Nota de agencia

El Real Madrid se prepara para otra dura batalla ante el Panathinaikos
El Real Madrid recibe mañana miércoles al Panathinaikos, en un encuentro en el que la plantilla blanca buscará un triunfo que le redima de la última derrota y le permita mantenerse en la zona alta de la clasificación de la Euroliga

Madrid, 15 nov. 2016 (EFE).- Un partido entre el Real Madrid y el Panathinaikos suena a clásico en Europa y a baloncesto en estado puro, máxime si, como en esta ocasión, el equipo griego llega con algunos "infiltrados" como los exjugadores madridistas Ioannis Bourousis y KC Rivers y como el exentrenador del FC Barcelona Lassa, Xavi Pascual.

Otro dato importante será la ausencia de Dimitris Diamantidis, uno de los iconos del baloncesto europeo de la última década, que colgó las botas.

El renovado Panathinaikos comenzó con problemas de lesiones la temporada y hubo cambio de entrenador. Llegó Xavi Pascual y ya está empezando a remontar el equipo.

Foto Euroleague/Getty

Con un balance de 4-2, el equipo griego está empatado con el Real Madrid, Baskonia, FC Barcelona Lassa y Darussafaka en la segunda posición de la clasificación, lo que habla de la igualdad que impera en la competición.

El histórico de resultados entre estos dos grandes de Europa señala un 15-11 favorable al Real Madrid y se convierte en un 7-7 desde el nacimiento de la Euroliga en el año 2000.

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, confirmó que podrá contar con los catorce jugadores de la plantilla, una vez recuperado Rudy Fernández de la gripe que le impidió jugar ante el Iberostar Tenerife el pasado domingo. La decisión, como siempre, la tomará apenas un par de horas antes del inicio del partido.

El Real Madrid, que ya perdió en casa ante el Baskonia, es consciente de que un nuevo tropiezo en su feudo sería grave, más después de haber perdido la última jornada en Moscú ante el CSKA.

Además de Bourousis y Rivers, que se proclamaron campeones de Europa con el Real Madrid en 2015, el Panathinaikos presenta una batería de jugadores de primer nivel empezando por Nick Calathes, el sustituto natural de Diamantidis, que está consiguiendo que la ausencia del astro griego se minimice el máximo posible.

El pívot estadounidense Chris Singleton y el alero de la misma nacionalidad James Gist, junto a otro viejo conocido del Real Madrid como el alero griego Antonis Fotsis, forman la vanguardia de un equipo que sabe defender, sabe competir y puede poner las cosas muy serias a cualquiera.

Si a eso se le une el conocimiento que Xavi Pascual tiene del Real Madrid, la empresa para los de Laso se presenta ardua.

En la mente de muchos aficionados todavía resuena el parcial de 32-12 que el equipo madridista recibió en el segundo cuarto en Moscú, aunque también es cierto, como recordó el técnico, que se ganaron los otros tres cuartos, aunque no el equipo.

La concentración será, de nuevo, fundamental, así como una buena salida acompañada de una buena defensa y del dominio de los rebotes. Si los porcentajes de tiro está acorde a lo que se espera y los triples hacen acto de aparición, la victoria estará más cerca.

Laso: "El equipo compite bien, pero tenemos que seguir mejorando"

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, no quiso apelar a los muchos partidos que están jugando y prefirió centrarse en el próximo, ante el Panathinaikos, con la idea de que "el equipo compite bien", pero que tiene que "seguir mejorando".

"Estamos inmersos en una serie de partidos que sabíamos complicada con cinco partidos en nueve días, que comenzó en Moscú, Tenerife, Panathinaikos, Barcelona y Gran Canaria. Te ves exigido física y todos tienen importancia. Si hubiéramos ganado en Moscú seríamos líderes de la Euroliga, ganamos al Iberostar Tenerife y somos líderes de la Liga Endesa", dijo Pablo Laso.

"El equipo compite bien, pero tengo la sensación de que debemos seguir creciendo y sabemos que tampoco vale de mucho pensar en lo que te viene. Por eso debemos centrarnos en el Panathinaikos que ha hecho cambios en la plantilla con jugadores con experiencia en la Euroliga", añadió.

El técnico del Real Madrid habló especialmente de Ioannis Bourousis y KC Rivers, exjugadores suyos. "Son dos jugadores que han sido campeones de Europa con nosotros, Ioannis y KC, pero luego están (Chris) Singleton, (James) Gist, (Nick) Calathes, son un equipo de muy alto nivel con problemas de lesiones al principio. Han cambiado de entrenador y ahora está Xavi (Pascual) y sabemos que es un rival muy complicado", comentó.

Sobre el exentrenador del FC Barcelona Lassa, Laso no tuvo más que palabras de elogio. "Es difícil para un entrenador llegar con la temporada iniciada, porque te encuentras con un equipo en el que rápidamente tienes que intentar adaptarte a ellos y ellos a ti. No tengo duda de que Xavi va a tener mucho éxito en el Panathinaikos y poco a poco se va notando su mano", subrayó.

"No tengo dudas de que el equipo es capaz de competir, en Bamberg lo tenían casi perdido, pero vuelven a entrar y ganan, el otro día contra el Maccabi creo que dominan el partido, pero el Maccabi se adelanta y son capaces de volver y jugar muy bien en la prórroga. Es un equipo con experiencia que sabe a aguantar bien los partidos", siguió.

Las derrotas ante el FC Barcelona Lassa y el CSKA Moscú, además seguidas, pusieron un punto de duda sobre el equipo. "Cometimos muchos errores contra FC Barcelona Lassa y CSKA, pero también ante el Iberostar Tenerife. Poco a poco vamos intentando solucionarlos. No pienso mucho en esos errores porque hicimos más contra el Zaragoza", apuntó.

Con Xavi Pascual en el banquillo del Panathinaikos el partido adquiere una dimensión especial. "Xavi y yo nos hemos enfrentado muchas veces en España y en Europa. Tengo mucho respeto por Xavi como entrenador, lo que consiguió con el Barcelona es muy difícil de igualar, por eso no me extraña que haya conseguido rápidamente un equipo del nivel del Panathinaikos. Será especial saludarle, seguro que nos contaremos algún chascarrillo, pero como siempre cuando empieza el partido lo único que intentas es ganar", indicó.

La marcha del equipo también salió a colación en la previa ante el equipo griego. "Tenemos que mejorar en todo. Defensivamente hay cosas que estamos haciendo mejor y otras en las que sufrimos más y tenemos que mejorar. Hablamos siempre del rebote porque son muy importantes en el tema de las posesiones. En ataque, hay situaciones de uno contra uno en las que debemos ser sólidos. Tenemos que ser más agresivos en unos momentos", observó.

"También se habla de nuestras salidas y también intentamos mejorarlas. Es un proceso que intentamos llevar adelante cada día", añadió.

El 32-12 del segundo cuarto en Moscú fue un aspecto bastante negativo. "No me preocupa nada en especial de ese cuarto. Podría estar encantado con los otros tres. Ellos son un equipo con mucha capacidad de anotación rápida y eso fue los que nos hizo daño. Si me apuras, en ese momento igual tuvimos más problemas ofensivos que defensivos. Contento con que nos metieran veinte puntos en un cuarto no estoy", aseguró.

La clasificación muestra que el Real Madrid está haciendo las cosas bien. "La clasificación ahora dice muy poco. Siempre es mejor verte lo más arriba posible, pero no hemos jugado ni un tercio de la competición. Ahora sólo hay que mejorar. Somos líderes en la Liga Endesa y no estoy contento, debemos mejorar nuestro juego", puntualizó.

Laso también confirmó que todos los jugadores están disponibles para el partido. "Están todos bien. Hoy hemos entrenado todos y han acabado la sesión sin ningún problema, así es que cuento con los catorce. Y poco antes del partido decidiré", finalizó.

Llull: "En la pista y en el partido no hay amigos"

Sergio Llull, base-escolta del Real Madrid, comentó que era "especial" jugar contra excompañeros como los que se va a encontrar en las filas del Panathinaikos, Ioannis Bourouris y KC Rivers, pero que luego "en la pista y en el partido, no hay amigos".

"Siempre es especial verles antes y saludarles (por Bourousis y Rivers), pero luego en la pista no hay amigos. Seguro que la gente les recibirá con cariño porque nos ayudaron a conseguir títulos", dijo Llull que hoy cumple 29 años.

Sin tiempo para nada, ahora toca el Panathinaikos, un clásico de Europa. "Estamos con ganas, con ilusión, pero no miramos más allá del partido contra el Panathinaikos que va a ser muy duro. Es un clásico de la Euroliga. Se ha reforzado muy bien y tiene un entrenador (Xavi Pascual, exentrenador del Barcelona) que nos conoce mucho. Va a ser una guerra y vamos a tener que jugar bien para poder ganar", apuntó.

El internacional español no se extrañaría de que Pascual les preparara algo especial. "Seguramente nos preparará muchas trampas. Son muy duros atrás, roban muchos balones, meten muchas manos y juegan siempre al límite de la falta y, como he dicho, Xavi nos conoce y algo especial preparara, Nosotros debemos saber lo que tenemos que hacer, salir muy intensos y ganar", subrayó.

La ausencia de Dimitris Diamantidis, ya retirado, es algo a reseñar en ese nuevo Panathinaikos. "No es fácil reemplazar a Diamantidis, una leyenda del baloncesto europeo, pero (Nick) Calathes lo está haciendo muy bien, es uno de sus jugadores claves, juega muchos minutos y hace muchas cosas para su equipo y hace que esa baja se note menos", apuntó Llull.

Los triples al final de cada cuarto se están convirtiendo en una seña de identidad para el jugador. "Cuando se te ha dado bien meter esos triples al final de posesión o de cuarto, a veces la defensa está más pendiente de ti y tienes que buscar una opción mejor para el equipo. Está claro que si veo un pequeño hueco la voy a tirar yo (risas), pero el otro día en el tercer cuarto la jugada salió a la perfección y el balón fue a la esquina y la metió Luka Doncic", finalizó Sergio Llull.

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.



© ACB.COM, 2001-