Artículo

De la cárcel al Eurobasket
Ksystof y Darjus Lavrinovic, hermanos gemelos de 2,10 y 23 años, son internacionales por Lituania... y han salido recientemente de la cárcel. Ambos fueron condenados en 1998 a cinco años de prisión por un extraño caso de violación en el que la víctima incluso acabó casándose con Darjus y siendo también condenada. Los gemelos trabajaron duro y progresaron enormemente en la cárcel y, una vez dejado atrás este oscuro episodio, han tenido un regreso impactante


Los hermanos Lavrinovic ganaron fortaleza y mejoraron su juego en prisión (Foto Eurobasket.lt)

Redacción, 28 Ago. 2003.- Darjus y Kystof Lavrinovic, pívots gemelos de 2,10 y nacidos en noviembre de 1979, se abrían hueco en el Alita Alytus lituano y eran considerados dos de los pívots más prometedores de su país, tan prolífico en talento cuando, en 1998 -con sólo 18 años-, sus carreras quedaron súbitamente truncadas.

Los dos hermanos gemelos, junto a su primo Andrei Borodkin, fueron acusados de violar a Natalija Tomasevic. Tras un proceso que convulsionó Lituania, ambos jugadores fueron condenados a cumplir cinco años en prisión. Demasiado tiempo para una carrera deportiva en alza y que ahora parecía definitivamente frustrada.

Ksystof Lavrinovic asumió rápidamente la sentencia y entró en prisión en el mismo 1998, pero su hermano siguió en un proceso legal que cada vez se fue complicando más. Darjus incluso se llegó a casar con Natalija, la chica que les acusó de violación, lo que a su vez motivó que la prensa lituana especulase con que el padre de los jugadores le pagó aproximadamente 5.000 dólares para que lo hiciera.

Lo cierto es que Natalija (ahora Lavrinovic de apellido) cambió su testimonio y declaró a favor de su nuevo marido y cuñado, afirmando que las relaciones sexuales fueron consentidas y no fue una violación. Ni siquiera eso le sirvió a Darjus, cuyos recursos fueron rechazados y tuvo que ingresar en prisión en noviembre del 2000, ya con 21 años. Entre tanto, su nueva esposa era perseguida por la justicia por falso testimonio y condenada finalmente a un año de libertad condicional.

Una reaparición impactante

Una vez perdida la batalla legal, los gemelos decidieron no perder la batalla del baloncesto. Hicieron fuerza común y trabajaron duramente en prisión para mantenerse en forma, incluso mejorar su juego. Sin mucho más que hacer, se dedicaron totalmente al baloncesto, disputando continuos 1-contra-1 entre sí, perfeccionando sus fundamentos y fortaleciendo su cuerpo hasta sufrir una espectacular transformación física. Por otro lado, su buen comportamiento les permitió reducir la pena de cinco a tres años.

Así, Ksystof Lavrinovic salió de prisión en otoño del 2001... y era muchísimo mejor jugador que antes de ingresar en la cárcel, para sorpresa general. Se incorporó de nuevo al Alita Alytus y promedió 13,5 puntos y 8,1 rebotes por partido en la temporada 2001-02 para ser elegido en el segundo mejor equipo de la liga lituana y alcanzar durante el verano la internacionalidad absoluta (jugó con Lituania ante España en Torrelavega). Sus buenas prestaciones le valieron un contrato en el Ural Great ruso, donde la pasada campaña tuvo una buena actuación (9,7 puntos y 5,1 rebotes de media) y continuará en la temporada 2003-04.

Pero si el nivel de Ksystof en su reaparición fue sorprendente, el de Darjus fue impactante. Quedó libre mediada la temporada pasada y, tras reincorporarse al Alita Alytus, promedió la friolera de 17,8 puntos, 9,8 rebotes y 2,6 tapones por partido. Como su hermano gemelo, fue elegido en el segundo mejor quinteto de la liga, firmó un buen contrato en el verano (jugará en el Zalgiris Kaunas) y llegó a la selección. Su juego fue tal, que la prestigiosa revista Sports Illustrated ve en él posibilidades de llegar a la NBA. 'Nuestros jugadores progresan más en la cárcel que en las universidades americanas', se bromea en Lituania ante la escasa mejora de muchos jugadores que acudieron en los últimos años a la NCAA.

Con estos precedentes llegaron Ksystof y Darjus a la concentración de la selección lituana y, de no haber mediado la mala suerte, ambos disputarían el Eurobasket de Suecia en apenas unos días. Sólo lo hará Ksystof, pues Darjus sufrió una rotura en los ligamentos de la rodilla, tuvo que abandonar la concentración y ha sido operado hace unos días en Madrid y estará de baja casi toda la temporada.

Mientras su hermano pasaba revisiones y era finalmente operado, Ksystof Lavrinovic ha jugado dos partidos amistosos contra España, demostrando su calidad y posibilidades de futuro. El pívot ha pasado todos los cortes y disputará el Eurobasket de Suecia con su selección.

Pablo Malo de Molina
ACB.COM



Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos