Artículo

Cuatro historias de Supercopa Endesa
El que cada vez que la jugaba, la ganaba. El de la maldición con este torneo. El que la ganó sin jugar bien o el que ni jugó bien ni la pudo ganar. Bargnani, Claver, Draper, McCalebb, cuatro fichajes estelares y cuatro historias muy curiosas relacionadas con la Supercopa Endesa. ¡No te las pierdas!

Redacción, 22 Sep. 2016.- En Vitoria-Gasteiz se encontrarán cuatro caminos. Cuatro historias muy diferentes que convergen en un mismo punto, en la edición de 2016. Relaciones idílicas con el torneo, o también tormentosas, qué más da, y un único fin: que el último capítulo de la historia sea levantando el título el sábado en el Buesa Arena.

Bargnani, a romper el maleficio (Baskonia)


El caso de Andrea Bargnani es curioso. En sus tres años con la Benetton de Treviso, su equipo jugó tres finales de Supercopa... y perdió las tres, en 2003, 2004 y 2005. Lo más increíble es que tanto en 2001 y 2002, justo antes de que Andrea estuviera en el equipo, y en 2006, tras la marcha de Bargnani a la NBA, los de Treviso se hicieron con el título.

En 2003, Bargnani tuvo doble decepción: la de perder y la de no jugar. Aún era muy joven, 18 años cumplidos, y se conformó con ver desde el banquillo la derrota de aquel Benetton de los Garbajosa, Edney, Evans, Nicola, Pittis, Marconato, Bulleri y demás estrellas contra Cantú (79-85).

Al año siguiente, Andrea pudo anotar 7 puntos y 4 rebotes en los 19 minutos que jugó contra Siena, pero el equipo liderado por Vanterpool y Galanda aquel día se proclamó campeón al vencer por 79-85.

En 2005, el verdugo fue Climamio Bolonia (84-75), con Belinelli desatado (18) para contrarrestar sus 12 puntos y 5 rebotes. Tras tres decepciones supercoperas, Bargnani desea redimirse.

Claver, a olvidar 2010 (Foto fcbarcelona.cat)


El caso de McCalebb es justo el contrario. El base del Herbalife Gran Canaria sabe lo que es conquistar el trofeo hasta en tres ocasiones y dos ligas diferentes. La primera vez fue en 2010, cuando además del triunfo de su Montepaschi Siena (82-64 a Bolonia), él se llevó el MVP, con 16 puntos y una actuación clave aquella noche.

Justo al año siguiente repitió, con título y exhibición, con un partido aún más completo que el del pasado año: 13 puntos, 7 robos, 5 asistencias. Su juego fue clave para doblegar por 73-70 al Cantú, aunque K.Lavrinovic se llevó el MVP.

Otro base, Dontaye Draper, tiene una doble curiosidad. Es el único jugador en este torneo que puede decir que las dos últimas veces (y únicas) que jugó una Supercopa Endesa las ganó y, por otro lado, tiene 2 trofeos en su palmarés sin haber anotado un solo punto y con valoración siempre negativa.

McCalebb desea seguir la tradición (Herbalife Gran Canaria)


En 2012, Draper se quedó a cero en semifinales contra el CAI (-1 val) en 15 minutos de juego y no pisó el parqué en la final contra el Barça. El título fue suyo igualmente.

Ya en 2013, Dontaye repitió actuación en semifinales y final. En ambos partidos jugó 10 minutos exactamente, en ambos se quedó sin anotar y en ambos acabó con valoración negativa, con -4 y -3 respectivamente. Conquistar el título y mejorar su aportación individual sería cerrar el círculo.

Por último, el caso de Víctor Claver es curioso. El jugador del FC Barcelona Lassa solo jugó una final, en 2010, con el entonces denominado Power Electronics Valencia. La perdió. ¿El verdugo? Su actual equipo, un Barça que venció por 20 puntos (83-63) en un torneo en el que no acabó con buenas sensaciones.

Draper, a por el tres de tres (Foto: Realmadrid.com)


Y es que Claver, en semifinales, fue el jugador de su equipo con más minutos, aunque se quedó sin anotar, con 0/3 en el tiro. En la final ya llegó a los puntos, con un 2/8 en el tiro. Añadir la Supercopa Endesa a su palmarés y desquitarse de lo vivido hace 6 años, su reto.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-