Artículo

4º Los Angeles Clippers vs 5º Utah Jazz
Los Clippers se enfrentarán a los Jazz en primera ronda de los Playoffs. Desde aquí analizamos la trayectoria, el duelo entre DeAndre Jordan y Rudy Gobert, los puntos fuertes, las posibilidades y los precedentes

-Trayectoria:

Todo empezó con sabor de verano. Fiesta tras fiesta. La felicidad inundaba la ciudad de los sueños. Con el balance de 14-2 Los Angeles se teñía, de nuevo, del color de los Clippers.

Mirada cruzada entre Rivers y Paul (Foto EFE)

Pero ese espíritu con sentimiento de inferioridad, que tarde o temprano siempre acaba apareciendo en el equipo de Doc Rivers, salió de su cueva. Primero llegaron tres derrotas consecutiva, luego otras dos, después la mala noticia de la lesión de Blake Griffin que le obligó a pasar por quirófano, después perdieron otros seis seguidos y así, con la irregularidad instaurada, llegaron hasta las últimas dos semanas de competición.

Alguien les dio un toque de atención. Con ese equipo no podían quedar quintos. Con ese 'roster' Utah no podía quedar por encima. Con ese proyecto era obligatorio tener ventaja de campo. Y con su estrella recuperada, siete triunfos seguidos, remontada, confianza y salida a hombros con el objetivo conseguido.

Pero que tampoco se fíen demasiado. Que a pesar de no tener tanto nombre en los últimos años, ya que no se habían clasificado para los Playoffs en las cinco últimas temporadas, Utah es el peor invitado inesperado.

Ingles escucha a Snyder (EFE)

La temporada de los de Salt Lake City ha sido de sobresaliente. Han ganado once partidos más que el curso pasado y rozaron la cuarta posición. Un juego de equipo más propio de un conjunto europeo, y con el lema no oficial suizo han conseguido sobreponerse a grandes lesiones como las de George Hill o Gordon Hayward en octubre. "Unus pro omnibus, omnes pro uno".

Quin Snyder ha conseguido unir a ocho estadounidenses, dos franceses, dos australianos, un ucraniano, un brasileño y a un canadiense. Todos aportan cuando juegan y hasta seis jugadores promedian más de nueve puntos.

-El duelo:

A pesar de no ser los más destacados del equipo, la pelea en la pintura se espera durísima entre DeAndre Jordan y Rudy Gobert. Ambos se encargarán de la basura y del juego que nadie ve pero que es fundamental para que la rueda siga rodando. Invisibles de más de 2.10.

Es curioso que dos de los que más opciones tienen de hacerse con el premio al 'jugador defensivo del año' sean los dos que tienen mejor porcentaje en tiros de campo. El pívot de los Clippers ha metido el 71,3% de sus tiros y el de los Jazz el 66,2%. Sí, casi todos son mates pero, ¿al fin y al cabo no es ese su trabajo?



El cara a cara también medirá al líder de tapones, que pone 2,7 por encuentro y que ha llegado a poner ocho en un solo partido, contra el octavo, con 1,6. ¿Y cómo está la pelea de los rebotes? Jordan vuelve a ganar en este aspecto con 13,7, situado tercero, y justo por delante de un Gobert que coge 12,8. Eso sí, ambos, junto con Hassan Whiteside, están empatados en el tope del curso, con 25 capturas en un solo partido. ¿Alguien espera perderse este duelo en las alturas?



-Puntos fuertes:

La calidad individual y la cantidad de jugadores decisivos en los Clippers es muy superior. Tienen dos bloques muy compensados y si encuentran esa regularidad que no han logrado tener en años y todos sus líderes tienen una concentración óptima, será muy difícil que caigan en la eliminatoria.

Ellos son los primeros en saber de sus pájaras mentales. Por ello era muy importante asegurarse el tener ventaja de campo. Con cuatro encuentros en Utah sería muy complicado. Los suplentes angelinos y los tiradores están destinados a marcar la diferencia. Además, vienen en racha y de ganar siete seguidos.

La Jazz, por otro lado, no tienen nada que perder. Estar dentro ya es un premio y eso les hace mucho más peligrosos. Su juego de equipo y el que todos tengan protagonismo en ataque puede causar estragos en la defensa rival.

Blake Grifin da un pase (EFE)

El trío ofensivo tiene que estar a la perfección, si una de las tres esquinas falla, todo el juego quedará descompensado. Hayward, Hill y Gobert ocupan una zona determinada de la pista, y en ella, tienen que ser los dueños.

-Posibilidades:

Utah no puede fallar en el Vivint Smart Home Arena. Deben estar durísimos en su pista y esperar a que los Clippers fallen en algún partido en casa. Si hubieran ganado la ventaja de campo tendrían simplemente eso, la ventaja, pero no serían tampoco favoritos.

Tienen que intentar que Hill y Paul se anulen, que Gobert y Jordan se anulen, y que Favors y Griffin se anulen. Así, Hayward tendría mucha libertad y espacio, y con su físico pocos exteriores podrán pararle.

La experiencia de los angelinos, en cambio, es muy superior y su plantilla también. Los jugadores de la franquicia californiana están mucho más acostumbrados a este tipo de presión y su Curriculum así lo refleja. Aunque ésta siempre es un arma de doble filo, si la saben gestionar, respirarán tranquilos y pasarán de ronda sin apuros, si no pueden hacerlo, se volverá en su contra y a un séptimo encuentro, tal y como han estado jugando, reducirían muchísimo sus posibilidades.

Y eso no pasará siempre y cuando los suplentes den su mejor versión y los tiros exteriores de Redick, Crawford, Anderson, Rivers o Pierce entren.

Hayward, con la pelota (EFE)

-Precedentes:

El pasado no acompaña a los de Salt Lake City, ya que han perdido tres de los cuatro encuentros disputados contra el conjunto de Doc Rivers en Liga Regular. Su promedio, de 89 puntos por partido, tampoco es una cosa que invite al optimismo. ¿Su argumento? En Playoffs la atmósfera siempre es diferente...

Partidos
LugarResultadoGanador
Los Angeles88-75Clippers
Utah72-88Clippers
Utah114-108Jazz
Los Angeles108-95Clippers

Álex Conde
@AlexConde_R
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-