Artículo

31 de marzo de 1957: Hoy empieza todo
Daniel Barranquero viaja en el tiempo 60 años atrás para escribir en presente cómo fue aquel 31 de marzo del 57 en el que nació la Liga. El contexto, la gestación, el formato, los equipos, la ilusión, la previa

Hoy es el gran día. El básquetbol en nuestro país está a punto de entrar en una nueva era con el comienzo de la Liga Nacional de Baloncesto. Este domingo 31 de marzo, los seis equipos más potentes del panorama nacional abrirán el telón de una competición que promete marcar un antes y un después en el desarrollo de este deporte en España.

Qué lejos queda aquel ensayo de 1946, con una competición no oficial y de carácter experimental que pretendió convertirse en referencia para terminar quedándose en el intento. Pese a sus buenas intenciones, aquel torneo con 4 equipos de Cataluña y 3 de Castilla que se llevó el Barça no tuvo continuidad. Ni dinero. Especialmente, fue una cuestión de dinero.

Han pasado ya once años. El planeta ha cambiado. España, también. Mientras lejos de nuestras fronteras el mundo habla de la carrera espacial iniciada por la URSS con el envío del Sputnik I o de la Comunidad Económica Europea (CEE) y su mercado común, aquí la sociedad empieza a vivir grandes cambios debido al boom del turismo y el deporte no deja de crecer.



El básquetbol lo hizo de su mano. Llega a más lugares, el nivel aumenta y la pasión se desborda, contagiada por el éxito de la Selección Española en los Juegos del Mediterráneo del 55. El respaldo de los aficionados parece asegurado para una idea que comenzó a gestarse en el pasado mes de junio, durante la final de la Copa del 56, en un espectacular Real Madrid-Aismalíbar resuelto a favor de los blancos en la prórroga.

Y es que, el pasado año, con la creación de la primera Copa de Europa de fútbol de la mano del diario galo L’Equipe, un hombre, un adelantado a su época, Raimundo Saporta, decidió que la idea era aplicable al mundo de las canastas. La exigencia de la FIBA de reunir solo a los campeones de cada país impulsó el proyecto de la Liga, considerado, hasta el momento, el ensayo más serio en el plano organizativo del baloncesto español.

Hasta este histórico 31 de marzo, la dinámica era celebrar campeonatos regionales y la ya clásica Copa. Sin embargo, habían surgido voces críticas, muchas de ellas de mucho peso, acusando al anterior sistema de obsoleto, excesivamente corto e incluso aburrido, especialmente en sus primeras fases, con resultados abultados y previsibles. “Nos pasamos temporadas con únicamente 4 o 5 partidos interesantes. Con la Liga habrá que superarse constantemente”, apuntó Ruiz Argiles, técnico del CB Estudiantes.

El crear un sistema con clasificación, puntos y calendario definido parecía una tarea ardua, mas la labor ha sido velozmente organizada por Saporta, tesorero del Real Madrid desde 1952 y elemento clave en la puesta en marcha de la Liga. Su idea, tan sencilla como compleja, fue la siguiente: La FEB, a través del Comité de Organizaciones Internacionales (COI), correría con todos los gastos de desplazamiento, alojamiento, árbitros y hasta alquiler de cada recinto. A cambio, se llevaría los ingresos por taquillaje y publicidad.

La clave, generar una bolsa en común con las recaudaciones para limitar dispendios económicos y buscar un formato liguero que minimizara al máximo todos los gastos posibles. Así es la Liga diseñada para revolucionar por siempre el baloncesto español.

Foto Revista Baloncesto


El formato

La primera de las Ligas contará con 6 equipos: 4 de Cataluña (CF Barcelona, Club Juventud de Badalona, CB Aismalíbar y Orillo Verde) y 2 de Castilla (Real Madrid CF y CB Estudiantes), clasificados todos ellos a través de sus resultados en los campeonatos regionales. El formato presenta enfrentamientos de todos contra todos a doble vuelta, en un único grupo. Dos puntos por ganar, uno por la derrota y cero por no presentarse, además de sanción económica. No está contemplado el empate, con prórrogas de cinco minutos para decidir el ganador en caso de igualdad al final del tiempo reglamentario.

Cada equipo jugará 10 partidos, si bien habrá 13 jornadas. La idea para ajustar al máximo el presupuesto consiste en desplazamientos dobles de Barcelona a Madrid y viceversa. Es decir, dos equipos catalanes viajando juntos a la capital o los dos madrileños desplazándose a tierras catalanas para disputar un par de partidos el fin de semana contra sus rivales. Jugarán un duelo el sábado, otro el domingo, y vuelta a casa. Los días pueden cambiar en función de los horarios y vicisitudes del viaje, contemplándose la posibilidad de jugar tanto por la mañana como por la tarde de un mismo día si el horario del ferrocarril o del desplazamiento aéreo lo requieren.

Con dos equipos descansando por jornada, al término de las 13, disputadas en solo 49 días, el que tenga más puntos será campeón. En caso de empate, se mirará el goal-average de cada contendiente. Y no solo habrá premio para el líder definitivo: los 4 primeros se clasificarán par la Copa del Generalísimo, a disputar en Vigo entre el 14 y el 15 de junio.

Seis equipos, cinco ciudades… y solo dos sedes. Todos los choques de Madrid se jugarán en el Frontón de Fiesta Alegre y, los de Barcelona, en el Palacio Municipal de Montjuic, estrenado recientemente con la disputa de los Juegos del Mediterráneo. Hay que reconocer el esfuerzo de cada contendiente. Juventud de Badalona, Aismalíbar de Sabadell y Orillo Verde, de Montcada, se desplazarán a Barcelona para sus encuentros, mientras que el cuadro barcelonista ha aceptado trasladarse desde su pista en el Estadi de Les Corts. El requisito de la competición de jugar en pabellones cubiertos ha provocado, igualmente, que el Estudiantes también deba disputar sus encuentros en el Frontón de Fiesta Alegre. A cambio de tanto sacrificio, los jugadores tendrán la garantía de disponer de agua caliente en sus duchas.

Foto Lean


En cuanto al presupuesto, de 250.000 pesetas, se reservan 96.000 pesetas para el desplazamiento de los equipos y 8.000 para el de los árbitros, misma cifra que para el viaje de los directivos. Al final de la temporada liguera, en caso de beneficios, se repartirán entre los equipos en función de su clasificación definitiva.

Esta Liga pionera pretendió contar con clubes de Aragón y Vizcaya, tierras donde el básquetbol crece a pasos agigantados, si bien se descartó en primera instancia la participación del Helios de Zaragoza y del Águilas de Bilbao para ajustarse al presupuesto marcado. Eso sí, la intención es que, a corto plazo, el número de equipos en liza vaya aumentando paulatinamente. Para ello se pone en marcha el Trofeo Gonzalo Aguirre, la segunda división en la práctica, con doce equipos divididos en cuatro grupos. La fase final de ascenso se jugará en Fiesta Alegre, en el marco de la celebración de una de las jornadas ligueras.

El anhelo de cada uno de los seis participantes de esta primera Liga, levantar el próximo 19 de mayo el trofeo del campeón, que llevará el nombre de Jesús Querejeta. El galardón representa a un jugador anotando una canasta de espaldas. Es el objeto más preciado.

Así se presenta la primera jornada

Se acabaron las hipótesis y los pronósticos. Tiempo de realidades. Desde este mismo domingo 31 de marzo, la pista dictará sentencia, con el balón “Líder”, grande, de cuero e impermeable, como juez más neutral. 68 jugadores, sin que nadie llegue a los 2 metros -195 centímetros es el tope, con solo 5 jugadores por encima de los 190-, persiguen el sueño de inscribir su nombre para siempre en la historia de la Liga.

Entre ellos, los Kucharski, Brunet, Díaz Miguel, Trujillano, Bonareu, Imedio, Bassó, Joaquín Hernández, Bassó o los hermanos Martínez, héroes en los pasados Juegos del Mediterráneo y estrellas de la temporada 2016-17 de un torneo que se moverá entre lo estelar y lo amateur.

Foto 70 Años de Basket en España


Porque el mismo curso en el que se han visto fichajes sorprendentes y astronómicos seguirá, en su gran mayoría, habiendo jugadores que no pueden vivir del baloncesto, sin contrato, condenados a tener un trabajo paralelo que les limite el tiempo de entrenamiento. Incluso a través del mismo club, como en el caso del Orilla Verde, que ofrecía puestos de trabajo en la empresa textil a los jugadores como incentivo para poder ficharlos. Tampoco faltarán estudiantes obligados a hacer malabarismos para poder jugar la Liga sin dejar de lado sus carreras, con la dificultad de su corta experiencia en viajes tan largos y lejanos.

Eso sí, los jugadores, cuyo nivel crecerá al mezclarse ambas escuelas baloncestísticas, acabarán haciendo buenas migas con sus propios rivales al tener que compartir tantas horas de viaje. En cuanto al alojamiento, la facilidad de clubes como el Real Madrid para encontrar hotel contrasta con la modestia de un Estudiantes que dormirá en pensiones en sus viajes a la Ciudad Condal.

En unos días en los que todo el deporte nacional habla de la gesta del ciclista Miguel Poblet en la Milán San Remo o de la exhibición de España en fútbol frente a Bélgica (5-0), el básquetbol se ha colado en las primeras páginas por el arranque de un torneo que tomará el testigo, en cuanto a expectación, a la ilusionante ronda de partidos internacionales de la Selección Española de básquet, con Portugal, Bélica, Francia, Austria e Italia comprobando de primera mano el salto dado.

Del mismo modo, tampoco faltó en la previa la polémica, con el Estudiantes recusando la figura del colegiado Eduardo Hernández Villamil, por su pasado madridista en su época de jugador, allá por la pasada década de los 40. Ruiz Argilés, técnico colegial, protestó la medida de su propio club, destacando la “seriedad e imparcialidad” del árbitro.

Revista Baloncesto)


El otro gran aliciente que ha de empujar a los espectadores a armarse de paciencia a la hora de coger el tranvía o el bus para asistir a la cita es el de los precios, absolutamente populares, con el objetivo de llegar al mayor número de personas posible. Por 5 pesetas, se podrá ver el mejor básquetbol del país. Por 20, además, se podrá hacer desde las mejores localidades de cada cancha.

El torneo, que iba a arrancar este sábado 30 de marzo, se retrasó un día, por lo que habrá doble jornada entre el domingo 31 de marzo y el lunes 1 de abril. Eso sí, nada de viajes en el estreno liguero. Doble encuentro catalán tanto un día como otro y derbi madrileño en el Frontón de Fiesta Alegre para abrir fuego. Los desplazamientos y los piques castello-catalanes, desde la Jornada 3.

A las 18h será el turno del CF Barcelona-CB Aismalíbar, que tendrán el honor de disputar el primer partido histórico de la Liga. A las 19:30, siempre con la bella bóveda del Palacio de Deportes de Montjuic como testigo, será el turno del Juventud-Aismalíbar, con el Real Madrid y el Estudiantes trasladando a la noche el morbo de su duelo fraticida. Eso sí, hay cambios en la jornada del lunes, a causa de la carrera ciclista en el Circuito de Montjuic de ese día. A las 18:30, Barcelona-Orillo Verde y, a las 20h, Juventud-Aismalíbar. Empero, para nadie existe el horizonte más allá de la Jornada 1 para los ilusionados equipos, con tres partidos apasionantes para entrar en la historia por la puerta grande.

Barcelona CF-CB Aismalíbar de Montcada

El 6 veces campeón de España contra el actual subcampeón, que rozó el título copero hace meses, cediendo solo en la prórroga frente al Real Madrid. Francisco Ortiz, técnico barcelonista, dirige un equipo que anuncia revolución y cambio generacional en esta misma temporada. Los jóvenes piden paso y pueden ser la gran sorpresa de inicio frente a los de Montcada.

Foto Fondo Justo Conde-José Ramón Ramos/Fundació Bàsquet Català


La guinda, el fichaje de Juanito Canals para completar, junto a Masferrer y Parra, un trío de ensueño con olor a verdinegro. Él será el encargado de parar a Kucharski. Junto a ese triángulo, el techo de la Liga, Bellmore (1,95), además de los Lovrics, Cano, Pérez Loriente o el tirador nacido en Mataró Bonarau, lesionado en el partido de España contra Austria y con el brazo escayolado, baja para estas semanas. La gran duda es ver cómo responde el equipo al infortunio, después de despertar numerosos fantasmas en la final del Campeonato de Cataluña.

Ortiz, también seleccionador catalán, se mostró muy ambicioso horas antes de que el balón esté en el aire: “Lucharemos por ser campeones de la primera Liga Nacional. Esta competición dará más cantidad de participantes y, a mayor cantidad, mayor calidad”.

Por su parte, en el CB Aismalíbar, un nombre es subrayado en rojo dentro del vestuario, dentro de la Liga Nacioanl y dentro de la historia del baloncesto español. Se llama Eduardo Kucharski, tiene 31 años y su inspiración puede marcar el destino del cuadro catalán.

Fondo Justo Conde-José Ramón Ramos/Fundació Bàsque Català


Genio y figura, referencia indiscutible, capaz de tirar con una mano por encima de la cabeza, uno de los pioneros del tiro en suspensión y un talento incontenible sobre la pista, Kucharski lleva su sabiduría y su magia al otro lado de la pista. Así pues, ejerce de jugador-entrenador, liderando en jugadas y propuestas de juego a un conjunto reforzado con la llegada de Navarro y el argentino Folgosa, de pasado barcelonista. Estarán igualmente el boricua Jorge Cuello y los Riera, Jordá, Gorina o Salanova.

De estilo táctico, lastrado por las bajas y por la plantilla que pudo presentar este equipo a la Liga de no haberlas tenido, la escuadra de Montcada tiene retos modestos en este curso: “En esta primera edición de la Liga, mi equipo tiene menos posibilidad de éxito que el resto de participantes, pero lucharemos con entusiasmo”.

Juventud-Orillo Verde

El segundo partido que verá el Palacio de Deportes de Montjuic está marcado, claramente, por el duelo entre Brunet y Lluis, líderes de talento, muy destacados en sus conjuntos y con el seleccionador nacional mirando de reojo. De hecho, Lluis fue el gran triunfador del último Italia-España, sorprendiendo a propios y a extraños.

Foto Fons J.Conde-JR Ramos/Fundació Bàsquet Català


El Juventud de Badalona, triple campeón de España, viene de ponerse la corona en Cataluña y es dirigido por el estratega Joaquín Broto, recibido con honores en su regreso, pese a pasar por el vecino barcelonista. Brunet, capitán y faro. El anotador Bassó, su mejor escudero. A veces individualista, el mote de “El Melonero de la Penya” de Bassó siempre irá ligado a su figura. Nelo Carbonell es el único fichaje de un club que confía en su cantera, con varias perlas de futuro como el reboteador Auladell, Granados, Colomé o Enseñat que aún parecen algo verdes como para dar demasiada guerra.

Enfadado por el desmantelamiento sufrido de manos del Barcelona, los badaloneses han llegado a un pacto de caballeros con el mismísimo Saporta, que les sedujo y empujó a la nueva competición liguera tras darle la palabra al club de que no tentarían a ninguno de sus jugadores sin acuerdo previo con el club. Al poco de esa curiosa alianza, Saporta fue nombrado socio de honor del Juventud.

Pese a su exagerada bisoñez, con 5 jugadores con 19 o menos años y solo un par mayores de 22, Joaquín Broto apunta alto: “El Joventut puede realizar el mejor papel. Este club siempre participa con ese objetivo. Si no ganamos el título, por lo menos esperamos quedar detrás del Real Madrid. A mi juicio, el favorito”.

Foto Fondo José María Soro Bergua/Fundació Bàsquet Catala


En el bando rival, el Orillo Verde, los de Sabadell intentarán quitarse su maleficio contra los badaloneses con una plantilla llena de contrastes. El más veterano del campeonato, Emilio Galve (33 años), compartirá vestuario con la ya más realidad que promesa Josep Lluis Cortés, que aterriza, a sus 19 años, directo del Círculo Católico Badalonés. Pura clase, pura velocidad, llamado a ser el base de la Selección durante muchos años y a hacer una carrera larga y feliz en el mundo del básquet.

Cataluña, su vivero. El antiguo seleccionador Fernando Font avaló la contratación de Gumbau y Sánchez, del Sant Adrià, y del especialista ofensivo Soro, del Barça. Oller y Massaguer, llegados la pasada campaña procedentes del Juventud, completan un conjunto imprevisible y peligroso, que aprovechó para lamentar el cambio de cancha: “Jugar en el Palacio en lugar de hacerlo en la pista del Sabadell nos perjudica. Una gran parte de la afición se queda sin poder ver los partidos y los que pueden ir se oyen menos al estar las gradas más alejadas de la pista”.

Eso sí, el antiguo seleccionador Fernando Font lo tiene claro, convencido de que su equipo dará la cara y tendrá opciones de título hasta el final: “Haremos un papel lúcido. Mi equipo se inspira siempre en ideas ortodoxas del baloncesto”.

Real Madrid-Estudiantes

El derbi. Enemigos íntimos, condenados a entenderse, al compartir viaje en cada uno de sus desplazamientos a Barcelona. El duelo que parece más desnivelado, viendo la inversión de unos y los escasos recursos de otros, que desean compensar con su ilusión la inmensa clase de su oponente.

Foto Revista Baloncesto


Ignacio Pinedo, tras colgar las botas y pasarse al mundo de los entrenadores, lleva la pizarra de una escuadra etiquetada en la prensa especializada como “auténtica constelación de estrellas”, sin rival en tierras castellanas. Calidad a raudales y futuro, mucho futuro, ya que ningún jugador supera los 26 años. Alfonso Martínez, 192 centímetros de anotación compulsiva, aún tiene 20 primaveras. Junto a él, el sólido José Luis, su hermano, procedente del Aismalíbar. 150.000 pesetas por año para cada uno, además de manutención y vivienda. El completísimo Joaquín Hernández (con pasado belga y elegido mejor jugador del 56) y los puertorriqueños Brindle y Murati, la escuela americana al servicio del Real Madrid, completaban un equipo temible con la suma de los Trujillano, Bonet, Herreras, Crespo, Alcántara o Imedio.

Con la corona europea en la mente como fin último el Real Madrid se estrenará en Liga tras arrasar en Castilla y, además, lucirse en ataque en la previa, con 111 puntos de media en los últimos 4 partidos y victorias de postín en los prestigiosos torneos de Gijón y Vigo -con Pedro Ferrándiz al mando-, que no han hecho perder la perspectiva a Pinedo: “Va a ser muy difícil, de punta a cabo. Intentaremos ganar la Liga pero es más fácil decirlo que hacerlo. En Cataluña hay grandes equipos”.

Enfrente tendrá a un Estudiantes formado, no podía ser de otra forma, por colegiales del Instituto Ramiro de Maeztu. El más modesto de todos, el del amauterismo total, con 22.483 pesetas gastadas a duras penas en chándales y dos equipaciones -la azul de las ciencias y las letras y la roja de visitante- para cada jugador, pendientes de apuntes y exámenes. El “Niño” Abréu y sus tiros de media distancia, José Garrido y su experiencia al otro lado del charco. Los lanzamientos en carrera de Salaverría. O la aportación de los Pérez, Codina, Oliveras, Gallego o el americano Presto. Todo suma pero, ni combinado virtudes, las expectativas con ellos mejoran en demasía.

Foto Club Estudiantes


Su derrota amplia en la final castellana contra el Real Madrid, el día de la gran nevada, no invita al optimismo. Y abandonar su cancha, no cubierta, y saber que ni la construcción de La Nevera, ya en marcha, aliviará su pequeño problema, le llenó de impotencia. Sin embargo, las sorpresas en deporte siempre llegaron sin avisar.

“El Estudiantes es el equipo más modesto de la Liga”, recuerda el veterano preparador Ruiz Argiles. “La Liga Nacional influirá de forma notoria. Nuestra pretensión es clasificarnos bien. Un tercer puesto nos satisfaría. El primero creo que será para el Real Madrid”. Desde luego, sus aficionados desean que los pronósticos de su propio entrenador no se cumplan para poder cantar, esta vez más fuerte que nunca, el viejo y pegadizo ‘Dicen que se ha muerto Garibaldi, uh, uh…”

Este es el programa, desde las 18 horas, de una fecha especial e histórica para nuestro básquetbol, que puede consolidarse, crecer y romper todos sus moldes el día de mañana gracias a este enorme paso que se dará desde hoy. La profesionalización queda mucho más cercana. La nueva era ya está aquí. Quien sabe… quizá dentro de 60 años alguien recuerde y escriba con admiración lo que nació este día.

Daniel Barranquero
@danibarranquero
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-