Nota de agencia

España, otra vez ante el muro de Estados Unidos, ahora por la final
La selección española se volverá a ver en una cita olímpica, esta vez en semifinales, contra Estados Unidos después de las dos finales en Beijing 2008 y en Londres 2012

España se va con una sonrisa (Foto: FIBA)

Río de Janeiro, 18 Ago. 2016 (EFE).- España se reencuentra este viernes en Río de Janeiro (15:30; 20:30 en España) de nuevo con el muro de Estados Unidos, una pared inaccesible que no pudo escalar ni en Pekín 2008 ni en Londres 2012, a pesar de intentarlo con todas sus fuerzas y llegar a poner en un brete al poderoso Team USA, en ambas ocasiones en la pelea por el oro olímpico.

Esta vez el choque más esperado en la última década en el mundo del baloncesto será 'solo' por alcanzar el partido definitivo, una cita un peldaño atrás para los dos equipos que han dejado claro en Arena Carioca 1 ser los mejores de los dos grupos en disputa.

Pero España no hizo los deberes en el arranque y las dos derrotas agónicas frente a Croacia y Brasil, dos equipos ya eliminados, han lastrado en la clasificación las excelentes sensaciones mostradas en en los tres últimos encuentros. Así, terminó segundo de grupo y, como castigo, Estados Unidos en el cruce de semifinales.

No obstante, los de Sergio Scariolo están contentos, casi eufóricos, por las prestaciones mostradas ante rivales de la entidad de Lituania, Argentina y Francia. Tres triunfos arrolladores y con guarismos de paliza: 109-59 a los bálticos, 92-73 a los albicelestes y 92-67 a los galos.

Pero más que esos 94 puntos de diferencia a tres combinados que llegaron a Río con sueños de metal, lo que ha impresionado de la selección ha sido la incontestable manera de conseguirlos.

Lituania no llegó a tener opción (26-11 al final del primer cuarto), Argentina sorprendió con un 0-8 de salida, pero ahí se quedó (22-11 para el minuto 7) y Francia solo aguantó el primer cuarto (19-16) antes de ceder en el segundo (43-30) y ver imposible el choque a partir del tercero (55-35 en el minuto 24).

Nikola Mirotic y Rudy Fernández están siendo decisivos en estos últimos partidos aprovechando desde la línea de tres los espacios que genera un Pau Gasol que llegó corto de forma y que va mejorando, independientemente de sus estadísticas, a cada partido que pasa.

Ante Francia, con una pequeña contractura en un gemelo y en su peor partido en lo numérico, el pívot catalán fue clave en la intimidación para que Francia no viese aro.

No tan buenas sensaciones ha dado el combinado de estrellas NBA, claramente a menos en la primera fase y más contundente en cuartos ante la brava, pero escasa de efectivos, veterana y cansada Argentina.

Hasta tres equipos han llegado a discutirle el triunfo a los de Mike Kzryzewski, superados por momentos por Australia hasta la aparición de Carmelo Anthony (88-98); a punto de llegar a la prórroga frente a Serbia, que gozó de un triple sobre la bocina de Bogdan Bogdanovic para empatar (94-91); y apurado por Francia con un otro triple sobre el pitido final de Antoine Diot que sí entró (100-97).

También Argentina le incomodó unos minutos en cuartos (9-19), pero rápidamente puso las cosas en su sitio y para el segundo cuarto habían resuelto el problema (35-21 en el minuto 12).

Kevin Durant, Carmelo Anthony y Kyrie Irving está siendo el trío que lidera el doce del Coach K, con DeMarcus Cousins y DeAndre Jordan como jugadores claves en la pintura y buenos partidos también de Paul George y Klay Thompson.

Un gran equipo, quizás menos impresionante que otras veces, pero más que favorito para el oro. Aunque si a algún rival se le concede alguna opción de ganarle es al de Gasol y compañía. Que este viernes tendrá su oportunidad.




© ACB.COM, 2001-