Nota de agencia

Sergio Scariolo: "Esta selección cambió la mentalidad del deporte español"
Tras asegurar su segunda medalla olímpica al frente de la selección, Sergio Scariolo se confesó feliz y orgulloso por el éxito logrado. Sobre su continuidad al frente de España, el técnico eludió la cuestión para no distraer la atención del éxito conseguido

Río de Janeiro, 21 ago (EFE).- El italiano Sergio Scariolo, técnico de la selección española de baloncesto, destacó la importancia del bronce logrado en Río 2016, en una situación "complicada desde el principio" que contempló un nuevo éxito del básket hispano, capaz de cambiar la mentalidad del deporte español.

"Este equipo y los jugadores que vendrán y el deporte español en general debe mucho a los jugadores veteranos que están en nuestro equipo y a los que lo han dejado en años anteriores. Han cambiado la forma de ver el deporte de elite en nuestro país. Me encontré un gran nivel deportivo pero bajo en competitividad cuando llegué a España. Ellos han sabido cultivar la ambición y la autoexigencia de una forma contagiosa", destacó el técnico.

Scariolo, a gritos desde la banda (Foto FIBA)

Scariolo subrayó la dificultad del triunfo y de la conquista de la medalla, lograda ante un gran rival a lo largo del torneo. "Estamos felices y orgullosos de este logro. Esta medalla es la conquista máxima de cualquier profesional que se dedique al deporte. Lo logramos de nuevo tras un partido muy difícil y el valor es grandioso por el nivel de nuestro rival, que fue sólido durante los ocho partidos. Fueron difíciles y muy competitivos y tenemos que dar crédito a nuestra victoria", relató Scariolo.

"Se lo agradezco a mis jugadores por la actitud y compostura en un momento tan difícil. Fue un año difícil con una cancha difícil con dos derrotas al inicio, algo poco habitual. Nos recuperamos, estuvimos de pie y pudimos llegar a nuestro objetivo, lograr una medalla y estamos felices y orgullosos", indicó el preparador español.

Sergio Scariolo rechazó que este plantel haya culminado un ciclo por eso no quiso hablar de legado. "No quiero hablar de legado. Lo que pueden transmitir a los jóvenes es que sea lo que fuere en su club cuando se llega a la selección uno debe aceptar el papel que le llegue, con jugadores espectaculares. Un rol menor al del club pero hay que hacerlo pensando en el grupo siendo compañero de equipo", manifestó.

El seleccionador de España destacó, en general, el compromiso de todo el equipo. "Si uno quiere llegar al nivel más alto de competición tiene que entregarse al máximo. Hacen todo lo que pueden por no ser un agujero en el equipo", explicó. Este equipo tiene una enorme disciplina como equipo, atento, que acepta las rotaciones y sustituciones porque juegan 30 minutos y aquí", dijo.

En este sentido tuvo palabras especiales para el base José Manuel Calderón, que apenas ha disfrutado de minutos, y de Juan Carlos Navarro y Felipe Reyes.

"A Jose Calderón tengo que decirle que muchas gracias. Sabía cual era su papel desde el principio. Fue el único jugador con el que conversé antes de venir. Y era para decirle que eran tres en su puesto, un profesional serio y maduro y tuvo una actitud que superó sus expectativas. Merece ese reconocimiento"
, subrayó.

"Navarro es nuestro capitán. Lo ha sido con muchos minutos en cancha y ahora lo ha sido con menos minutos en la pista. Le debemos mucho como líder silencioso. Y Felipe Reyes, el único que no tiene nada que ver con la NBA de ellos pero si hubiera ido allí, la NBA se hubiera enamorado de este jugador, un ejemplo para todos, de entrega. Que solo por estar ahí con dureza y convicción se puede ser líder sin dar grandes discursos a los demás", indicó el técnico.

Punto y aparte merecieron los elogios a Pau Gasol. "Es uno de los grandes secretos. Cuando el líder del equipo es una persona respetuosa y educada que valora el trabajo del entrenador y así lo transmite a los compañeros es una bendición. Hemos trabajado juntos durante muchos años y todos estamos contentos de ayudarle. Cada uno lo hace con naturalidad y alegría. Con conciencia de que Pau se lo merece. Es un líder como debe ser. Sin despotismo, con clase y motivación", describió Scariolo, feliz también por la gente.

"La gente ama a su equipo y celebra los triunfos de su equipo en la calle. Ese es el premio. saber cuanta gente que ni conoces te lo dice. Contribuimos en hacer feliz, durante un ratito a la gente, lo apreciamos y eso reconforta", concluyó.

Sobre su continuidad en la selección, Scariolo quiso aparcar la cuestión para no abstraer la atención del triunfo conseguido contra Australia en Río 2016.

"No es el día para decir si voy a seguir. Valoro esta medalla olímpica como los oros y las platas de otras ocasiones. Dadas las circunstancias desde antes de empezar y durante la competición, esto es un grandísimo éxito que no hay que distraer con otras consideraciones. Solo quiero dar un gran valor a todo esto", apuntó Sergio Scariolo.

El preparador cumple su compromiso con la selección al final de los Juegos Olímpicos.

Últimos artículos relacionados con S. Scariolo



© ACB.COM, 2001-