Artículo

El binomio de Russell Westbrook
Le puedes querer o le puedes odiar, pero nunca te dejará indiferente. El base de los Thunder ha hecho una temporada histórica después de liberarse de las telas de araña que le tenían redimido en un segundo plano. El binomio de Russell Westbrook...

Redacción, 27 Abr. 2017.- Russell Westbrook es ángel y es demonio. Es amor y es odio. El base de los Thunder es de los pocos jugadores que pueden definirse con las dos caras de la moneda. Y es ese binomio el que le hace especial.

Para bien o para mal, las cámaras le aman. Los focos sienten esa atracción especial por él desde que llega al pabellón con sus extrañas, extravagantes, singulares y originales prendas, y no pueden separarse del aura que desprende hasta que se levanta de la rueda de prensa post-partido, donde sus palabras, curiosamente, se reducen a los mismos adjetivos.



Genio y figura dentro y fuera del parqué, el californiano tiene esa magia para ocupar portadas y titulares. Y aunque su discurso, algo hipócrita, siempre realce el trabajo de equipo y la unión, en el fondo, todos sabemos que le pone estar en esa situación única.

Es por ello que se quedó en Oklahoma City, la ciudad con menos mercado de los equipos actuales de la competición americana, a pesar de las vitales marchas de Kevin Durant y Serge Ibaka. ¿Iban a tener opciones reales? No, pero el ex de UCLA sabe que la NBA sí entiende de clases y como clasista, tenía que aprovechar su posición de privilegio.

Era la primera vez que se ponía la etiqueta de líder, ya que ni en el 'College', donde compartía protagonismo con Arron Afflalo, Darren Collison, Kevin Love o Luc Mbah a Moute, ni en los Thunder, donde siempre ha estado a la sombra de otros, pudo capitanear el buque.

Tras dos años en la Universidad de California Los Angeles, dio el salto como 'pro' en 2008, siendo el cuarto de uno de los peores 'Draft' de la última década. Los Seattle Supersonics le elegirían para su puesto de base, aunque jamás jugaría en el Estado de Washington, ya que la franquicia se movería ese año a Oklahoma City.

Westbrook celebra su triple-doble (EFE)

Desde entonces mucho ha llovido y mucho ha tenido que esperar para quitarse de encima todas las telas de araña que le impedían moverse con total libertad e impunidad. Un vez redimido, su nombre ha entrado esta temporada en los libros de historia del baloncesto mundial, siendo el primer jugador desde Oscar Robertson en 1961-62 en promediar un triple-doble durante todo el curso. Sus números: 31,6 puntos, 10,7 rebotes y 10,4 asistencias.

Nadie tiene un promedio superior a él en anotación y nadie ha anotado más que él. Se ha ido hasta los 2.558 tantos, por los 2.356 de la estrella de Houston y los 2.199 de Isaiah Thomas.

Y por si fuera poco consiguió 42 triples-dobles en Liga Regular, superando la marca del propio Robertson (41) y siendo el jugador en activo que más acumula. ¡Más de la mitad de partidos superando los dobles dígitos en tres facetas del juego! Con estas cifras es imposible no hablar del MVP.

Jugadores en activo con más triples-dobles
Jugador Total
Russell Westbrook79
LeBron James55
James Harden31

Más triples-dobles en la historia
Jugador Total
Oscar Robertson181
Magic Johnson138
Jason Kidd107
Russell Westbrook79
Wilt Chamberlain78


Este año no pudo convertirse en el mejor jugador del All-Star, algo que había conseguido en los dos años anteriores, convirtiéndose en el único jugador en hacerlo, por lo que sus esfuerzos se centraron en el premio individual más importante, el de la Liga Regular.

Su único problema se llama James. James Harden. Amigo y enemigo al mismo tiempo. Dos jugadores totalmente diferentes en busca de un único objetivo. Es la prueba de que los polos opuestos se atraen y se complementan. Y no, la temporada no podía acabar sin ese cara a cara tan especial.

Thunder y Rockets se midieron en primera ronda de Playoffs y, aunque el 4-1 dejó un sabor de boca agridulce en la palabra igualdad, el base siguió a lo suyo y con sus 37,4 puntos, 11,6 rebotes y 10,8 asistencias en sus cinco partidos, también lo promedió en la post-temporada.

Russell Westbrook supera a Kevin Durant (EFE)

Ahora, una vez de vacaciones, toca analizar el año. Este 2016-17 será siempre especial. Nunca se olvidará porque jamás pensamos que algo así pudiera ocurrir. "Es la reencarnación de Jordan, y podría ser mejor por su habilidad atlética", comentó Jerry West hace no mucho. Los logos a veces hablan...

Se puede o no se puede estar de acuerdo. Este binomio siempre estará presente en su vida. Lo que está claro es que el propio Jordan se ha posicionado hace tiempo a favor de 'Mr. Triple-Double'. Su visión empresarial y el indiscreto estilo de Westbrook han cuajado, y lejos de un 'naming' para ropa de juego, el magnate de las zapatillas ha apostado por una línea 'street'. Otro acierto de la máquina de hacer dinero. Los logos a veces se forran...

Y el excepcional base va por el mismo camino. Tras renovar con los Thunder hasta 2018, con opción de un año más por 85 millones de dólares, puede volver a firmar por 220 kilos en cinco años. Sería el mejor pagado con 44 anuales.



Con estas cantidades y con su forma de ser parece que las dos partes se entenderán. Él debe estar por encima del bien y del mal y la única forma para hacerlo es poder estar por encima del resto de jugadores. En el vocabulario de las altas esferas la palabra 'talento' siempre quedará por debajo del vocablo 'cash'. Esperemos que la atracción del papel verde no contamine el camino hacia el 'récord guinness' de Russell Westbrook.

"Fortuna y desgracia, piropo y falacia, nada nos sacia,
cariño y codicia, euforia y nostalgia,
la dualidad del acto egoista que daña,
y que nos enseña la magia de la humildad." Nach-Binomio

Álex Conde
@AlexConde_R
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-