Artículo

10 años del Oro de Japón: Arrasando ante Lituania
Se cumple una década del mayor éxito del baloncesto español: el Oro en el Mundial de Japón 2006. Echamos la vista atrás para recordar la semana en la que la selección ascendió al Olimpo. Después de repasar los octavos de final contra Serbia y Montenegro, recuperamos el encuentro de cuartos contra Lituania, disputado tal día como hoy

Pau Gasol machaca sobre Ksystof Lavrinovic (Foto EFE)

Redacción, 29 Ago. 2016.- Martes 29 de agosto de 2006. 9:30h de la mañana. En España, los que aún estaban de vacaciones apuraban su tiempo en la cama. Los que ya habían vuelto al trabajo, arrancaban la jornada como cualquier otro día. Pero en Saitama, a más de 10.000 quilómetros de distancia de la Península Ibérica, había 12 guerreros que estaban dispuestos a luchar y a convertir ese martes en un día histórico.

La Selección española, dirigida por Pepu Hernández, jugaba los cuartos de final del Mundial 2006 contra Lituania. España buscaba clasificarse para unas semifinales de la Copa del Mundo 24 años después ante la misma selección que tres veranos antes, en el Eurobasket 2003, había derrotado a los españoles en la final. Y es que la Selección estaba sumergida en una época de resultados difíciles tanto en los Mundiales como en los Juegos Olímpicos.

Delante estaba una Lituania que solo mantenía a cuatro jugadores del oro en el Eurobasket 2003: Mindaugas Zukauskas, Darius Songaila, Kristof Lavrinovic y Arvydas Macijauskas. Este último, exjugador del Baskonia, era el gran referente del combinado báltico y estaba acompañado en la línea exterior por un joven Linas Kleiza, de tan solo 21 años. El entonces jugador de los Denver Nuggets lideraba la nueva hornada de jugadores lituanos, con presencia en ese Mundial también de Mantas Kalnietis, de 20 años, y de Simas Jasaitis y Tomas Delininkaitis.

Pero en Lituania no solo había juventud, y es que muchos de sus jugadores estaban en el inicio de cénit en sus carreras profesionales. Era el caso del mismo Macijauskas o de los referentes en el potente juego interior del combinado báltico: Darius Songaila, los gemelos Lavrinovic y Robertas Javtokas. Todos ellos estaban entre los 26 y los 28 años.

Los fantasmas del pasado y la buena plantilla lituana se olvidaron en el salto inicial. Desde el inicio, la Selección dio una lección magistral en ataque, liderado por Pau Gasol (25) y Juan Carlos Navarro (22), y también mostró una gran solidez en defensa. Un inicio con un parcial de 6-0, una primera diferencia de dobles dígitos que llegó muy temprano y la traca final aún en el primer cuarto, con un 11-0, que ya dejó sentenciado el encuentro tras solo haberse disputado 10 minutos (28-11).

España no tardó en conseguir un +21 hasta que Lituania reaccionó en el segundo período con un parcial de 0-10. En el pasado, eso podría haber sido peligroso y podría haber desencadenado en la remontada báltica. Pero esa Selección estaba llamada a hacer historia y apagó rápidamente el primer y único fuego que causaron los lituanos. El marcador reflejaba al descanso un 47-30 y, en la reanudación, los españoles acabaron de sentenciar con un parcial de 10-0 y el 57-30 en el marcador.

24 años después, España conseguía clasificarse de nuevo para las semifinales de un Mundial. Lejos quedaba esa selección que deslumbró en Cali 1982 con Epi, Chicho Sibilio y Fernando Martín. Y lo hizo arrasando sin oposición a Lituania, una potencia europea que en los últimos tiempos había sido superior a los españoles.

Llegó el mediodía de ese martes 29 de agosto y España celebraba un hito en Japón. Ese día ya había entrado en los libros de la historia del baloncesto español. La gente que había empezado la jornada como cualquier otro día se fue a comer sabiendo de la importancia de lo que se acababa de hacer. Y aún faltaba lo mejor: solo quedaban dos partidos para ganar el oro del Mundial y ver nacer a la mejor generación de la Selección.

  • El Oro de Japón: Octavos de final
  • Pau Rodríguez Tubau
    @paurodritu
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-