estar?, pero al final lo que cuenta es que hay que ganarlo".

Los Heat han demostrado que ante las lesiones y las dificultades han vuelto a encontrar el camino de superarse y demostrar que también saben como ganar.

El equipo de Miami ha ganado sus últimos cuatro séptimos partidos, y están con la posibilidad de unirse a los Lakers de Los y Celtics de Boston como los únicos equipos que han ganado cinco encuentros consecutivos de la fase final y tienen marca de 7-1 en los ocho duelos en los que se jugaban la eliminación.

De alguna manera, Miami ha ganado sus últimas tres series en las que ha estado 2-3 abajo, lo que demuestra que es un equipo preparado para jugar bajo presión.

Los jugadores decisivos como el escolta Dwyane Wade y el base esloveno Goran Dragic, líderes encestadores de los Heat, están convencidos que es el momento de dar un extra cuando se encuentren en el campo como lo hicieron en el sexto.




© ACB.COM, 2001-