Artículo

Selección femenina: La naturalidad de competir
La plata olímpica en Rio 2016 es la evolución casi natural de un grupo acostumbrado a competir desde más de una década al máximo nivel. El crecimiento de los jóvenes talentos, la madurez de las veteranas y el toque genial del cuerpo técnico han conformado un cóctel de muchos matices, pero con una base común: la costumbre de competir

La selección femenina española, feliz tras asegurar medalla (Foto FIBA)

Redacción, 23 Ago. 2016 - La Historia es, a menudo, esa fría lista que uno repasa a golpe de "clic". La que a fuerza de competitividad, talento y unión ha reescrito la selección femenina. Porque, si bien en Europa para la Absoluta era habitual subir a algún peldaño plateado o bronceado, hasta 2009 no se había ganado una sola medalla a nivel mundial, ni siquiera en categorías inferiores.

Pero los ingredientes estaban en la olla. Surgieron varias jugadoras de una madurez y solidez competitiva a las que el nuevo sistema de torneos de formación por año (cabe recordar que eran bianuales hasta 2003) alimentó la bestia. De hecho, si establecemos una línea en el tiempo desde ese 2003, año en que Laia Palau y Lucy Pascua se cuelgan el bronce en el Europeo de Grecia, no ha habido ni un solo verano en que ninguna de las 12 seleccionadas para los Juegos Olímpicos no haya subido al podio. Una línea que lleva desde una jugadora nacida en 1986 como Sílvia Domínguez hasta 1996, el año de Laura Quevedo. En ese continuo solo hay dos generaciones "perdidas": 1988 y 1993. Ese grupo amalgama toda clase de personalidades, talentos, pero a todas les une ese fuego interno que han ido desplegando tanto en la selección como en sus respectivos clubs. Y para mantener el orden y el buen funcionamiento, esa línea está tutelada por dos veteranas como las mencionadas Palau (1979) y Pascua (1983).

Desde 2009, como decimos, se han derribado muros más altos de los que musicaron Pink Floyd. Desde la medalla de plata en el Mundial U19 de 2009 con Xargay como capitana y Lucas Mondelo como timón en la sombra, se han conquistado metas insospechadas como el bronce y la plata en dos Mundiales consecutivos, el oro del Europeo 2013 ante el anfitrión o la plata del Mundial U17 en Amsterdam. La medalla olímpica era el siguiente paso/reto de este insaciable grupo que llegaba a Río de Janeiro con la indecente suma de 93 metales, lo que indica hasta qué punto este grupo está familiarizado con los momentos críticos.

Laura Quevedo besa su hermosa presea (Foto FIBA)

#19 Laura Quevedo
Alero | 185 cm | 1996 | Universitario de Ferrol
2 partidos: 1'5 puntos, 1'5 rebotes, 1/4 triples, 1'5 valoración

Medallas: 7 (2012 Oro U16, 2012 Plata Mundial U17, 2013 Oro U18, 2014 Bronce U18, 2014 Plata U20, 2015 Oro U20, 2016 Oro U20)
Superada por las circunstancias, la madrileña lloraba de emoción como ninguna otra. Su talento y progresión desde el mítico Canoe le han abierto las puertas desde que se adheriera a la Selección del Babero (generación del 95) en el Mundial U17. Buena mano y espíritu de lucha, sigue completando su evolución de 4 abierto a alero. En Rio tuvo una previsible presencia testimonial, por cuanto su momento está por llegar.

#2 Leticia Romero
Base | 177 cm | 1995 | Florida State (USA)
5 partidos: 5'8 puntos, 2 rebotes, 1'4 asistencias, 6'4 valoración

Medallas: 7 (2011 Oro U16, 2012 Plata Mundial U17, 2013 Oro U18, 2014 Plata U20, 2014 Plata Mundial, 2015 Oro U20, 2015 Bronce Eurobasket)
Un talento al que no se le vislumbra un techo concreto. La grancanaria juega con una madurez insultante desde bien pequeña, viendo el juego un poco antes que el resto y leyendo con claridad qué sucede en la pista. Tiene buen tiro de larga, media y corta distancia, pone bien la mano a la hora de defender el bote y, sobre todo, naturalidad a la hora de asumir el liderazgo, cuestión ésta que se disfrutó en el complicado encuentro ante China el que sumó 16 puntos sin fallo en 14 minutos. Poco a poco se le va abriendo el camino de la titular en la Absoluta, mientras sigue jugando a adivinar nombres de marcas comerciales con su móvil.

#45 Astou Ndour
Pívot | 198 cm | 194 | Perfumerías Avenida
13'2 puntos, 8'2 rebotes, 2'1 tapones, 18'0 valoración

Medallas: 5 (2011 Bronce U18, 2011 Plata Mundial U19, 2013 Oro U20, 2014 Plata U20, 2015 Bronce Eurobasket)
La lesión de Sancho Lyttle le abrió la puerta a esta senegalesa nacionalizada, aunque con una larga trayectoria en categorías inferiores. Un tanto perdida en el inicio de competición, poco a poco fue desplegando sus potentes armas: unos brazos largos para capturar rebotes en ambos lados de la pista e intimidar (más de dos chapas por partidos) en las cercanías del aro, buen tino en el tiro corto y descaro a la hora de pronunciarse desde el perímetro. Indudablemente, ha tenido un papel decisivo incluso a pesar de su tendencia a cargarse de faltas.

Laura Gil sufre la agresiva defensa de Elena Delle Donne (Foto EFE)

#24 Laura Gil
Ala-Pívot | 190 cm | 1992 | Cadí La Seu
1 punto, 2'1 rebotes, 2 valoración

Medallas: 11 (2007 Plata U16, 2008 Oro U16, 2009 Oro U18, 2009 Plata Mundial U19, 2010 Plata U18, 2010 Plata U20, 2011 Oro U20, 2012 Oro U20, 2013 Oro Eurobasket, 2014 Plata Mundial, 2015 Bronce Eurobasket)
"La Roca" ha aportado toneladas de esa energía que libera a los talentos ofensivos más reconocibles en el grupo. La murciana está acumulando un palmarés extraordinario hasta el punto de que ha subido al podio en sus 11 torneos como internacional. El valor añadido de su entrega y sacrificio aumenta por cuanto no necesita minutos para entrar en calor. Es un volcán en constante erupción, resistente a los golpes... Una suerte de "Bad Boy" muy apreciada.

#11 Leonor Rodríguez
Escolta | 180 cm | 1991 | Perfumerías Avenida
3 partidos: 4 puntos, 1'3 rebotes, 0'7 robos, 4 valoración

Medallas: 7 (2006 Oro U16, 2007 Plata U16, 2009 Oro U18, 2009 Plata Mundial U19, 2010 Plata U20, 2011 Oro U20, 2014 Plata Mundial)
La grancanaria ha tratado de aportar rotación exterior y tiro, donde siempre ha mostrado un acierto especial desde que despuntara en categorías inferiores. Está dotada de una gran facilidad para anotar, casi siempre desde lejos. En Río ha cumplido un papel secundario y habrá que comprobar si su evolución le permite aumentar su regularidad con la Absoluta. Por talento no será. Su sencillez le viene de familia: su madre repartía caramelos al final de los partidos del Gran Canaria femenino a todo el mundo mientras su hija destrozaba rivales en la pista.

#10 Marta Xargay
Alero | 180 cm | 1990 | USK Praha (Chequia)
10'7 puntos, 1'9 rebotes, 2'1 asistencias, 8'4 valoración

Medallas: 8 (2006 Oro U16, 2007 Plata U18, 2009 Plata U20, 2009 Plata Mundial U19, 2010 Plata U20, 2013 Oro Eurobasket, 2014 Plata Mundial, 2015 Bronce Eurobasket)
"Xargui" soporta perfectamente el imaginario asignado al número 10. Es una jugadora que lo hace todo y bien, pero no solo en las dimensiones oscuras que solo aprecian los "exquisitos". La gerundense lleva toda su vida acostumbrada a tirar del carro, jugando de 'all-around player'. En su época de cantera subía la pelota, posteaba con gran eficacia, tiraba, robaba... Lideraba. En su salto a profesional comenzó como base para ir ampliando su abanico a otras posiciones en las que desarrolla sus facultades. Mondelo ha abandonado casi por completo su faceta de directora, para sacar provecho de los sistemas diseñados para exprimir su tiro o su buena mano cerca del aro. Porque Factor X sigue jugando a lo que siempre hizo.

Alba Torrens celebra una canasta (Foto FIBA)

#7 Alba Torrens
Alero | 190 cm | 1988 | UMMC Ekaterinburg (Rusia)
16'4 puntos, 5'8 rebotes, 3'1 asistencias, 1'6 robos, 15'4 valoración
Medallas: 10 (2004 Oro U16, 2005 Oro U16, 2006 Oro U18, 2007 Plata U18, 2009 Plata U20, 2009 Bronce Eurobasket, 2010 Bronce Mundial, 2013 Oro Eurobasket, 2014 Plata Mundial, 2015 Bronce Eurobasket)
Naturalidad es lo que se viene a la cabeza viéndola jugar y comportarse en la vida. Su padre llegó a jugar en la Tercera División de fútbol, pero la sensatez que rodea a la familia Torrens ha llenado a Alba de una manera natural y fluida de hacer las cosas. Por eso, siempre ha asumido la responsabilidad con una sonrisa. Por eso, sigue evolucionando en su juego, aunque sin perder un ápice de su mágica manera de entender el basket. La misma con la que deslumbró hace 12 años en un Europeo U16 en el que se coronaría MVP... con un año menos que el resto. Solo alguien de su extraordinario talento podía romper el récord anotador olímpico de una jugadora española.

#4 Laura Nicholls
Pívot | 189 cm | 1989 | Wisla Krakow (Polonia)
8 puntos, 7'8 rebotes, 1'6 asistencias, 0'9 robos, 0'6 tapones, 11'5 valoración

Medallas: 10 (2004 Oro U16, 2005 Oro U16, 2006 Oro U18, 2007 Plata U18, 2009 Plata U20, 2009 Bronce Eurobasket, 2010 Bronce Mundial, 2013 Oro Eurobasket, 2014 Plata Mundial, 2015 Bronce Eurobasket)
Ha realizado exactamente el mismo camino que Alba, aunque en el medio casi nos quedamos sin sus enormes cualidades. En 2013, se apartó del basket por cuestiones personales durante dos meses, pero regresó a tiempo para impulsar a la selección a derrocar a Francia en su propio territorio. La cántabra es una garantía de regularidad. Siempre se puede contar con ella, en las buenas o en las malas: anotando canastas decisivas contra Turquía o reduciendo el impacto de Griner pegándose hasta en el cielo de la boca. Todo lo aguanta y todo lo soporta.

#6 Sílvia Domínguez
Base | 167 cm | 1987 | Perfumerías Avenida
6'6 puntos, 1 rebotes, 2'2 asistencias, 5'8 valoración

Medallas: 7 (2004 Plata U18, 2005 Plata U18, 2007 Oro U20, 2009 Bronce Eurobasket, 2013 Oro Eurobasket, 2014 Plata Mundial, 2015 Bronce Eurobasket)
Alguien dijo de ella siendo preinfantil que "no serviría para nada", pero a fuerza de amor por el basket y de una determinación a prueba de bombas, Sílvia se abrió un hueco entre las mejores bases del mundo. Extremadamente responsable desde bien pequeña, este eterno número 6 entendió y acogió bien pronto el rol de líder. Oriol Villà, entrenador suyo en formación, destaca que "estaba pendiente de hacer lo que fuera necesario por el equipo; siempre pensaba primero en el grupo antes que ella". Desde fundir a Sue Bird en una final de Euroliga hasta lograr un triple-doble en una final junior siendo cadete, Sílvia ha acogido cualquier rol que hiciera subir al podio.

El tiro ganador de Cruz (Foto FIBA)

#15 Anna Cruz
Escolta | 177 cm | 1987 | Nadezhda Orenburg (Rusia)
8'5 puntos, 4'1 rebotes, 3'1 asistencias, 7 valoración

Medallas: 5 (2004 Plata U18, 2009 Bronce Eurobasket, 2010 Bronce Mundial, 2014 Plata Mundial, 2015 Bronce Eurobasket)
Ese sambenito de "asesina silenciosa" es tremendamente acertado en la figura de Anna Cruz. Si fuera de la pista se comporta de manera huidiza, en la pista el fuego ganador le invita a asumir los tiros más calientes con mano de hielo. Para la posteridad quedará su apoteósico sprint final para remontar 8 puntos a Turquía en dos minutos culminado con la canasta sobre la bocina. Lo hizo de la misma manera que acostumbra desde pequeña. En el UB Barça ya sabían de su capacidad hasta que le enseñaron a ver más allá y hacer mejores a sus compañeras. Nada es casualidad, incluso el churro contra Turquía.

#13 Lucila Pascua
Pívot | 196 cm | 1983 | Mann Filter Zaragoza
6 partidos: 0'8 puntos, 2 rebotes, 1'5 valoración

Medallas: 8 (1999 Euro U16, 2003 Bronce Eurobasket, 2005 Bronce Eurobasket, 2007 Plata Eurobasket, 2009 Bronce Eurobasket, 2010 Bronce Mundial, 2014 Plata Mundial, 2015 Bronce Eurobasket)
La única jugadora de este grupo en subir al podio en el Siglo XX ha pasado por todos los procesos evolutivos de esta selección gracias a un físico único en nuestro baloncesto. Idolatraba a Rodman, lo cual habla de su carácter inconformista. Pronto accedió a la elite y se curtió contra auténticas leyendas nacionales e internacionales. Con la aparición de Ndour, Lyttle y Nicholls, en estos últimos años está cumpliendo un apreciable rol de veterana, fajándose en la pintura y alargando la rotación.

#9 Laia Palau
Base | 176 cm | 1979 | USK Praha (Chequia)
4'6 puntos, 2'1 rebotes, 4'6 asistencias, 8 valoración

Medallas: 8 (2003 Bronce Eurobasket, 2005 Bronce Eurobasket, 2007 Plata Eurobasket, 2009 Bronce Eurobasket, 2010 Bronce Mundial, 2013 Oro Eurobasket, 2014 Plata Mundial, 2015 Bronce Eurobasket)
Si no existiera, se tendría que crear una Laia Palau. Verdadera capitana y catalizadora de la excelente sintonía que impera en el grupo, tiene un coco privilegiado que va mucho más allá de una simple pista de juego. Oriol Villà destaca de ella que "tiene un talento descomunal, lo ve todo rápido y fácil, no necesitaba repeticiones para imitar un gesto técnico, solo se lo tenías que sacar de adentro". El suyo fue un caso de explosión algo tardía, aunque su físico está hecho a prueba de bombas. Ha perdido lógicamente la explosividad de sus primeros años, pero a cambio se ha ganado a una directora absoluta y a una defensora desquiciante. Estará, y la disfrutaremos, hasta que ella diga.

Lucas Mondelo contrariado con la decisión arbitral (Foto FIBA)

En la sombra surgen las figuras de Lucas Mondelo, Víctor Lapeña e Isa Sánchez como canalizadores de este talento y como máximos responsables de un amplio número de encargados de la parcela técnica.

Lucas Mondelo (L'Hospitalet de Llobregat, 1967)
Es un genio despistado. Tiene una cabeza privilegiada para el baloncesto y se lo da todo al grupo bien masticado. Capaz de soluciones tácticas brillantes, ha alcanzado cotas extraordinarias con equipos limitados gracias a ese ingenio que detecta y castiga los puntos débiles del rival, incluso en lo psicológico. Su facilidad de palabra le hace un entrenador diferente a la hora de gestionar grupos y de llegar de una forma heterodoxa con sus célebres frases y citas.

Víctor Lapeña (Zaragoza, 1975)
Un tipo al que la pasión por el baloncesto y la vida le desborda. Visualiza partidos ACB para leer situaciones tácticas en directo y mejorar su rapidez y profundidad de opciones. Estuvo muy cerca de irse al Dominion Bilbao Basket como ayudante de su amigo Sito Alonso. Cercano y amable, ahora ejerce de profeta en su tierra con el Mann Filter. Padre de dos preciosas criaturas.

Isa Sánchez (Sevilla, 1976)
El eslabón imprescindible para unir cuerpo técnico y jugadoras. Sus muchísimos años de experiencia en lo más alto del baloncesto europeo a nivel de clubs y selecciones le han brindado un abanico de situaciones que domina y gestiona. Bética hasta la médula, no olvida sus raíces en el Náutico, lo que habla de su cariñoso carácter.

Por último, habría que mencionar en especial la labor fundamental en el día a día de todos los clubes implicados a lo largo de las carreras de las 12 jugadoras. Mucho más allá del buen hacer federativo subyace otro más importante que es el de la mejora constante y el del aporte económico para las jugadoras.

Oscar Cuesta
@oscarcuesta76
ACB

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-