Artículo

Estados Unidos silencia el canto del cisne argentino (105-78)
Pese a comenzar mandando por hasta 10 puntos (9-19), Estados Unidos pasó por encima de su rival con un parcial 27-2 con el que negó cualquier opción a la sorpresa. Durant, 27 puntos, siete rebotes y seis asistencias, fue la estrella del epílogo argentino

Redacción, 18 Ago. 2016.- Estados Unidos superó con claridad a Argentina (105-78) y se clasificó para semifinales de los Juegos olímpicos toda vez que el conjunto argentino sólo pudo aguantar un cuarto ante la mejora defensiva que experimentó el equipo estadounidense.

Con ya hicieran otras selecciones en Rio, Argentina salió en un plan contestatario gracias a un gran Facundo Campazzo (13 puntos y tres asistencias) y llegó a verse 10 puntos arriba en un sorprendente inicio de encuentro (9-19). Sólo Kevin Durant (27 puntos, siete rebotes y seis asistencias) parecía estar a al altura en Estados Unidos, pero entonces algo cambió y los norteamericanos se pusieron en modo apisonadora para lograr un parcial 27-2 con el que ponerse por delante (36-21) y ya no abandonar el liderato en el marcador.

Estados Unidos logró recuperar confianza y se mostró convincente en lo que supuso el adiós de la generación dorada de una Argentina que despidió orgullosamente a los eternos Carlos Delfino, Manu Ginóbili, Andrés Nocioni y Luis Scola.

(Foto FIBA)

Por más que Estados Unidos se conjurará antes del encuentro para cambiar la situación de los últimos encuentros, la realidad fue que Argentina salió al encuentro con las misma irreverencia de anteriores rivales del equipo norteamericano y, después de tres minutos, también ganaba (5-10). Tres penetraciones de Facundo Campazzo producto de su hiperactividad evidenciaron dos cosas: que Facu no tiene miedo ni al más gigante de los americanos y que la defensa de Estados Unidos está muy lejos de lo deseado y esperado en esta Olimpiada.

Estados Unidos entró fuera de ritmo y sólo Kevin Durant tenía el acierto y la vergüenza torera para responder a un equipo argentino mucho más limitado en energía pero que a base de coraje y una inteligente lectura de los pecados del rival siguió mandando en el encuentro. La suerte de Mike Krzyzewski y sus jugadores fue en estos minutos la total superioridad reboteadora (cinco rebotes ofensivos en cinco minutos), sino el desastre hubiera sido descomunal y más viendo que Campazzo y Txapu Nocioni se alinearon para poner un sorprendente 9-19.

Ese fue el momento del click en los estadounidenses y una canasta de Klay Thompson abrió un parcial demoledor. Tan cruel como real: siete minutos de gran esfuerzo argentino fue minimizado por tres latigazos de un rival tocado en el orgullo. Llegó lo inevitable y DeMarcus Cousins entró en pista para castigar con kilos el cansancio de Scola (15 puntos y nueve rebotes) y voltear definitivamente el marcador.

Argentina había planteado un bello alegato contra la lógica, pero un parcial 27-2 le devolvió a la realidad (36-21). Por fuera Kevin Durant fue un martillo anotador (18 puntos al descanso) y por dentro Cousins (15 puntos) evidenció la superioridad física (12 a 5 en rebotes en el primer cuarto) de los norteamericanos.

Para entender el cambio en el partido se puede hablar del cansancio de los argentinos, de la entrada de Paul George (17 puntos y ocho rebotes) como falso cuatro en los norteamericanos, pero lo único evidente fue que Estados Unidos mordió en defensa y dejó a Argentina cinco minutos sin anotar.

La consecuencia de un minuto bueno de la defensa americana puede ser ganar un partido, para Argentina cinco minutos supuso verse 20 abajo antes del descanso (47-27). Los de Sergio Hernández siguieron con rotaciones y variantes ofensivas en busca de la solución al problema, pero daba igual porque los 11 balones perdidos en la media parte era reflejo de sus dificultades para superar la actividad de brazos y piernas de un rival definitivamente avasallador. En todo caso un parcial de 2-11 aligeró el drama del marcador para dejarlo en 16 puntos de desventaja.

Ya puestos en faena Estados Unidos y Argentina salieron a pecho descubierto en un tercer cuarto bello en anotación, pero de poco provecho para una Argentina que venía de atrás y siguió estando muy lejos porque, de momento, a intercambio de golpes nadie gana a Estados Unidos. Éste instalado cómodamente en los 20 de ventaja se limitó a contrarrestar los buenos minutos de Manu Ginóbili (14 puntos y siete asistencias) con un poco de show de Durant o Carmelo Anthony.

El último cuarto, más allá de lo meramente deportivo, nos dejó la despedida de una generación argentina que es historia viva del baloncesto del siglo XXI. Se entró en él viéndoles crecer y en Rio de Janeiro Delfino, Ginóbili, Nocioni y Scola vieron su epílogo. No fue el que querían escribir cuando vinieron, pero poco le importó a su afición, ese sexto argentino durante todos estos años, y su infatigable hinchada les dio el último gran aliento. Argentina se nos fue, pero queda su bello recuerdo.

ESTADOS UNIDOS105
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MEFF
4J, Butler2373/80/21/142241001189
5*K, Durant28272/47/92/2770613002134
6*D, Jordan1321/20/00/04220000025
7K, Lowry2351/11/40/066020104189
8H, Barnes530/21/10/011000001-12
9D, Derozan863/30/00/033001000-110
10*K, Irving16113/40/25/643130202912
11*K, Thompson1942/20/60/04221020291
12D, Cousins13156/100/03/3211101231915
13P, George20177/91/50/2844030332823
14D, Green1310/40/11/23122211062
15*C, Anthony1372/71/30/15232000476
Total10530/5611/3312/1754371721811620135128


ARGENTINA78
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MEFF
4*L, Scola(C)29154/92/71/21010001504-2510
5*M, Ginobili26143/62/72/332171002-1316
7*F, Campazzo27136/80/21/132194403-1921
8N, Laprovittola1650/21/42/254120401-113
9N, Brussino1120/10/22/222010002-22
10C, Delfino1030/01/30/000010100-211
12M, Delia300/20/00/000000000-9-2
13*A, Nocioni31122/92/42/253200210-237
14G, Deck921/20/00/011010002-43
19L, Mainoldi521/10/00/02200001025
29*P, Garino2284/40/30/022010001-118
35R, Acuña521/20/00/01011000013
Total7822/468/3210/1242321023616215-13577

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-