Artículo

Valencia Basket: El muro taronja
Atentos en defensa y certeros en ataque, los interiores de Valencia Basket marcaron la diferencia en el primer encuentro de la eliminatoria. Sabedores de la importancia que tiene la defensa, taronja y blaugrana reconocieron que el sábado hubo un muro taronja que no pudo ser derribado

Redacción, 21 May. 2017.- Antes de comenzar la eliminatoria entre Valencia Basket y FC Barcelona Lassa muchos de los apuntes técnicos se circunscribían al plano de la defensa y en lo terrenal al juego interior. Pues bien, el primer encuentro de la eliminatoria fue fiel a esos pensamientos y gran parte del triunfo taronja se explica tanto por la magnifica defensa que ejecutó como por el dominio de sus interiores sobre los hombres altos del F.C. Barcelona Lassa.

Lastimado moralmente por la última derrota liguera en casa, Valencia Basket sabía que debía de recomponer sus esquemas de juego y ser fuertes justo en el momento de la temporada donde no se puede titubear en lo emocional. Los valencianos se rearmaron siendo fieles a lo que les ha hecho ser uno de los mejores equipos de la competición y ha base de defensa (la segunda mejor de la liga regular) empezaron a decantar la victoria.

(ACB Photo / M.A. Polo)

“Hemos salido muy bien, tuvimos mucha energía y eso es importante sobre todo en casa”, señala Luke Sikma. El pívot fue de los primeros en golpear al rival y clave para entender el porqué de la superioridad taronja en la pintura.

Al descanso, Valencia Basket dominaba 41 a 26 a un rival al que solo sostenía en ataque sus exteriores y que veía como entre Ante Tomic (1/4), Víctor Claver (0/4), Moussa Diagné y Aleksandar Vezenkov solo eran capaces de sumar dos puntos. Por el contrario, Sikma, Bojan Dubljevic, Pierre Oriola y Will Thomas ya por entonces sumaban 27 de los 41 puntos del equipo. La diferencia estaba en la pintura.

“Creo que esto puede cambiar partido a partido, pero nuestro objetivo primero es meter siempre el balón dentro a ‘Dubi’ que en ataque es una parte importante para nosotros y el resto de interiores es bueno que podamos aportar como en el primer partido, pero esto puede cambiar en el segundo partido” asegura un Sikma que tiene claro donde está el punto fuerte del equipo: “vamos a atacar desde lo que nos da la defensa”. Valencia Basket, que ya dejó en liga regular en 59 puntos a los blaugrana, estuvo brillante atrás y sólo el triple final de Alex Renfroe evitó que los taronja mejoraran la puntuación encajada (para el F.C. Barcelona Lassa, los 61 puntos anotados es la cuarta peor anotación de la temporada).

Por que más que resaltar la capacidad anotadora de sus hombres altos, todos en Valencia ponen el acento en la capacidad defensiva del equipo y, sobre todo, el sacrificio para frenar a un Ante Tomic que no tuvo su mejor día el sábado. “Esta vez no tuvo su día, pero estoy seguro que no pasará en el segundo partido porque es muy buen jugador. Pararlo tanto no pasará, sabemos que jugará mejor pero debemos seguir en nuestra defensa sabiendo que no es un equipo de un jugador, sino que tienen muchos jugadores como nosotros y debemos parar al equipo, señala el pívot.

Equipo también es un término que emplea Oriola para explicar la clave defensiva aplicada sobre el croata. “Tomic es un grandísimo jugador y es el referente interior que tienen. Sabíamos que teníamos que ayudar a entre todos a los hombres interiores y las ayudas de los pequeños han ayudado mucho a parar a Tomic que ha tenido que sacar el balón y en algunas ocasiones han perdido balones”, dice. Si el croata ganaba la continuación siempre aparecía un taronja en la zona para obstaculizar su canastas y eso acabó por desquiciar a un jugador que terminó con cuatro puntos (2/7) y jugando menos de 20 minutos.

Por su parte, Tomic no podía sino reconocer la superioridad global de un equipo que hizo méritos suficientes para poner el 1-0 en la eliminatoria. “ Cuando pierdes por 25 puntos de diferencia es difícil encontrar explicaciones. Hemos jugador muy mal, la verdad es que uno de los peores partidos de este año. Hay que levantar la cabeza y el jueves ir a por ellos. A ganar”, señala mientras reconoce lo duro que fue frenar el juego interior de los valencianos. “Son buenos jugadores y jugaron mejor que nosotros, pero ahora nos queda nos queda un partido en el Palau y queremos ganarlo”, destaca.

(ACB Photo / M.A. Polo)

Fidelidad a una forma de ser

Pese a lo adversa de la situación, tras el descanso, Georgios Bartzkas trató de variar su plan de juego y apostó por el tan manido small ball situando al hombre más inspirado en ataque, Stratos Perperoglou, como falso cuatro. Pero ni con esas. Valencia no dio lugar a que el F.C. Barcelona Lassa entrara en partido.

“Ellos mantienen el ritmo siempre y a nosotros nos cuesta esa intensidad defensiva. Nos pasó en el partido de liga regular y ahora fue un poco lo mismo. Todo el partido hemos intentando darle la vuelta luchando, pero cuando las cosas no nos salen bien cuesta un poco más”, afirma un Claver que incluso acabó jugando como teórico ‘cinco’. “Ya llevo unas semanas entrenando y jugando. Intento aportar energía y un poco más de intensidad para dar velocidad al juego interior”, declara preguntado al respecto. El valenciano fue de los mejores del equipo con nueve puntos y cinco rebotes; el resto de juego interior blaugrana se quedó en seis puntos y ocho rebotes. Para Claver no importa dónde se juegue porque ahora “hay que hacer un esfuerzo más en la posición que sea”.

Para frenar el daño que hacía Valencia Basket con el bloqueo directo, los blaugrana intentaron cambiar en cada bloqueo y ayudar en las continuaciones pero estas eran lentas y no llegaban y, cuando lo hacían, Valencia Basket siempre encontró el pase abierto para castigar con tiros abiertos desde el lado contrario. Tomic reconoció que “lo hemos intentado todo, sí, pero no ha salido bien. Hay que olvidarlo y pensar en el futuro”. Preguntado por ese futuro, el pívot cree que principalmente se debe cambiar el aspecto “mental” y mejorar “un poco de todo: nuestro ataque y nuestra defensa”.

Los cambios de quinteto y estilo de juego del rival no modificaron la hora de ruta valenciana y el equipo se mostró fiel a sus planteamientos con indiferencia de lo que tratara el rival. “Sí, ellos han cambiado un poco para cambiar el ritmo y hacer algo diferente, pero hemos aguantado bien. Hemos atacado bien el rebote en ataque y en defensa estuvimos fuertes, pero esto es un partido”, apunta Sikma.

Valencia, incluso aprovechó la configuración de bajitos del rival para aumentar la renta en el marcador (fue la quinta victoria más amplia en Playoff en su historia) siempre siendo fiel a su ADN conceptual. “Nuestro estilo es ese: el de ritmo, correr, ser agresivos y controlar el rebote. Cuando jugamos así creo que jugamos muy bien y somos difíciles de ganar”.

Y es que Valencia Basket se mostró como un muro infranqueable para el rival. Se le notó muy cómodo en la pista y la sinergia de su defensa se trasladó a sus rostros demostrando que por dura que sea la pelea de piernas y brazos, en la pintura también se puede disfrutar. “Estamos acostumbrados y, sobre todo, Dubi lo pasa muy bien dándose hostias, pero es parte de nuestro trabajo y sabemos que en Playoff va a ser muchos más fisco, tanto dentro como fuera, y estamos preparados. Vamos a darlo todo en la pista”, confiesa Sikma.

“Siempre se disfruta jugando contra grandes jugadores como Tomic. Se disfruta y gusta jugar un partido así. Nunca había jugado y saboreado lo que era un Playoff, ya lo he hecho y, de momento, ha ido bien”, señaló Oriola.

(ACB Photo / M.A. Polo)

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-