Artículo

Rubén Garcés: El panameño que era un seguro de esfuerzo bajo los tableros
Según cuenta, tras su inminente retiro tiene en mente dirigir a la selección de su país: "Preparado estoy, pero pienso que primero debo darme a conocer por acá"

Rubén Garcés sigue jugando con Panamá... a sus 41 años (Foto EFE)

Redacción, 23 Jun. 2016.- Han pasado siete años desde que Rubén Garcés disputó su último partido en España y muchos no le han olvidado. Era uno de esos jugadores súper prácticos, fundamentales para los que los de al lado luciesen. Él se dedicaba a lo suyo: defender, rebotear, taponar, luchar por cada balón, mantener su cuerpo siempre tenso.

Una pieza muy interesante, como demostró la gran recepción que tuvo siempre en el mercado nacional, sobre todo a raíz de conseguir la nacionalidad. Desde el 2001, en Valladolid, al 2009, en Zaragoza, totalizó 270 partidos en la máxima categoría, con promedios de 10,6 puntos y 7,4 rebotes en 25 minutos. Entre medias, dos temporadas en Lugo, una en el Estudiantes y tres en el Pamesa Valencia. Consciente de sus habilidades, no se salía fuera a tirar ni a hacer tonterías (solo siete triples lanzados en todo ese tiempo... y ninguno anotado). Lo suyo era el choque, el cuerpo a cuerpo.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Endesa Basket Lover



© ACB.COM, 2001-