Nota de agencia

Miribilla despide con cariño y devoción al 'mago' Raül López
Con su familia y amigos muy cerca de él, Raül López tuvo una emotiva despedida donde no faltaron los agradecimientos y las lágrimas de felicidad

Ramón Orosa. Bilbao, 22 may. 2016 (EFE).- La afición de Miribilla ha despedido con cariño y devoción al 'mago' Raül López, un jugador al que ha idolatrado durante sus años en el Bilbao Basket y al que ha querido rendir tributo a pesar del varapalo sufrido minutos antes, cuando un triple a la desesperada de Joan Sastre, desde campo propio y sobre la bocina, ha dejado a su equipo sin el Playoff.

El número 31 de su dorsal y la Ü con diéresis de su nombre en catalán pintados en el parqué de la cancha del Bilbao Arena ya avanzaban lo especial de un día en el que Bilbao y el baloncesto español han dicho adiós a uno de sus iconos y gran estrella de su época más dorada.

Un "aurresku" de honor, como corresponde en tierras vascas a este tipo de momentos, abrió un homenaje al que colaboraron a través de un vídeo compañeros de Raül a lo largo de su carrera. Desde los hermanos Pau y Marc Gasol a Juan Carlos Navarro, pasando por Felipe Reyes, Ricky Rubio, Sergio Llull, Jorge Garbajosa, Carlos Cabezas, Germán Gabriel, Berni Rodríguez, Roger Grimau, Dairis Bertans y sus inseparables Alex Hervelle y Alex Mumbrú.

Entres regalos del Bilbao Basket y de sus peñas, y con niños a su alrededor con camisetas todos los equipos en los que ha jugado (Vic, Joventut, Real Madrid, Utah Jazz, Akasvayu Girona, Khimki y Bilbao Basket), Raül se ha dirigido a los aficionados, por momentos muy emocionado y casi sin poder hablar.

(ACB Photo / Arrizabalaga)

"Me he sentido muy querido, como en ningún lado", ha llegado a decir el talento de Vic, al que la grada de Miribilla ha despedido con una frase que resume claramente tanto su perfil como jugador como el impacto emocional que deja en sus seguidores: "el mago se va, su magia se queda".

Esa frase, escrita en una pancarta colgada en la grada, la ha recogido el presidente del club bilbaíno, Xabier Jon Davalillo, para glosar la figura de uno de los jugadores más carismáticos que ha pasado por la entidad que preside.

No se ha olvidado Raúl de lo sucedido minutos antes en su discurso de despedida, sin quitar un átomo de trascendencia al homenaje recibido: "el deporte a veces es cruel".

"Lo que ha pasado no estaba en el guión, pero ver todo esto ... es un día muy grande. Había pensado muchas veces qué podría decir si llegaba ese momento y siempre pensaba que iba a decir 'no me retiro'. Pero tener la oportunidad de vivir esto ..."
, ha agradecido.

También se ha acordado de los malos momentos, hace dos temporadas, con el club a punto de desaparecer por problemas económicos: "hemos luchado mucho para que este club siga vivo y poder ayudar a seguir adelante es mas que suficiente".

"Me he sentido muy querido, como en ningún lado. Es muy importante saber retirarse a tempo y ha llegado el momento"
, ha resumido sus sensaciones, sus sentimientos y las razones que le llevan a dejar el baloncesto en activo.

Posteriormente, ha firmado la Ü pintada en la cancha, ha dado la vuelta a la pista saludando a los aficionados y se ha retirado a los vestuarios por el pasillo que le hacían sus compañeros, con los que ha hecho una piña en la que ha recibido un abrazo especial de su amigo Mumbru, a quien también se le saltaban las lágrimas.

El 'mago' se ha ido, pero su magia -Miribilla lo tiene claro- se ha quedado esparcida por el parqué del Bilbao Arena.

Últimos artículos relacionados con Raül López



© ACB.COM, 2001-