Artículo

La nueva vida de Brandon Roy, Naismith Trophy al Entrenador del Año
En el inicio de su carrera como entrenador, Brandon Roy recibe el Naismith Trophy al Entrenador del Año en High School, tras un 29-0 al frente de Nathan Hale, de la mano de la estrella Michael Porter. Con 32 años, Roy empieza con honores su segunda vida baloncestística

Redacción, 20 Mar. 2017.- Las lesiones privaron a Brandon Roy de una vida plena como jugador profesional, mas el baloncesto le abrió otra ventana desde el banquillo. El exjugador de los Portland Trail Blazers se hizo cargo del Nathan Hale High School, en Seattle, el pasado mes de junio, y su primera temporada le vale honores nacionales.

Roy ha recibido el Naismith Trophy al Entrenador del Año en High School, después de un perfecto 29-0 de su equipo, que ha ganado el título estatal. En Nathan Hale ha brillado con luz propia Michael Porter Jr., elegido Mejor Jugador por el mismo grupo de periodistas que han hecho que el Atlanta Tipoff Club premiara también a su entrenador.

Porter, que la próxima temporada jugará en la Universidad de Washington (como hiciera Roy entre 2002 y 2006), es uno de los más destacados jugadores de instituto en Estados Unidos. En su último año, ha promediado 34,8 puntos y 13,8 rebotes por partido.

Roy, con la camiseta de los Blazers (Foto EFE)

Elegido en el número 6 del Draft de 2006, Brandon Roy fue Rookie del Año en la temporada 2006-07, al frente de unos Portland Trail Blazers cuyo destino parecía destinadoa cambiar, de la mano de LaMarcus Aldridge, producto fruto del mismo Draft. En su quinta temporada como profesional, las rodillas del escolta de Seattle empezaron a avisar de su adiós. Tras pasar por el quirófano a inicios de 2011, Roy regresaría a las canchas, pero ya muy lejos del nivel de All-Star que había alcanzado con los Blazers.

Un nivel que no regresaría y que, con un acrecentado problema en los cartílagos de sus rodillas, acabó con un prematuro anuncio de retirada en diciembre de 2011. "Mi familia y mi salud son lo más importante para mí, y al final esta decisión era sobre ellos y sobre mi calidad de vida", decía tras lidiar con un dolor que ponía punto y final a su carrera, pese al posterior intento con los Minnesota Timberwolves, con los que llegó a jugar cinco partidos en la temporada 2012-13.

Contaba 28 años. Con 32, empezaría una nueva vida en los banquillos. Nathan Hale le encontraba un nuevo lugar en el baloncesto y, junto a siete nuevas incorporaciones (entre ellas toda una estrella de instituto como Porter), cambió el 3-18 de la temporada anterior por el 29-0 que le vale adornar con premio los inicios de su carrera como entrenador.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-