Artículo

1º Boston Celtics vs 8º Chicago Bulls
Los Celtics se enfrentarán a los Bulls en primera ronda de los Playoffs. Desde aquí analizamos la trayectoria, el duelo entre Isaiah Thomas y Jimmy Butler, los puntos fuertes, las posibilidades y los precedentes

-Trayectoria:

Puede que Boston sea la franquicia más infravalorada de la NBA y sus jugadores lo saben de primera mano. Por ello era tan importante acabar primeros de Conferencia, para mandar un mensaje y gritar a los cuatro vientos que deberían tenerles en cuenta.

Así lo han hecho esta temporada, llegando a su objetivo con un equipo bien organizado aunque tal vez sin tanto nombre. ¿Saben cuándo fue la última ocasión en la que los Celtics acabaron en lo más alto? Sí, en 2008, cuando consiguieron su 17º título, con Garnett, Allen, Pierce y Rondo.

Isaiah Thomas intenta dar un pase (EFE)

Parece, a simple vista, que ahora no tienen tal escuadrón, por lo que el mérito es aún mayor. Les costó arrancar, y con un balance de 3-4 en las primeras semanas no lo vieron muy claro. No fueron capaces de encadenar una buena racha de victorias hasta bien entrado diciembre, con cuatro triunfos seguidos.

A partir de ahí, poco a poco fueron cogiendo confianza y a final de enero consiguieron otros siete consecutivos con un 11 de 12. Isaiah Thomas, que nunca había quedado primero, se empezaba a tomar en serio y como algo personal la lucha contra los Cavaliers, para cerrar la Liga Regular ganando 12 de los últimos 16 y, prácticamente sobre la bocina, levantar el índice al cielo indicando su privilegio.

Así se aseguran la ventaja de campo no solo en la primera ronda, sino hasta las Finales de Conferencia siempre y cuando lleguen. En el TD Garden han ganado 30 partidos, logrando siete triunfos 'in a row' en tres ocasiones diferentes. Es un fortín y debe seguir siéndolo.

En el lado contrario se encuentran unos Bulls que esperaban mucho más de este curso. Es la segunda gran remodelación en tres años y parecía que esta era la decisiva, y más con un 'imput' sentimental como el fichaje de Dwayne Wade, natural de Chicago, que volvía a su hogar.

Jimmy Butler, con la pelota (EFE)

Pero no. Las cosas no salieron como esperaban y hubo muchos follones dentro del equipo. Rondo quiso irse en varias ocasiones y los medios ponían patas arriba la relación entre el propio Wade y Butler por el liderato del equipo.

Además, con el hispano-montenegrino Nikola Mirotic también sucedió algo que alarmó a la prensa ante su ausencia a un entrenamiento, algo que le hizo perderse un partido como multa. Algo raro pasaba en el vestuario y eso se notaba en la pista.

Así han llegado a final de temporada, luchando donde no deberían luchar y con la lesión de Wade. Al final, gracias sobre todo al calendario tan benevolente, que casi no lo aprovechan, pudieron lograr el octavo y último puesto, entrando suspirando al 'bracket' definitivo.

-El duelo:

No será un cara a cara directo porque lo más probable es que no coincidan en ataque-defensa, pero es inevitable medir a los dos máximos anotadores de ambos equipos, ya que el escolta de los Bulls siempre ha dicho que se considera un base. Con lo cual: Isaiah Thomas vs Jimmy Butler.



El líder de los verdes ha subido con autoridad sus registros del año pasado y llega como el tercer máximo anotador de la liga con una media de 28,9, el promedio más amplio de los Celtics desde que Larry Bird se fuera hasta los 29,9 por encuentro en la temporada 1987-88.

Sus 52 en un partido, 44 en otros dos, dos de 41, 39, 38 en cuatro más, otros tres de 37... Y así hasta ganar 53 partidos para su equipo. Si tiene el día es imposible pararle. Además de anotar, con su 46,3% en tiros, da 5,9 asistencias y coge 2,7 rebotes, que midiendo solo 1,75 no está nada mal.

En el bando rival está un hombre hecho a sí mismo. Que a base de trabajo se ha hecho un nombre en la NBA. Que a base de esfuerzo se ha convertido en la cabeza visible de una de las franquicias más históricas. Que a base de sudor se ha convertido en uno de los jugadores más respetados.

Jimmy Butler es uno de esos hombres que se crecen ante las adversidades. De hecho, anota más fuera que en los partidos de casa y este año anota, rebotea y asiste más que en cualquiera de sus años anteriores.



En sus 76 partidos se ha ido a los 23,9 puntos, 6,2 rebotes y 5,5 asistencias. Ha llegado a anotar 52 tantos en un encuentro, 42 en otro, 40 en otros tres, y treinta y tantos en otros tantos. Guerra anotadora entre dos clásicos.

-Puntos fuertes:

La autoconfianza es el activo más valioso de los de Massachusetts. Mientras nadie confía en ellos, ellos confían en sí mismos pero multiplicado por diez. Son muy buenos y su intensidad supera a la de casi cualquier equipo.

Jae Crowder y Marcus Smart son dos leones en defensa y que encima promedian dobles figuras en ataque. Han acertado con el novato Jaylen Brown y Al Horford, que el año pasado era el hombre franquicia de los Hawks, este año es solo el tercer mejor anotador de los Celtics.

Grito de rabia de Jae Crowder (Foto EFE

Esto habla muy bien de un equipo liderado claramente por Isaiah Thomas y secundado por Avery Bradley. Un perímetro de pocos centímetro pero muy peligroso. La ciudad lleva mucho tiempo esperando algo así y aunque el curso pasado se clasificaron como quintos cayendo en primera ronda contra Atlanta, esta temporada saben que pueden hacer algo grande. Muy grande.

Por parte de los Bulls, por plantilla pueden competir sin problemas. Por nivel, no tanto. Al menos no con el que han demostrado en la Liga Regular. Si asientan las bases y los roles quedan bien definidos, pueden ser uno de los octavos más peligrosos de la historia.

Ningún primero querría enfrentarse a un equipo formado por Butler, Wade y Rondo. Ninguno. Por suerte, el segundo no estará por problemas en su codo. ¿Pero y Mirotic, Carter-Williams o Robin Lopez? Sí, ellos también cuentan y siguen siendo difíciles.

Mirotic, en carrera (Foto EFE)

-Posibilidades:

Sin Wade, toda la responsabilidad en ataque recaerá en Butler y eso es una ventaja para los Celtics teniendo a un hombre como Marcus Smart, que aunque sea más bajo tiene unas cualidades físicas idóneas.

Si hacen un trabajo en defensa correcto y dejan volar a Thomas, con cuatro encuentros en casa lo tienen hecho. Eso sí, en ninguno de los partidos contra Chicago en Liga Regular el base ha superado la treintena y promedia 24,8 contra ellos, su tercer promedio más bajo contra cualquiera de los equipos. Por lo que dentro de lo que cabe, han sabido frenarle bien. Eso sí, más vale que no lleguen igualados al último cuarto porque el negocio tendrá su nombre. Es un 'clutch player' en toda regla.

Lo mismo pasa con la estrella rival, que solo promedia 20,3 contra Boston. No es una de las cifras más altas de Butler y esto indica que a pesar de ser un primero contra octavo el trabajo en defensa se ha hecho bien en ambos lados.

Y esta debe ser el arma de los de Illinois. No pueden irse a un partido con muchos puntos porque no son un equipo muy anotador, de hecho son el 23º en la liga. La defensa será la que guíe el ataque. Son los terceros que más rebotes cogen y ahí los Celtics poco pueden hacer (27º), forzando malos tiros y aprovechándose de segundas oportunidades verán la luz al final del tunel.

-Precedentes:

Al margen de lo que suceda en el futuro, ver una serie de Playoffs que enfrente a estos dos colores tan míticos siempre es un gusto, ya que con solo cuatro partidos al año sabe a poco. En ellos, dos triunfos para cada uno, siempre ganando el local. Aires de esperanza...

Partidos
LugarResultadoGanador
Chicago105-99Bulls
Boston107-100Celtics
Chicago104-103Bulls
Boston100-80Celtics

Álex Conde
@AlexConde_R
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-