Artículo

Xabier Añúa: "El baloncesto es pasión, es humildad y es alegría de vivir"
Una vida dedicada al baloncesto y mil emociones por transmitir. Xabier Añúa da toda una lección de vida y amor al baloncesto tras recibir la Medalla de Oro de la AEEB: "El baloncesto debe servir para unir a la gente de todo el mundo. El baloncesto es pasión, es humildad y es alegría de vivir"



Redacción, 28 Feb. 2017.- El viernes de Copa del Rey, la Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto (AEEB) le entregó su Medalla de Oro a Xabier Añúa, el histórico entrenador de CD Vitoria, FC Barcelona, Águilas de Bilbao, Antibes o Baskonia.

Emocionado al recibir esta distinción, Añúa transmitió toda su pasión por el baloncesto en un bello y vitalista discurso.

"Tengo una sobredosis de halagos. Estoy empezando a emocionarme. En este momento pasa por mi cabeza una película de toda nuestra organización. Y quiero darle las gracias a Eduardo (Portela), porque con Eduardo empezamos una historia. Una historia hace más de 50 años. Cuando yo llegué a Barcelona, ya nos habíamos cruzado muchas veces, me recibieron él y su esposa María con un cariño enorme que siempre queda en el corazón. E igual que él, con Aíto, que empezamos juntos un camino hace 50 años y, hoy, 50 años después, tenemos nuestro corazón muy unido en todas estas cosas del baloncesto.

Y a todos mis amigos y jugadores con los que he recorrido este camino. A Gavaldà, de la Asociación de Entrenadores, con ese torrente de ideas que siempre nacen de su cabeza. Y, sobre todo, quiero todo lo que ha dicho Sergio (Scariolo). Dedicar un recuerdo a todos los entrenadores que se dedican a la formación de jóvenes, hoy chicos y chicas. Son los maestros. Esa palabra, de maestro que tiene un espacio muy especial: los maestros de vida. A los que inculcan a esos niños y niñas la solidaridad, el sentido maravilloso de la palabra, a los que son maestros de vida. Y que inculcan algo como es derribar las fronteras, las fronteras de género y de clase.

A los padres que se dedican a llevar a sus hijos, añado a lo que ha dicho magníficamente Sergio. A la Asociación de Entrenadores que está siempre inculcando eso.

Y quiero dedicar finalmente un recuerdo especial a mi esposa Maite, a mi hijo Fernando, a mis adorables nietos, a mis amigos como Sanchón, que hoy no puede estar aquí por un accidente y que me acompañó toda la vida. El baloncesto debe servir para unir a la gente de todo el mundo. El baloncesto es pasión, es humildad y es alegría de vivir.

A todos, mila esker bihotz bihotzez. Muchas gracias, muchas gracias con el corazón"


ACB Photo

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-