Artículo

Los cinco apuntes del Circuito Movistar by Liga Endesa de Sant Julià
Este pasado fin de semana se disputó en Sant Julià de Vilatorta el primer gran torneo de la pretemporada 2016-17, el Circuito de Pretemporada Movistar by Liga Endesa. Con un total de seis partidos entre seis equipos, las nuevas plantillas ya mostraron algunas de sus novedades. Estos son los cinco apuntes de Sant Julià

Esos locos bajitos

¿Qué tienen en común Tyrese Rice, Kenny Chery y Andrew Albicy? Los tres son bajitos… y los tres son jugones. Manejo de balón, dribblings, crossovers, juego eléctrico, anotación, etc. Cuando pisan la pista, las miradas se centran en ellos y el público aguarda la siguiente jugada espectacular que vayan a hacer. Con ellos sobre el parquet, los equipos imprimen velocidad y apuestan por el showtime. Los locos bajitos han vuelto a la Liga Endesa.

Sin muchos minutos en pista y aún en proceso de adaptación, Rice ya dejó algunos destellos de lo que será capaz de hacer durante la temporada. Tuvo la total confianza y libertad de su entrenador, Georgios Bartzokas, y con él en la dirección blaugrana, el equipo catalán mostró su mejor versión. En los dos partidos que jugó, el base promedió 15,5 puntos, 4,5 asistencias, 3 recuperaciones y 13 créditos de valoración en 24 minutos sobre el parquet.

(ACB Photo)

Chery, que apenas llevaba una semana con el Real Betis Energía Plus cuando debutó en el Circuito de Pretemporada Movistar by Liga Endesa, fue el revulsivo para el combinado de Zan Tabak. Electricidad y rapidez por doquier, al canadiense se le caen los puntos de las manos. En 19 minutos sobre la pista, Chery promedió 12,5 puntos, 3,5 asistencias, 3 rebotes, 2,5 recuperaciones y 17,5 créditos de valoración.

Por su parte, Albicy se estrenó por primera vez fuera del baloncesto francés en Sant Julià. Y a pesar de que sus números no son tan espectaculares como los de Rice y Chery, el base galo dejó algunos destellos de lo que podrá hacer cuando esté totalmente adaptado al equipo y a la Liga Endesa. Su manejo de balón y su electricidad lanzó al MoraBanc Andorra y su asociación con Thanasis Antetokounmpo y David Walker promete jugadas de altos vuelos.

Una temporada para el espectáculo

Los protagonistas del Circuito de Pretemporada Movistar by Liga Endesa de Sant Julià de Vilatorta no fueron únicamente esos locos bajitos. De hecho, el público vibró y saltó más con las espectaculares acciones de tres jugadores muy atléticos y con una condición física envidiable: Thanasis Antetokounmpo, David Walker y Romaric Belemene. Estos tres prometen dar mucha guerra durante la temporada con sus saltos, mates y tapones.

Antetokounmpo ha sido uno de los fichajes del verano en la Liga Endesa. Formado en el baloncesto estadounidense, con un pequeño coqueteo con la NBA y haciendo carrera en la D-League, el griego destaca por sus condiciones atléticas. Corre como nadie, salta hasta lo más alto y deja para el recuerdo unos mates y unos tapones inverosímiles. Su único problema es la irregularidad que tiene con su tiro, pero el alero ya ha demostrado que ha llegado a España para dar espectáculo.



Walker llegó al MoraBanc Andorra con la etiqueta de raza blanca, tirador. Y el estadounidense demostró tener una muñeca de seda, sobre todo en el primer partido contra el Real Betis Energía Plus. Tal es así que sus puntos en el último cuarto le dieron la victoria a los andorranos. Pero la aportación de Walker no solo se limita en su tiro: el alero mostró sus muelles con grandes mates e intimidaciones en defensa. ¿Quién dice que los blancos no saben saltar?

Belemene es otro de los jugadores que llegó al Circuito de Pretemporada Movistar by Liga Endesa preparado para dar espectáculo. Como ya había hecho en el Unicaja y en el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón. Y, en sus primeros minutos con la camiseta del ICL Manresa, el congoleño demostró tener vía libre en el equipo del Bages para volar. Sus compañeros lo buscan al contraataque y el prepara los muelles para machacar y para taponar. De hecho, un mate por encima de Albert Ventura protagonizó la mejor jugada del fin de semana en Sant Julià.

La solvencia de John Bryant

Sin hacer mucho ruido pero con una efectividad asombrosa. John Bryant demostró haberse adueñado en poco tiempo de la pintura del Valencia Basket. Sus compañeros lo buscan en el poste, le marcan jugadas, y él responde con puntos. Además, el pívot estadounidense ha demostrado ser una fuerza de la naturaleza muy difícil de contener tanto en ataque como en defensa.

En su primer partido contra el ICL Manresa, el que inauguró el Circuito de Pretemporada Movistar by Liga Endesa de Sant Julià de Vilatorta, Bryant anotó 13 puntos –6/8 en tiros de campo–, capturó seis rebotes, colocó un tapón y acabó con 14 créditos de valoración. Todo ello en tan solo 20 minutos sobre la pista y con el papel de darle el relevo a Pierre Oriola.



En el encuentro ante el Divina Seguros Joventut, de la tercera jornada del torneo, el pívot estadounidense empezó como titular aunque repitió la misma presencia en el parquet: 20 minutos. En ese tiempo, Bryant se mostró muy superior al juego interior verdinegro y acabó con 13 puntos –6/9 en tiros de dos–, cinco rebotes, un tapón y 11 créditos de valoración.

Después de desarrollar toda su carrera profesional en Alemania, el estadounidense llega a Valencia con el complicado objetivo de hacer olvidar a Justin Hamilton, ahora en la NBA. A pesar de ser dos perfiles de pívots diferentes, Bryant ya ha demostrado ser decisivo en el equipo taronja. Al aterrizar en Manises hace dos semanas, el estadounidense aseguró que "creo que me adaptaré bien a la Liga Endesa". En su primera toma de contacto, ha sacado buena nota.

El momento de Alberto Abalde

Después de estar este verano trabajando con la selección y de firmar con el Valencia Basket –esta temporada seguirá jugando en Badalona como cedido–, Alberto Abalde afronta el que se prevé su año de consolidación en la Liga Endesa. Y en Sant Julià, el escolta gallego demostró tener la puntería afinada y estar preparado para liderar al Divina Seguros Joventut.

En el primer partido de los verdinegros, contra el ICL Manresa, Abalde fue el máximo anotador del combinado de Diego Ocampo y desencalló al equipo cuando este lo necesitaba. El gallego mostró su repertorio en el segundo cuarto de este encuentro, con 10 puntos prácticamente consecutivos, y acabó su participación con 15 tantos –5/10 en tiros de campo, 2/5 en triples–, cinco rebotes y 13 créditos de valoración en 20 minutos.



Su segundo partido en el Circuito de Pretemporada Movistar by Liga Endesa fue más especial por lo que representaba. Se enfrentaba a los que serán sus compañeros a partir de la próxima temporada, el Valencia Basket. Abalde estuvo más desacertado en el lanzamiento y acabó con ocho puntos –3/7 en tiros de campo, 2/4 en triples– y cinco rebotes.

Su participación en Sant Julià estuvo limitada en cuanto a minutos debido a toda la carga de trabajo que ha acumulado durante el verano con la selección. Tal es la fatiga que en el último partido, contra el Valencia Basket, acabó agotado. Pero Abalde demostró tener carácter y estar preparado para tirar del carro cuando sea necesario durante esta temporada.

Los pilares del ICL Manresa

El ICL Manresa es uno de los conjuntos que más cambios ha hecho en la plantilla durante este verano, con la incorporación de ocho caras nuevas para este próximo curso. De hecho, solo Patrick Auda, Lluis Costa y Román Montañez siguen respecto el año pasado. Y, tras los dos partidos en Sant Julià, ya hay dos jugadores que han demostrado tener carácter y talento para liderar al combinado de Ibon Navarro, para convertirse en los pilares del equipo.

Después de estar la temporada pasada sin jugar por problemas físicos, Luksa Andric demostró en el Circuito de Pretemporada Movistar by Liga Endesa que está recuperado y preparado para ser el referente interior del ICL Manresa. El objetivo, hacer olvidar a Dejan Musli. En los dos paridos que disputó en Sant Julià, el pívot croata promedió 11,5 puntos, 4,5 rebotes, 5,5 faltas recibidas y 11,5 créditos de valoración en 22 minutos sobre la pista. Poco a poco, Andric va recuperando la forma.

Andric, en el poste (ACB Photo)

El otro referente del ICL Manresa en el torneo de Sant Julià fue Scott Suggs. El escolta estadounidense mostró su polivalencia, y es que no solo sabe anotar. En los dos encuentros, Suggs acabó siendo el jugador más valorado del conjunto manresano. Contra el Valencia Basket tocó su versión de tirador: 16 puntos –6/11 en tiros de campo– y 13 créditos de valoración. Ante el Divina Seguros Joventut, el escolta mostró su juego más completo: ocho tantos, cinco rebotes, cuatro asistencias, tres recuperaciones y 16 de valoración.

Fueron solo sus primeros pasos en la Liga Endesa. En el caso de Andric, habrá que tener paciencia hasta que recuperé de nuevo su mejor versión, y es que un año en blanco pasa factura. Para Suggs, el adaptarse de nuevo a Europa –ya jugó la temporada 2014-15 en Francia– también necesitará algo de tiempo. Pero ambos tienen talento, carácter y demostraron que, si están al 100%, serán los pilares de este ICL Manresa.

Pau Rodríguez Tubau
@paurodritu
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-