Artículo

Gaby Campos: Triada y hepatitis contra el pívot de Totana
"Tengo una máxima: le di mucho al baloncesto y el baloncesto no me dio lo que yo merecía, así es que pasé página", dice hoy en día

Gaby Campos, con su hija pequeña

Redacción, 22 May. 2017.- “De Totana hemos salido Chendo, Bárbara Rey y yo”. Quien lo dice en tono arrolladoramente divertido es Gaby Campos, pívot de la localidad murciana que creció en la cantera del Real Madrid y cuya prometedora carrera en Málaga se vio truncada por la temida ‘triada’ y una hepatitis consecutivas. El colmo de la mala suerte que le tuvo casi dos años sin jugar.

“Es lo que pasa cuando juegas al baloncesto. Estás expuesto a las lesiones y a mí me tocó, lo que enlacé con la enfermedad. Cuando pude volver a jugar, ya no era yo, y eso que me machaqué trabajando para serlo”, añade desde Daganzo, la localidad madrileña en la que ahora vive. Desde que se retiró muy joven, ha estado metido en el sector de la seguridad en distintos papeles: guardia, escolta, especialista en armas e incluso detective privado...

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Endesa Basket Lover



© ACB.COM, 2001-