Nota de agencia

Green considera que los Warriors son mejores que los Lakers del "Showtime"
Draymond Green, líder de los Warriors en el segundo triunfo frente a los Cavaliers, ha asegurado que su equipo está jugando mejor que los Lakers del histórico "Showtime"

Oakland (EEUU), 6 jun. 2016 (EFE).- Los Warriors de Golden State ya tienen en su poder una ventaja de 2-0 en las Finales de la NBA después que ganaron por paliza de 110-77 a los Cavaliers en el segundo partido de la serie que disputan al mejor de siete, y el ala-pívot Draymond Green, que fue el líder, considera que su equipo es mejor que el de Los Ángeles del histórico "Showtime".

"No es el momento de las comparaciones, pero primero nos dijeron que podíamos superar la marca de los Bulls de Chicago y lo hicimos y ahora podríamos estar jugando mejor que los Lakers del 'Showtime'", declaró Green, que aportó 28 puntos después de anotar cinco triples.

Foto EFE

Green reconoció que no salió con la intención de ser el líder en ataque, pero el equipo movió muy bien el balón, le dieron la opción de tirar a canasta y el balón le entró toda la noche.

"No es mi misión la de encestar, ni llegué al partido con la idea de hacer más tiros a canasta, simplemente se dieron así las circunstancias y las aproveché", destacó Green. "Si tienes la oportunidad de hacerlo se debe aprovechar".

El base Stephen Curry, que llegó a los 18 puntos, dijo sentirse feliz por el triunfo la manera como respondió de nuevo el equipo en todas las facetas del juego.

"Lo que más me impresiona es la concentración que cada uno tenemos en hacer lo que nos corresponde en el campo y la ver que podemos aun mejorar en el rendimiento, algo que sería increíble", destacó Curry. "Estamos a dos partidos de ganar un título, pero todavía tenemos que hacer el trabajo", subrayó Curry. "Sería una trampa pensar que hemos resuelto todo y que tenemos la fórmula para derrotar a Cleveland, que no tiene ya oportunidades en la serie. No debemos pensar así".

Sin embargo, los Warriors también reconocieron que el viajar a Cleveland con la ventaja de 2-0 es una garantía de que no van a sentir ningún tipo de presión en el tercero y cuarto partido de la serie, a disputarse a partir del miércoles en el Quicken Loans Arena.

Además, los jugadores de los Warriors también reivindicaron la gran defensa que el equipo ha jugado a la hora de controlar la clase encestadora del alero estrella LeBron James y el base Kyrie Irving.

"Tenemos jugadores que son muy buenos en defensa y cada día lo están demostrando en el campo", destacó Steve Kerr, el entrenador de los Warriors, que admitió estar sorprendido por el margen de puntos que lograron en la victoria. "Es lo que a veces sucede en la NBA, que todo te sale bien y otras llenas de complicaciones".

Kerr admitió que la eliminatoria no ha hecho más que empezar, dado que la historia en Cleveland será muy diferente y el equipo no debe perder la concentración y el convencimiento que todavía no han conseguido nada.

Mientras que por los Cavaliers, su figura, James, que anotó 19 puntos como máximo encestador, admitió que nada les había salido bien y nunca tuvieron opción al triunfo.

"Simplemente nos vencieron", declaró James. "No ganamos nada. En ningún aspecto del juego hemos podido superarlos esta noche".

James admitió que no sabía exactamente que es lo que tendrían que hacer de cara al tercer partido porque en los dos primeros no les funcionó nada.

"Es difícil para mi poder decir que es lo que no nos ha trabajado en concreto y lo que podríamos cambiar", reflexionó James. "Obviamente, no fue mucho lo que nos salió bien, especialmente en ataque".

Por su parte, el entrenador interino y novato de los Cavaliers, Tyronn Lue, admitió que las 18 perdidas de balón, incluidas siete de James, no favorecieron para nada al equipo y tendrán que mejorar en esa faceta del juego.

"Tenemos que jugar más duro y con mayor consistencia si queremos cambiar la inercia de la serie", señaló Lue, que no sabía como iba evolucionar el ala-pívot Kevin Love que se tuvo que retirar en el cuarto periodo al sentir mareos como consecuencia del golpe que recibió en la cabeza en el segundo. "Sabremos más cuando regresemos a Cleveland".




© ACB.COM, 2001-