Artículo

Randy Meister: Tosco, pero importante en un Real Madrid eurocampeón
Tanto le gustaba a Sainz que decidió postergar a un mítico como Walter Sczerbiack a disputar únicamente la Copa de Europa y dar cancha a Meister en las dos competiciones, la nacional y la continental


Randy Meister, en el Real Madrid


Redacción, 1 Nov. 2016.- Ya en plan crepuscular pudo inscribir su nombre en la enciplopedia ACB Randy Meister, un pívot norteamericano mucho más recordado por su etapa anterior en Real Madrid (y Estudiantes) que por su aportación en el Cafisa Canarias 83-84, en la ‘liga del cambio’. Era ya por entonces un jugador veterano, de 30 años, que promedió 11,6 puntos y 9,3 rebotes en el conjunto de La Laguna en lo que fue la primera campaña de la nueva época del basket nacional.

Venía avalado por un historial importante que incluyó dos ligas vestido de blanco (78-79 y 79-80) y una Copa de Europa, la de 1980, en Berlín ante el Maccabi. Ante la batería de anotadores que tenía aquel conjunto de Lolo Sainz, Meister, de 2,07 y 100 kilos, encajaba a la perfección por su dureza defensiva, poder reboteador y pocas filigranas. Técnicamente no era ningún portento, pero ni falta que hacía. Ese mostacho ocupaba mucho espacio en el centro de la zona y también servía de ‘adiestrador’ para un jugador emergente como Fernando Romay.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa



© ACB.COM, 2001-