Artículo

Las sorpresas marcan la noche de los concursos
Ninguno de los favoritos ganó en la noche de los concursos del All Star. En los mates sorprendió Glenn Robinson III, mientras que Eric Gordon confirmó su gran año venciendo en el concurso de triples. Porzingis, el más habilidoso.

(EFE)

La noche de los concursos en el All Star se tiñó de color sorpresa al coronar a tres ganadores inesperados frente a los favoritos a los que todos apuntaban.

La jornada ya comenzó advirtiendo de lo que iba a ser la tónica general de la noche y en el concurso de habilidades, un gigante como Kristaps Porzingis derrotó en la final al alero de Utah Jazz Gordon Hayward... ¡con un triple!

Hayward, un consumado anotador, llegó igualado al momento del triple después de ver como el letón de los Knicks aguantaba su velocidad en el dribbling y capacidad en el pase. Todo se resolvería en ver quién de los dos anotaba el triple antes y fue un Porzingis que no falló en su primer intento. Una vez más los hombres grandes destronaban el mito de no ser habilidosos.



Luego llegó el turno de los triples y ahí Eric Gordon ratificó su gran año con Houston Rockets logrando su primer titulo de triplista. Gordon, que es el segundo máximo triplista de la actual liga regular se impuso en la final a Kyrie Irving quien fue subcampeón con 18 puntos.

Gordon estuvo brillante en el carro central, el que dio doble valor a todos sus balones, y con cuatro de cinco aciertos, puso la final muy a su favor y ya en el penúltimo carro se había asegurado el triunfo. Finalmente consiguió 21 puntos que, aunque fueron menos de los 24 que logró en la primera ronda, le sirvieron para conseguir su primer título en el concurso de triples de la NBA.



Como cada año, el concurso de mates fue el momento más esperado de la noche. Tras los último triunfos de Zach LaVine, el torneo ha rejuvenecido en valor y se esperaba mucho de lo que pudiera hacer Aaron Gordon. Sin embargo, el alero de los Magic no pudo hacer buenos los pronósticos y vio como Glenn Robinson III se imponía a todos a base de originalidad y potencia de salto.

El escolta de los Pacers comenzó mostrando muelles en su estreno en los mates saltó sobre una especie de torre humana para demostrar que si se trataba de volar alto, él lo podía hacer como el que más. Fue el primer 50 de la noche para él.

Luego quiso tirar de originalidad y con un mate de 360º gestualizar “a lo Pogba”. Un mate de menos dificultad que tuvo una menor acogida.

Viendo que habría que tirar de potencia de salto, en su tercer mate saltó sobre su compañero Paul George recogiendo el balón de sus manos para machacarlo. Era el camino y Robinson le dio una vuelta de tuerca a su concurso para ganarlo con el mejor mate de la noche. El jugador de los Pacers quisó estirar ese tipo de mate y volvió a saltar sobre George, volvió a coger el balón de sus manos pero lo mejoró poniendo a modo de fila humana a una cheerleader y la mascota de los Pacers... y acabó machacando de espaldas y a dos manos: Original y potente, fue el mate ganador.

Por detrás quedaron el finalista Derrick Jones Jr. que fue de más a menos fallando en los mates de la final, y Gordon (novedoso con la ayuda de un dron) y DeAndre Jordan que decepcionaron con mates iniciales que les dejaron sin opciones de avanzar.




ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-