Artículo

Jugadores "clínicamente probados" en Fuenlabrada
El servicio médico oficial del Montakit Fuenlabrada gestionado por Premium Madrid IMS ha estado realizando esta última semana las pruebas médicas necesarias para certificar el estado de salud y de forma de los jugadores del conjunto fuenlabreño que, según el "doc" Gilberto Díaz, "en general es muy bueno y algunos casos en concreto es excepcional"

Fuenlabrada, 23 Ago. 2016.- Como cada nueva campaña, el gong de inicio de la pretemporada pasa por la cinta de correr, los electros... pruebas específicas altamente necesarias para averiguar el estado de salud de los deportistas antes de que se sometan a la etapa más exigente del año.

Los primeros en pasar por la clínica que gestiona Premium Madrid IMS, servicio médico oficial del Montakit Fuenlabrada, en el pabellón Fernando Martín fueron los jugadores nacionales y los jóvenes del Montakit Fuenlabrada, después se han ido sucediendo según llegaban de sus respectivos orígenes.

Moussa Diagne, pasando las pruebas médicas en Fuenlabrada (Foto Montakit Fuenlabrada)

El reconocimiento realizado se compone de tres fases según expone Gilberto Díaz, médico del equipo: "En la primera realizamos una analítica de sangre para ver el estado de ciertos componentes sanguíneos que nos puedan orientar sobre si existe algún déficit o algún tipo de patología que podamos diagnosticar. En segundo lugar un examen morfo-funcional, ortopédico y del aparato músculo-esquelético para valorar la condición física general, articular, muscular, tendinosa de los jugadores". Sergio Vázquez, fisioterapeuta del equipo, continúa: "Buscamos posibles alteraciones estructurales y funcionales. Basados en la prevalencia de las lesiones habituales del baloncesto analizamos varias zonas en concreto, pero el estudio es global para poder encontrar posibles debilidades que pudieran presentar los jugadores y establecer mejores herramientas de prevención para que disminuyan las lesiones a lo largo de la temporada. Dentro de este apartado se desarrolla un reconocimiento ortopodológico para estudiar la postura estática del pie en descarga y en carga, la biomecánica de la marcha que un factor importante dada la superficie sobre la que juegan, el calzado que emplean y los pies tan grandes".

Entre prueba y prueba los jugadores pasan una entrevista personal donde explican sus hábitos alimenticios, de actividad y su historial de problemas de salud: "Nos informamos de si existen lesiones antiguas y si hay que trabajar específicamente algún ejercicio o modificar algún gesto técnico", apunta Gilberto.

"Por último estudiamos la condición cardiovascular mediante un electrocardiograma y una espirometría en reposo, y después la prueba de esfuerzo cardiológico. Esto nos ayuda a intuir posibles alteraciones cardiológicas o respiratorias para disminuir los riesgos de muerte súbita y obtener así un análisis más exhaustivo de su estado" que además de ser la prueba más popular es "lo oficial y lo que el CSD determina que debe superar un deportista para que sea apto para poder realizar un deporte profesional", explica el fisio del Montakit Fuenlabrada.

"Sin embargo los reconocimientos actualmente han evolucionado más allá, y además de esta prueba hemos incluido los análisis que comentaba para poder tener un conocimiento mucho más amplio del deportista, que disminuya no sólo el riesgo de muerte súbita sino el riesgo de lesiones deportivas, y que involucre al jugador en la responsabilidad que conlleva su salud y el cuidado de la misma", un factor verdaderamente importante para la vida y carrera de un deportista profesional.

Al respecto de esta evolución que han vivido las pruebas médicas de los equipos deportivos, el médico del conjunto fuenlabreño apunta un ejemplo clarividente: "El desarrollo tecnológico dentro de lo que es la medicina ha aportado grandes avances en la globalización por ejemplo de la ecografía, antes ni se pensaba aplicarla en campos como el deportivo y hoy es una herramienta más como pueda ser el fonendoscopio".

El resultado de todo el despliegue de estudios mencionados concluye en la elaboración de "un informe clínico global de todos los datos que hemos obtenido donde nos fijamos fundamentalmente en aquellas debilidades que pudieran presentar determinados jugadores, una vez encontradas pasamos a desarrollar tareas preventivas basadas en ejercicio físico, se ponen en común con el cuerpo técnico para establecer conjuntamente trabajos individualizados y trabajos colectivos que sirvan como herramienta de prevención de lesiones", comenta Sergio Vázquez.

"Estas pruebas son una primera aproximación al estado de los jugadores en la pretemporada que después iremos siguiendo durante la competición", señala Gilberto Díaz. "En pretemporada vamos a estar especialmente pendientes de la condición física que traen los jugadores tras las vacaciones y como ir adaptándola para el inicio de liga, hay que vigilar lesiones pasadas, evitar nuevas y sobre todo estar al tanto del estado cardiovascular que es muy importante en períodos de preparación".

Como conclusión la visión global que se lleva el médico del Montakit Fuenlabrada de este primer acercamiento es que le "ha impresionado que en general la condición física es muy buena y algunos en concreto es excepcional".
Montakit Fuenlabrada


Últimos artículos relacionados con B. Fuenlabrada S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-