Nota de agencia

Ricky Rubio califica de "horrible" el juego de los Timberwolves
"Jugar sin corazón, sin deseo, es horrible, eso no es bueno y ahora mismo, estamos mal", asegura el base español de los Minnesota Timberwolves, Ricky Rubio

Ricky, con el balón controlado (EFE)

Minneapolis (EE.UU.), 10 Dic. 2016 (EFE).- El base español Ricky Rubio se mostró frustrado tras la nueva derrota que sufrió su equipo, los Minnesota Timberwolves, esta vez en su campo del Target Center, ante los Detroit Pistons (90-117), y calificó como "horrible" el nivel del juego del equipo.

Rubio estuvo de acuerdo también con el entrenador de los Timberwolves, Tom Thibodeau, primer año en el cargo, que dijo que se trataba de un equipo que "carece de corazón".

El base internacional español, que aportó 10 puntos, en una de sus mejores noches encestadores en cuanto acierto en los tiros de campo, anotó 4 de 5 y 2-2 desde la línea de personal, admitió que los errores forman parte del juego, pero estar en el campo sin luchar no tiene justificación.

Los Timberwolves perdieron por séptima vez en los últimos ocho partidos, lo que hizo que los aficionados, que son cada vez menos los que van al Target Center, los abucheasen todo el tiempo.

El equipo de Minnesota tiene la peor racha perdedora de locales en 12 años, después que no han ganado en el Target Center desde el pasado 17 de noviembre.

"Podemos aceptar que se cometan errores y no hacer disparos a canasta", declaró Rubio después del partido. "Jugar sin corazón, sin deseo, es horrible, eso no es bueno y ahora mismo, estamos mal".

Lo peor para Rubio no es que tengan la racha perdedora sino que dentro del equipo parece como que es algo que no tiene mayor importancia.

"Lo más difícil de asumir es que damos la impresión a los aficionados como que parece que no nos importa", agregó Rubio.

Por su parte, el entrenador Thibodeau reconoció que estaba "muy preocupado", pero todas las cosas estaban sobre la mesa, incluidos los cambios en la alineación titular, y trabajaría para corregir lo que sucede de cara al próximo partido que será nada menos que contra los Golden State Warriors, el domingo.

"Voy a seguir viniendo, no me voy", prometió Thibodeau. "Voy a mirar todo, volver a examinar, algo se está perdiendo, tiene que cambiar".

El entrenador de los Timberwolves reiteró que "algo no está bien, tenemos que encontrar la respuesta a eso", agregó.




© ACB.COM, 2001-