Artículo

Stratos Perperoglou y el triunfo de los registros
Tras un primer triunfo de brillantez casi perfecta, el Barça Lassa supo sufrir en el segundo partido para colocar el 2-0. Con el registro Perperoglou, que levantó el partido en el último cuarto, añadiendo registros ganadores al conjunto azulgrana

Perperoglou, decisivo (ACB Photo/V. Salgado)

Redacción, 6 Jun. 2016.- Cuando Stratos Perperoglou firmó en verano por el FC Barcelona Lassa se aludía recurrentemente a su “experiencia”, como si de un cajón capaz de contenerlo todo se tratara. La “experiencia” se reserva, claro, para el que no viene a ejercer de líder, para el jugador al que no se le caerán los puntos de la manos partido tras partido, para aquel con el que no se asocia el talento en primer término.

Y, de ese inmenso cajón, Perperoglou sacó en el último cuarto del segundo partido de semifinales ante el Laboral Kutxa Baskonia 9 puntos, 4 rebotes y 14 de valoración, poniéndolos al servicio del triunfo del Barça Lassa. Del 2-0 en la eliminatoria. Stratos el sobrio, el experto, el hombre curtido en mil batallas griegas, eclipsaba la pléyade de talento azulgrana para convertirse en un game changer cuya relevancia terminará de calibrar la serie y el desenlace de la temporada de los de Xavi Pascual. “Ha sido un jugador determinante para nuestra reacción”, le regalaba el técnico la merecida mención en rueda de prensa.

Terminado el tercer cuarto, el alero griego sumaba dos puntos, un rebote y uno de valoración en 12:33 minutos. Saldría de inicio en el último periodo, para ejercer de factor diferencial. “Ha estado clave en el partido de hoy, con nueve puntos en el último cuarto”. Pascual tenía muy clara la aportación numérica de Perperoglou, al que se acostumbra a elogiar (o a obviar) por ese balón que palmea para que Hanga no capture el rebote ofensivo, por ese rebote y salida en transición que termina en falta de Shengelia, por el juego sin balón que le permite generar ventajas incluso en saques de fondo, por la posibilidad de generar desajustes en el poste bajo. Todo eso es, también, el último cuarto de Stratos Perperoglou.

Porque, si algo contrataba el Barça Lassa en verano eran registros. “Hemos jugado mejor de lo que el marcador refleja, pero también hemos sabido competir en momentos de debilidad”, declaraba Pascual tras el choque, en lo que sería el inicio del elogio a la capacidad de su equipo para llegar a la victoria mediante distintas circunstancias.

El del primer partido de la serie fue el del dominio espectacular, el del derroche de efectivos, el del talento que acostumbran a ejemplificar los Ante Tomic y Tomas Satoransky, con la justa medida de Juan Carlos Navarro. Los hombres para los que el talento siempre estará antes que la experiencia en el diccionario de la opinión pública.

El del segundo sería el de las múltiples caras de Pau Ribas, el del cuerpo a cuerpo de Samardo Samuels, el de los pequeños instantes de frialdad asesina de Brad Oleson... y el de Stratos Perperoglou.

“Me siento bien”, concedía lacónico el alero tras el partido. “Estamos al final de la temporada, es nuestro último objetivo como equipo, queremos ganar el título”. Uno de los que él ya conoce: tres Euroligas, una Intercontinental, cuatro Ligas griegas, tres Copas griegas y una turca y una Supercopa Endesa, esta misma temporada, con el Barça Lassa. “Tienes que sobrevivir. Habría sido malo para nosotros perder en nuestra casa. Todo el mundo luchó duro, jugamos mejor defensa, cogimos los rebotes y logramos algunas canastas importantes”. Especialmente él, que le dio la vuelta al partido en el cuarto definitivo, con una canasta al poste bajo ante Hanga, y dos tiros libres que colocaban un 61-60 que ayudaría a sostener hasta el final del encuentro. Los nueve puntos de diferencia final fueron toda su anotación en ese cuarto periodo. Nueve tantos que conforman un registro cuyo dominio añade las variantes que necesita un contendiente al título.



“Esto es Playoff. Cada partido es diferente, empiezas de cero. Puedes ganar por 30 puntos en el primero y el segundo partido será totalmente diferente”, explicaba Stratos, todavía con el hielo aliviando su rodilla en el vestuario. “Es importante mostrar ese carácter y ser capaz de ganar el partido”, sabedor de que los caminos hacia el triunfo son tan diversos como vigente el 2-0. “Has de saber ganar en cualquier registro, y hoy lo hemos hecho en un registro diferente”, lo explicaba Pascual.

Cuando la brillantez de Tomic no logró culminar el gancho que iba a colocar el 63-60, apareció Sasha Vezenkov para un vital rebote ofensivo que, desde el polo opuesto, establecía ese mismo 63-60 que perseguía el croata. Pero los registros son permeables, y Perperoglou les dibujaba nuevas fronteras, más allá de las lindes conocidas, a partir de un bloqueo de Tomic para acabar con una extraordinaria canasta en fade away desde la esquina.

Y las fronteras de los registros se acaban de diluir mientras Hanga encima a Perperoglou, poniendo a prueba su manejo de balón en espacios cortos. Y Stratos sufre para mantener el control de balón, le ofrece la espalda al húngaro y saca el brazo para crear una distancia que el bote no logra. Para terminar plantándose, gracias al bloqueo de Tomic. Y ahí, cuadrándose en el 6,75, Perperoglou recobra el equilibrio corporal que siempre ha necesitado para el acierto: 70-64 para el Barça Lassa.

Desde marzo hasta el final de temporada, venía mostrando una versión más plana y menos trascendente: 5 puntos y 2,7 de valoración en los últimos 13 partidos de liga regular. “En este momento de la temporada todo el mundo tiene pequeñas lesiones, algún dolor, pero todo el mundo deja esto de lado y da lo mejor para el equipo”, contestaba sobre las circunstancias en las que cuerpo asoma a esta recta final. Su salto en Playoff habla: cuatro partidos y 10,5 puntos y 11 de valoración en 20,75 minutos.

“Intentamos usar los jugadores que mejor están en cada momento y a partir de ahí encontrar el camino para ganar. A veces serán unos, otras serán otros”, repetía Pascual, sosteniendo esa idea de la longitud, la virtud y los registros. En el que tal vez sea el equipo de la Liga Endesa donde los conceptos de primera y segunda unidad guarden menor sentido –su técnico ha renegado de esos preceptos–, Perperoglou apareció para crear registros ganadores. Poniendo al Barça Lassa a un paso de la Final.

David Vidal
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con S. Perperoglou
Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-