Nota de agencia

Valencia Basket, lastrado por las lesiones, se la juega a cara o cruz
El equipo de Pedro Martínez, con bajas importantes por lesiones, se juega su pase a las semifinales de la EuroCup contra el Khimki. El conjunto que gane el partido en la Fonteta se clasificará

Sikma captura el rebote (Foto: Khimki BC)

Valencia, 7 Mar. 2017 (EFE).- El Valencia Basket se enfrentará este miércoles contra el Khimki Moscow Region, en el tercer y definitivo partido de los cuartos de final de la EuroCup, y lo hará marcado por las bajas pero con la ventaja de jugar en la Fonteta, que se espera que se llene para el choque.

Una derrota supondría la eliminación para el conjunto valenciano y por tanto que se le cierre uno de los dos caminos que tiene para acceder a la Euroliga la próxima campaña. Eso sí, esta temporada, el club desde el principio ha tenido claro que la senda más sencilla para regresar a la máxima competición europea era la de la Liga Endesa.

El principal problema para el técnico Pedro Martínez estará en el puesto de base ya que no podrá contar ni con Antoine Diot ni con Guillem Vives, dos de sus tres directores de juego. Solo podrá hacerlo con Sam Van Rossom.

Esta circunstancia llevará el entrenador a tener que exprimir al límite al belga o a improvisar un segundo base como hizo ya en la pista del Baskonia con Joan Sastre y Fernando San Emeterio. Este movimiento, al mismo tiempo, trastocaría el resto de la rotación exterior.

Esta circunstancia complica especialmente el partido del Valencia pues el Khimki tiene en Alexey Shved, Jacob Pullen y en Earl Rowland a sus principales peligros. Al mismo tiempo, y especialmente en el caso de los dos primeros, son sus principales lastres defensivos por lo que el Valencia Basket debe conseguir atacarlos por ese flanco.

Además Martínez, tampoco podrá contar con Slava Kravtsov, por lo que su rotación interior se reduce a cuatro jugadores. En este caso, la principal preocupación del técnico será frenar al veterano Dmitry Sokolov, que ha sido un impulso para su equipo y un tormento para el Valencia Basket en los dos primeros encuentros saliendo desde el banquillo.

También se espera recuperar la mejor versión de Bojan Dubljevic. El montenegrino es la principal referencia anotadora del equipo en la pintura pero en el segundo choque solo apareció cuando ya se había decantado del lado ruso.

Frente a todos estos problemas, el Valencia Basket tiene la ventaja de jugar en casa este trascendental choque, algo que se ganó siendo el mejor equipo de la competición en la segunda fase del torneo y que ahora debe aprovechar.

Se espera que el pabellón de la Fonteta se llene para la cita y que los aficionados del conjunto valenciano tiren del equipo en esta complicada tesitura ante un rival que es otro de los grandes favoritos al título final.

Al que gane el choque le espera en semifinales el Hapoel Jerusalem, que cerró por la vía rápida su eliminatoria ante el Herbalife Gran Canaria al derrotarle en los dos primeros partidos de la serie.

Oriola: "Tenemos que proteger a Van Rossom y Dubljevic"

Pierre Oriola, pívot del Valencia Basket, destacó que dados los problemas de lesiones con los que afrontarán el decisivo choque de cuartos de final ante el Khimki Moscow Region deberán resguardar de las faltas a Sam Van Rossom y a Bojan Dubljevic.

El equipo valenciano afrontará el choque sin Antoine Diot y Guillem Vives, lo que dejará a Van Rossom como único director de juego 'puro', y también sin el interior ucraniano Slava Kravtsov.

"Los problemas de lesiones han llegado en el peor momento posible y nos han dejado con nueve jugadores y el canterano Josep Puerto. Veremos qué pasa", señaló Oriola en el blog que tiene en la web de la competición.

"Por su puesto, Van Rossom y Dubljevic son clave en este partido. Sam es nuestro único base puro y Dubi es nuestra principal referencia ofensiva por dentro. Tenemos que protegerlos de problemas con las faltas, así que es labor del resto trabajar aún más duro en defensa y en ataque", apuntó.

El interior aseguró que se trata de "la segunda final de la temporada", después de la de la Copa del Rey, y recordó que trabajaron "duro" para poder conseguir la ventaja de pista y ahora tienen "que aprovecharlo".

"Nos ganamos el derecho de jugar este partido en la Fonteta y aquí hemos demostrado ser más fuertes", señaló Oriola, que se mostró convencido de que pueden contar con sus seguidores. "Nos ayudarán en los momentos buenos y en los malos que , por supuesto, los habrá", recordó.

El interior catalán aseguró que para un "competidor" como él "es estupendo jugar un partido como éste". "Estoy deseando dar lo mejor de mí y luchar hasta el final. Tenemos que darlo todo y acabar con la sensación de que nos hemos vaciado", señaló.

"Aprovecharemos todas las oportunidades que tengamos e iremos hasta el final empujados por ocho mil seguidores. Vamos a conseguir esta victoria juntos", animó.

Pedro Martínez: "Van Rossom tiene que jugar un poco más pero no mucho más"

Pedro Martínez, entrenador del Valencia Basket, aseguró hoy que pese a las bajas de los bases Antoine Diot y Guillem Vives no va a exprimir a Sam Van Rossom, su tercer director de juego, en el choque de mañana ante el Khimki Moscow Region y que serán Joan Sastre, Fernando San Emeterio y Rafa Martínez los que le den relevos.

"Sam tiene que jugar un poco más de lo que hace habitualmente, mucho más no sería bueno ni para él ni para el equipo. No va a jugar 35 minutos, no puede ni va a pasar, le metería una mala dinámica, fatigado es muy difícil jugar y no nos daría el nivel mínimo en defensa", señaló.

"Las dificultades son obvias y podemos perder, ya lo sabemos, pero también que podemos ganar. Hay que vivir el partido, que se lo merece. Si no lo conseguimos será un momento duro pero ahora pensamos en positivo", añadió.

Martínez recordó que, pese a los inconvenientes que suponen, "las lesiones son una oportunidad para que otros den un paso adelante y se reivindiquen, ahora es un buen momento".

"Los lesionados anímicamente están mal, es una faena para ellos no poder ayudar al equipo, son los que están peor. El resto está con ganas de competir, vamos a hacer nuestro máximo y a intentar ganar. Entrenamos, jugamos y vivimos para estos partidos, somos unos privilegiados", recordó.

El técnico catalán dijo que le da "mucha" importancia al hecho de jugar este definitivo tercer partido de la serie en casa. "Si este partido fuera en Moscú en estas circunstancias no tendríamos posibilidades objetivas de ganarlo. Si las tenemos, es por jugar en casa", admitió.

Además, explicó que en su opinión la clave del partido estará en "la capacidad que tengan los equipos para encontrar a sus jugadores acertados, la capacidad de encontrar a ese jugador que tiene un punto de chispa".

En cambio, no se mostró muy esperanzado en poder mejorar significativamente la defensa que han mostrado en los dos primeros encuentros de la serie. "Es imposible defender bien si no tienes a todos, porque no entrenas bien y no tienes rotaciones. Tenemos que hacer lo mejor que podamos sabiendo que no estamos en nuestro mejor momento", explicó.

Sí que dijo que confía en que puedan reducir el impacto que ha tenido en los dos primeros encuentros el interior Sokolov cerca de la canasta, pero dijo que a Pierre Oriola le cuesta defenderlo "porque no es un 'cinco' y Dubljevic está teniendo algunos problemas con las caídas, así que él se está aprovechando del momento físico en el que estamos".

El entrenador catalán también dijo que el canterano Josep Puerto puede tener algún papel en la rotación pero dijo que le harían un "flaco favor" si esperaran mucho de él. "No le hemos de poner presión, mañana es nuestro jugador número 10, está a disposición y con la máxima mentalidad. Pero creo que no debemos esperar mucho de él", concluyó.

Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.



© ACB.COM, 2001-