Artículo

¿Cuál es el mejor quinteto verdinegro?
Una de las canteras más prolíficas del baloncesto español es la del Divina Seguros Joventut de Badalona. De sus equipos han salido alguno de los mayores talentos del baloncesto español, pero ¿quiénes formarían el quinteto ideal de canteranos? Varios de los actuales jugadores responden a la pregunta. Y para ti, ¿cuál es el quinteto ideal?

(ACB Photo)

Redacción, 10 Mar. 2017.- Una de las preguntas que más se repiten en el baloncesto es ¿Cuál sería el quinteto ideal de...? Buscando la perfección nos preguntamos que cinco jugadores harían el mejor equipo de la historia, de Europa o la NBA, de los años noventa o, sencillamente, de nuestro club.

Esta es precisamente la pregunta que contestan cinco jugadores criados en la cantera del Divina Seguros Joventut. Albert Ventura, Albert Miralles, Alberto Abalde, José Ignacio Nogués y Sergi Vidal desgranan la filosofía de la Penya en el siguiente vídeo y tratan de aunar criterios para concluir qué jugadores componen el mejor quinteto de la historia del club.



Cuestión nada fácil pues la diversidad de talento es tan grande que la unanimidad parece imposible y así tres son los bases que aparecen en sus equipos. Mientras Miralles tira de clasicismo para destacar a Rafa Jofresa, Sergi Vidal apuesta por su ex compañero y amigo Raül López, el talento más fresco de Ricky Rubio es la elección de Abalde y Ventura.

Entre los aleros, dos nombres parecen imponerse y, tanto Jordi Villacampa como Rudy Fernández, destacan como dupla preferida. Junto a ellos dos aparecen Sergi Vidal, Pau Ribas o un Alex Mumbrú que es citado por Sergi Vidal como alero, pero que, tanto José Ignacio Nogués como Alberto Abalde, lo incluyen entre sus pívots favoritos.

Junto a Mumbrú, un joven como Nacho Llovet y un mítico de los ochenta como Juanan Morales hacen hueco en un grupo donde también destaca Henk Norel y, sobre todo, Albert Miralles, la decisión más unánime entre los encuestados... menos para el propio Miralles.

El quinteto ideal de...
BASEALEROALEROPÍVOTPÍVOT
VENTURARicky RubioRudy FernándezJordi VillacampaNacho LlovetMiralles / Norel
NOGUÉSRaül LópezSergi VidalJordi VillacampaAlex MumbrúAlbert Miralles
ABALDERicky RubioPau RibasRudy FernándezAlex MumbrúAlbert Miralles
VIDALRaül LópezRudy FernándezAlex MumbrúAlbert MirallesHenk Norel
MIRALLESRafa JofresaRudy FernándezJordi VillacampaNacho LlovetJuanan Morales


(ACB Photo / A. Martínez)

EN BUSCA DEL QUINTETO IDEAL

BASE

Si buscan un base de los de toda la vida, Rafa Jofresa es un espejo donde mirarse. Siempre anteponiendo el juego de los demás sobre el suyo propio destacó por su inteligencia y correcta toma de decisiones más que por la espectacularidad de los pases o su capacidad anotadora. Eso sí, como buen verdinegro, su mecánica de tiro era magnífica (51% promedió en tiros de dos)

El sucesor de Rafa se hizo esperar unos años, pero cuando llegó lo hizo con el auténtico sello de la factoría Penya. Raül López era digno sucesor de la inteligencia de Jofresa, pero tenía un físico superior al de los bases del momento y un don especial para hacer magia con sus pases. Buen anotador, las lesiones mitigaron parte de su proyección pero no le impidieron ser uno de los más grandes del baloncesto actual.

Y actualidad y futuro es lo que le queda por delante a Ricky Rubio. Talento precoz procedente de El Masnou que marcó una época en el equipo que ganó los últimos títulos. Ricky dejó su marca de genialidad en el pase y fue una amenaza constante en defensa. Como los genios, Ricky innovó en el baloncesto de la mano de Aíto García Reneses.

ALEROS

La añoranza del pasado (aunque esté muy presente en el día a día verdinegro como Presidente) nos lleva a hablar de Jordi Villacampa, uno de los mejores aleros anotadores de finales de los 80 e inicios de los noventa. Jordi tenía un potente físico que le permitía percutir el aro con rapidez y contundencia. Sin ser un portento tirador, el paso de los años fue puliendo la mecánica tiradora de uno de los mayores talentos ofensivos de Badalona.

También como estilete ofensivo comenzó al carrera de Sergi Vidal. Tal era su talento que siendo jugador junior fue al Nike Hoop Summit con estrellas europeas como Tony Parker, Marko Popovic y americanas como Zach Randolph. Sin embargo, la mayor parte de su carrera Sergi ha visto como era su defensa la que más elogios recibía. Fue todo un referente en Vitoria y en San Sebastián, años más tarde, tuvo una regresión al jugador ofensivo que fue. Sea como sea, Sergi siempre destacó por ser un todo terreno que lo da todo en la pista.

Rudy Fernández se convirtió en otro ejemplo de precocidad y desde bien joven evidenció que su talento físico y calidad anotadora iba marcar una época en el Joventut. Lo hizo a base de títulos y mucho espectáculo. La conexión con Ricky nos dejó muchos alley oops y mates brutales de uno de los mejores físicos nacionales que hemos tenido en los últimos años. Además, pocos como Rudy para leer las líneas de pase y cortar balones en el lado débil de la defensa.

En los recientes éxitos del Joventut hay otro hombre indispensable como es Pau Ribas. Una de las mecánicas tiradoras más elegantes de la liga evidenció una gran polivalencia al compaginar las posiciones de base y escolta. Pau siempre ha destacado por su capacidad anotadora, pero también por saber elegir los momentos en los que aparecer y destilar sobriedad con el balón en sus manos.

A mitad de camino entre la posición de alero y el falso cuatro, tenemos a Alex Mumbrú. Su juego ha ido variando posiciones, pero lo que nunca ha cambiado ha sido su facilidad para sumar puntos. Mumbrú siempre ha tenido al virtud de saber postear a rivales más pequeños y atacar con rapidez la lentitud de movimientos de aquellos que le ganaban en centímetros. Además, Mumbrú, siempre ha destacado en ese otro papel que no se ve pero es igualmente importante: la química del vestuario.

(ACB Photo / Esther Casas)

PÍVOTS

Nacho Llovet es una de las últimas figuras interior que ha sacado la Penya. Pívot pequeño pero intenso, ha ido progresando en facetas ofensivas (si en sus primera temporadas no lanzó ni una sola vez desde el triple, el año pasado promedió un 32%). Llovet es pura intensidad en defensa, pero en otras facetas como la de asistir a sus compañeros se le ve importantes progresos.

Llovet tendría en la actualidad un buen complemento en al pintura en Henk Norel, un jugador muy ágil y elegante de movimientos para su altura. Norel ha ido puliéndose en aspectos defensivos para convertirse en un gran reboteador sin perder un ápice de su clase atacando y un notable juego de pies en el poste baje. Sin duda, uno de los mayores talentos que se ha visto en la pintura verdinegra.

Siendo todo un referente defensivo Albert Miralles se ha consagrado como uno de los más reconocidos pívots de los últimos años. Fue una de las grandes promesas interiores (fue drafteado por Toronto Raptors) y, de manera atípica, comenzó su carrera en Italia. De ahí regresó con esa voracidad por el rebote y constante lucha propia del baloncesto italiano, pero además supo jugar muy bien y anotar de espaldas al aro.

Y si viajamos en el tiempo no podemos dejarnos al gran Juanan Morales. Nunca fue un deshecho de virtudes en ataque, pero era tanto lo que aportaba en defensa que poco importó que fuera perdiendo presencia en ataque. A finales de los 80 no era fácil ver a un jugador de más de 210 centímetros y por eso su figura se hizo imprescindible en cualquier proyecto ganador (Badalona, Vitoria, Paok u Olympiacos) de aquellos años.

Y ahora... ¿Tú con quién te quedas?

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Club Joventut Badalona S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-