Nota de agencia

Adam Silver: "Nos acercamos a la extensión del contrato colectivo"
El máximo representante de la NBA, el comisionado Adam Silver, adelantó hoy que los grandes progresos realizados en las negociaciones de extensión del convenio colectivo permiten a todas las partes estar optimistas de cara a alcanzar "muy pronto" un acuerdo.

Nueva York, 21 Oct. 2016 (EFE).- Adam Silver destacó que el proceso ha sido muy distinto a las complicadas y difíciles negociaciones de 2011, que derivaron en un cierre patronal y una temporada 2011-12 que se tuvo que reducir a 66 partidos de la competición regular.

Por el contrario, en esta ocasión las partes llevan varios meses reuniéndose y parecen dispuestas a alcanzar un acuerdo mucho antes del 15 de diciembre, cuando tanto la liga como el sindicato de jugadores pueden notificar al otro de su intención de salirse del pacto que firmaron por 10 años.

"No hemos terminado, digamos que terminar en el sentido de haber cerrado la negociación de un contrato colectivo, pero estamos acercándonos a completar la extensión de este contrato colectivo"
, adelantó Silver. "Estoy complacido de informar eso".

Las partes se reunieron el miércoles, el día antes que los dueños de equipos iniciaron dos jornadas de reuniones previas al inicio de la nueva temporada regular 2016-17 y recibieron un alentador informe sobre las negociaciones.

"Hemos hecho un gran progreso en todos los aspectos de la negociación",
subrayó Silver. "Era el camino en el que queríamos trabajar y lo estamos logrando".

La diferencia con la anterior negociación de 2011 es que para finales del mes de noviembre no se había alcanzado un acuerdo y tuvieron que comenzar las cancelaciones de los partidos, con 16 perdidos por cada equipo.

La competición no dio comienzo hasta la fecha del tradicional Día de Navidad y el acuerdo supuso para los jugadores la pérdida de un 7 por ciento del monto de ingresos que recibían al pasar del 57 al 50 por ciento.

La clave de los progresos conseguidos en las negociaciones es que esta vez las partes no tienen sobre la mesa reducción de ingresos o repartición de dinero después de que los nuevos contratos de televisión en Estados Unidos les van a generar nada menos que 2.600 millones de dólares anuales.

De inmediato esta bonanza económica se ha notado en el tope salarial que pasó de los 70 millones de la pasada temporada a los 94 de la presente, nada menos que un 34 por ciento de incremento.

De ahí, que en todo momento de la negociaciones las posturas de las partes hayan sido conciliadoras y de entendimiento al haber dinero para todos.

Menos para los aficionados que tendrán que soportar nuevos incrementos en el precio de las entradas, lo que hará prohibitivo que familias de cuatro miembros puedan asistir a los partidos dado que les costará un promedio de 500 dólares por encuentro.

El comisionado de la NBA elogió a la directora ejecutiva del sindicato de jugadores, Michele Roberts, por el tono más cordial que aportó en las actuales negociaciones y resaltó el papel que ha tenido el legendario Michael Jordan, dueño de los Hornets de Charlotte.

Silver destacó que los vínculos de Jordan con los jugadores han "añadido un elemento especial" dentro de las negociaciones, a pesar que la NBA retiró la sede de Charlotte para el Partido de las Estrellas de 2017, que ahora se va a celebrar en Nueva Orleans.




© ACB.COM, 2001-