Artículo

50º aniversario Copa del 67: Un encuentro lleno de emotividad
Éxito en el coloquio por los 50 años de la primera Copa, con Emiliano Rodríguez, Vicente Paniagua, Xabier Añua y Txema Capetillo encandilando a los asistentes con numerosas anécdotas en blanco y negro

(ACB Photo)

Vitoria-Gasteiz, 17 Feb. 2017.- Este viernes tuvo lugar uno de los eventos más emocionantes de la Copa del Rey de Vitoria-Gasteiz, el coloquio '50 años de la primera Copa de Vitoria', presentado por Ecovidrio. La mítica final entre Real Madrid y Kas Vitoria, la primera de Copa vista en suelo vitoriano, fue recordada por dos jugadores de cada equipo. Por parte del Real Madrid estuvieron presentes Emiliano Rodríguez y Vicente Paniagua, mientras que Xabier Añua y Txema Capetillo fueron los representantes del conjunto vasco.

La charla, distendida y con más de una hora de duración, tuvo como gran protagonista a Xabier Añua, visiblemente emocionado tras una semana llena de homenajes y reconocimientos por parte de todo el baloncesto español. El entonces entrenador del Kas Vitoria divirtió a los asistentes con sus anécdotas, como cuando contó que, para medir el tiempo en esa época, cualquier amigo del entrenador local llevaba un cronómetro de mano. "Todo era aprender y aprender en nuestra época", añadió, recordándole a Eduardo Portela, presente en el acto, que participaron en el curso nacional de entrenadores juntos.

Emiliano, por su parte, dijo sin dudar el resultado de aquel partido, 85-80, ante el asombro de los asistentes. "Lo he mirado, eh, no es que me acuerde", reconoció entre risas, mientras Añua le confesaba que aún le duele recordarlo. "Tuvimos la suerte de ser de una generación donde aparece la televisión. Los entrenadores que llegaban de fuera se extrañaban de que entrenásemos solo dos o tres días a la semana. Me decían que tenía que estar siempre con el balón y llegué a dormir con él. Antes mandaba la ilusión por jugar en el equipo de toda tu vida. Ahora el primer valor es el contrato".

"Me llena de emoción esta charla, la gente nos escucha con mucha ilusión", añadió. "Y, por cierto, con más mujeres que hombres", apuntó.

(ACB Photo)

Su antiguo compañero Vicente Paniagua contó como anécdota que en Vitoria podía meter las canastas para abajo. "Eran más bajas, las únicas en las que podía hacerlo", confesó. "Ahora todo está homologado, jugar en cualquier pista es como jugar en casa. Antiguamente, era viajar a Vitoria o Manresa y no había quien las metiera. ¡O el balón podía estar más o menos hinchado!".

"Y hasta un periodista viajaba como uno más de los nuestros", añade el mejor sexto hombre del Madrid para Monsalve.

Por último, Txema Capetillo tuvo un recuerdo para los protagonistas de aquel partido que ya no están entre nosotros. Tampoco le costó echar la vista atrás: "Nos concentraron antes de esa Copa, yo llevaba discos de Adamo y con esto ya estaba perfecto". Además, relató con memoria fotográfica cómo se llevó el Real Madrid aquel título: "Nos decían que Luyk estaba lesionado y nos metió 40. Igual 18 de ellos fueron de gancho, no se lo he visto a nadie… ¡y eso sí que eran ganchos de verdad!".

Entre anécdota y anécdota, entre risas y emociones, se puso fin a un acto que hizo justicia a los protagonistas de una de las finales más especiales de la historia de la Copa del Rey. La primera de Vitoria-Gasteiz.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-