Nota de agencia

Kevin Durant, a por el oro... sin presión
"Estoy ilusionado con los grandes jugadores que tenemos a nuestra disposición y convencido de que vamos a realizar una gran labor cuando comiencen los Juegos", afirma

Foto EFE


Redacción Deportes (EEUU), 19 Jul. 2016 (EFE).- El alero estrella Kevin Durant junto con otros 11 jugadores de la NBA, que forman el equipo nacional de baloncesto de Estados Unidos, comenzaron en Las Vegas (Nevada) la preparación de cara a los Juegos de Río y su objetivo no es otro que revalidar el oro olímpico conseguido en Londres 2012.

Durant,
nuevo jugador de los Warriors de Golden State, y el resto de sus compañeros de selección completaron la primera jornada de trabajo bajo la dirección del entrenador nacional Mike Krzyzewski, sin que se hablase de las estrellas que se habían dado de baja y si del compromiso de seguir siendo un equipo ganador.

Tanto Krzyzewski como el director ejecutivo de la USA Basketball, Jerry Colangelo, destacaron que a pesar de la baja de estrellas como LeBron James y Stephen Curry, el equipo formado tenía una gran calidad y muchísimo talento, lo que demostraba lo positivo del programa establecido para formar a la selección nacional.

Krzyzewski
también destacó la importancia de tener ya formado al equipo que va a viajar a Brasil y ahora lo único en lo que había que centrarse era en trabajar para familiarizarse unos con otros como equipo.

"Estoy ilusionado con los grandes jugadores que tenemos a nuestra disposición y convencido de que vamos a realizar una gran labor cuando comience la competición olímpica",
destacó Krzyzewski, que estará por última vez al frente del equipo, ya que para Japón 2020 estará el legendario Gregg Popovich, actual entrenador de los Spurs de San Antonio.

Entre los seleccionados el sentir general es que formar parte del equipo nacional de Estados Unidos en unos Juegos Olímpicos es lo más grande que se podía alcanzar y están mentalizados para no defraudar a nadie.

Ninguno de ellos se mostró presionado por la responsabilidad de defender la medalla de oro ya que consideraron que al final, aunque sean unos Juegos Olímpicos, de lo que realmente se trata es de jugar al baloncesto."Eso es precisamente lo que hace que no tengamos ningún tipo de presión sino que debemos ser conscientes de que necesitamos jugar a nuestro mejor nivel", declaró Durant, que con la ausencia de James y Curry surge como el líder natural del equipo, a pesar de que también está el alero Carmelo Anthony, un veterano de tres Olimpiadas, con el compartirá galones.

Anthony, el jugador franquicia de los Knicks de Nueva York, se convierte en el primero en la historia del baloncesto de Estados Unidos que jugará por cuarta vez unos Juegos Olímpicos.

Durant fue categórico cuando dijo que nadie hablaba de líder, estrellas o quien iba a jugar, simplemente estaban mentalizados y comprometidos a jugar al máximo como equipo.

"Nuestra meta está muy clara, es salir en cada partido y conseguir la victoria",
subrayó Durant. "No es el momento de ponerse ningún tipo de presión extra. Todo lo contrario, debemos prepararnos con tranquilidad, disfrutar del proceso, estar concentrados cada día y llegar a tope a la competición".

Eso fue lo que comenzaron a realizar los otros seleccionados como el pívot DeAndre Jordan, de Los Ángeles Clippers, el ala-pívot Draymond Green, de los Warriors, y su compañero de equipo el escolta Klay Thompson.

El resto de los jugadores que componen el equipo nacional estadounidense son el alero Paul George (Indiana), el base Kyrie Irving (Cleveland), DeMar DeRozan y Kyle Lowry (Toronto), el pívot DeMarcus Cousins (Sacramento), Harrison Barnes (Dallas) y Jimmy Butler (Chicago).

La selección de Estados Unidos jugará cinco partidos amistosos de preparación antes de viajar a Río de Janeiro a principios de agosto y sus rivales serán Argentina, dos veces contra China, Venezuela y Nigeria.




© ACB.COM, 2001-