Artículo

"La vida puede ser maravillosa", por Gambiando
Artículo original de Gambiando, blog de los voluntarios de ASEDA Gambia, en el que narran su experiencia con el baloncesto en aquellas tierras

16 Sep. 2016.- A mi derecha Babucarr, a mi izquierda Muhammed.

No es un combate de boxeo, es baloncesto y estoy nervioso, quizás tenga ante mis ojos al próximo Dikembe Mutombo, quiero encontrarlo.

¡Empieza el partido! Salto entre 2, balón arriba, buena potencia de salto de Babucarr, esto promete.

Pasan diez segundos, el balón todavía no ha tocado el suelo, y precisamente no porque la circulación de balón sea como la de los Warriors, tangana, balón al suelo, lucha entre diez… mi sueño se desvanece.

El caso de Edy Tavares en las vecinas islas de Cabo Verde me hace pensar…. Quizás me esté precipitando.

Miro al suelo, cierro los ojos, y cuento hasta tres: uno, dos, tres… Los abro, levanto la mirada, pero más de lo mismo.

Observo a mi amigo Néstor, disiente con la cabeza, me temo que Babucarr no será el próximo Mutombo, ni Muhammed el próximo Ibaka, Gambia deberá esperar.


Si has leído hasta aquí, seguramente te guste el baloncesto, posiblemente seas aficionado del Gran Canaria y simpatices con los valores del club, así que permíteme contarte otra historia mucho más interesante:

15 días antes de partir hacia Gambia, escribimos al Gran Canaria contándoles nuestro pequeño proyecto en el Colegio Canarias en Lamin (Gambia), por si querían colaborar con nosotros, sinceramente no esperábamos respuesta.

Para nuestra sorpresa, a los pocos minutos recibimos este mensaje: “Jota (Director de Comunicación del club) les estará esperando durante la mañana”.

¡Allá vamos! Llegamos a las oficinas del Club, y allí estaban Jota y Juanmi esperándonos… después de pasar unas horas con ellos, nos vamos con unas cuantas cajas de material deportivo, y con la sensación de que posiblemente en algún momento se animen a venir con nosotros a Gambia, no podía empezar mejor la mañana.

Al llegar a casa, primer problema… ¿Dónde vamos a jugar al baloncesto en Gambia?, así que decidimos llevar dos canastas de plástico y el ingenio de Néstor, que cuidadosamente se encargaría de transformar las ruinas de una antigua casa, en nuestro Lamin Arena, vistiéndolo con sus mejores galas.

En cualquier All Star que se precie, además del partido de las estrellas, existen unos concursos previos, y nosotros no íbamos a ser menos, nuestras estrellas se merecían eso y mucho más.

Así que comenzamos con el Concurso de Habilidades y el Concurso de Triples. Sin duda el concurso de habilidades nos dejó boquiabiertos, estos niños tienen unas habilidades un tanto extrañas, desconocidas en nuestro mundo… Aquí se comparte lo poco que tienes, aquí se saluda, sonríe y abraza cada vez que te cruzas con alguien, aquí te abren la puerta de sus casas sin conocerte, no sé si ellos son los extraños o lo soy yo, pero estas habilidades hacen que te enamores de este país y que quieras detener el tiempo.

Tocaba el turno del partido de las estrellas, Néstor ya tenía el Lamin Arena a punto, no podía tener mejor pinta, cartel de aforo completo y la grada no paraba de animar. No es la pista del Galatasaray, esto es Gambia, y el baloncesto acaba de llegar, bienvenidos al Lamin Arena ¡esto sí que promete!

Lo que sucedió después, poco les puedo contar con palabras… pero quizás sea la vez que más hemos disfrutado del baloncesto.

¡Gracias Granca!

Texto original en gambiando.com (Blog de los voluntarios de ASEDA Gambia).
Herbalife Gran Canaria


Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-