Artículo

Granger Hall: "Felicito a Felipe”
Ha llegado el ‘sorpasso’ en la lista histórica de reboteadores en la Liga Endesa y todos los focos van a Felipe Reyes, el nuevo líder de una categoría estadística decisiva. En Bucyrus (Ohio), el desplazado Granger Hall se lo toma con naturalidad: “Le felicito. Me sorprende que se haya tardado tantos años en batirse la marca”

Hall en uno de sus característicos tiros libres (ACB Photo)

Redacción, 13 Mar. 2017.- Granger Hall cogió su último rebote un 24 de mayo de 1998, en el quinto partido del ‘play-out’ que disputaba el Ciudad de Huelva en la pista del CB Granada. Un día raro y terrible porque el equipo onubense perdía un categoría a la que nunca más volvió a asomarse (83-81). El norteamericano, además, firmaba un mal partido en su gran especialidad: solamente capturó un rebote en 34 minutos en pista (con 14 puntos, eso sí).

Aquello fue amargo para el pívot, que a falta de un mes para cumplir los 36 decidió que aquel sería su último encuentro: si no podía competir al máximo, era mejor volverse a casa. No aumentaría una cifra de 4.292 rechaces labrada en Valladolid, Huesca, Manresa, Sevilla, Salamanca y finalmente Huelva. Nada menos que 9,9 de promedio, solo rebasado por Arvydas Sabonis (12,3), Larry Micheaux y Tanoka Beard (10,1 ambos).

“Podía haber continuado en el baloncesto un par de años más quizás. Alguna oferta creo que llegué a tener, pero ya estaba cansado y quería hacer otras cosas nuevas en mi vida y ver cómo podía desarrollarme en otros campos, cuidar más de la familia. Fueron muchos años con lo mismo”, recuerda ahora, sin darse un ápice de importancia.

La vida de Hall sigue marcada por lo sucedido durante aquella etapa. En Huesca, indudablemente su ‘lugar fetiche’ (seis de sus trece temporadas con marchamo ACB transcurrieron allí), lo que empezó como un ‘ligue’ quizás inocente con la secretaria del club, Chus Abiol, derivó en la fundación de una familia y un matrimonio fuerte que ha dado a David y Della como frutos más tangibles.

A la capital del Alto Aragón (“un sitio tranquilo, pequeño”) vuelven los cuatro de cuando en cuando para ver a la familia de ella. “Siempre tengo ganas de ir. Los chicos se sorprenden cuando tantas personas me hablan en la calle y recuerdan lo que hice. Yo no le doy mucha importancia, pero también creo que el baloncesto es un buen ejemplo de superación para ellos”, apunta.

También el rebote está relacionado con lo de superarse y ahí es donde se produce una conexión íntima entre Granger y Felipe. No hay que ser el más grande (Hall está en 2,03) ni tener un cuerpo esculpido para coger uno y otro y otro y otro. “Lo más importante es coger la posición y mantenerla con fuerza, sin dejar que te muevan, sin perder la concentración”, apunta nuestro hombre como ‘receta’.

El récord perdido

Centrado en sus ocupaciones diarias como profesor de un centro para chicos con problemas, no ha estado muy al tanto de lo que sucedía con lo del récord. “Para mí todo esto es pasado”, dice, sin darse la más mínima importancia. “Me sorprende que se haya tardado tanto tiempo en superar mi marca, pero algún día tenía que ser”, señala.

A Felipe Reyes no lo conoce directamente, aunque sí le ha visto jugar en algunos partidos con la selección española en torneos internacionales. Llama la atención que el pívot cordobés disputase sus primeros minutos en la máxima categoría justo la temporada siguiente a la retirada de Hall, nada menos que 9:15 en el Buesa Arena (dos rebotes y, uf, 0/4 en tiros libres). “Le felicito, por supuesto. Es un jugador muy respetado que ha sabido construirse una carrera muy buena”, dice.

Otro punto en común es que ninguno de los dos llegó a pisar la NBA... ni falta que les hizo para quedarse en el corazón de muchos aficionados para siempre. Granger fue escogido en la cuarta ronda del ‘draft’ de 1985 (número 78) por los Phoenix Suns.

“Creo que me fue bien porque me lo tomé en serio. Cuando firmas un contrato, tienes que hacer lo que has firmado en él e ir al cien por cien. Nada más”, señala. Muy lejos, en el estado de Utah, vive Brian Jackson, con el que formó una pareja icónica en Huesca. “Los dos actuábamos como profesionales”. Y los dos se dedican a la enseñanza hoy en día.

Hall, con la camiseta del TDK Manresa (ACB Photo)

Pero Hall no es un mitómano ni mucho menos un ególatra. En su casa, a 170 kilómetros al oeste de donde reina LeBron James, no hay expuestas fotos suyas, ni siquiera con aquel verde que le sentaba tan bien. “No pienso mucho en lo que conseguí o no conseguí. El baloncesto fue clave en mi vida durante años, pero ahora estoy centrado en mis chicos”, comenta en un español bastante bueno. Los chicos, aparte de David y Della, son los del centro especial en el que trabaja. “A veces tenemos que enfrentarnos a situaciones duras relacionadas con la droga y la violencia, pero siempre intentamos ayudar, no dar a nadie por perdido, porque todo el mundo merece una oportunidad”.

Un tipo tranquilo y cultivado, que siguió al pie de la letra lo que le recomendó su madre cuando firmó su primer contrato profesional en Valladolid en 1985 como sustituto de Bruce Kucenski. “Me dijo que me fuese enseguida a la biblioteca a leer sobre el país, así es que lo hice y eso fue algo muy importante. La historia de España es más importante que la de Estados Unidos”.

Se fue la de los rebotes, pero le queda una marca todavía: la de jugador norteamericano sin otro pasaporte con más partidos disputados en la Liga Endesa, con 433. Entre los nacidos en su propio país solamente le supera Bernard Hopkins (456), pero con el matiz de que la parte final de su carrera actuó como comunitario. También se mantiene en el top-10 de tapones y quedará para siempre su peculiar forma de lanzar tiros libres, con tres botes parsimoniosos que eran jaleados desde la grada con gritos de “uno, dos, tres...”. “Era bastante malo y en la universidad de Temple me convencieron de que hiciese eso para tener más concentración. La verdad es que mejoré”, comenta.

De vez en cuando se pone una camiseta de la selección española de fútbol que le regalaron. Un detalle más de la huella que se dejaron mutuamente país y deportista.

Javier Ortiz
@bujacocesto
Redactor del Periódico de Extremadura

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-