Artículo

Golden State Warriors-Cleveland Cavaliers, una final dinástica
De nuevo, y por tercer año consecutivo, los de la bahía de Oakland y los de Ohio se medirán en el último escalón de la temporada, luchando por un título que por ahora está bien repartido. Los recuerdos del 2015 y las memorias del 2016, cara a cara. ¿Quién se enfundará el anillo en esta ocasión?

Redacción, 31 May. 2017.- Hay gente que cree que el destino está escrito, luego, hay otros más agnósticos que opinan totalmente lo contrario, que el azar y las casualidades son las fórmulas de la vida.

En cambio, hay un punto en donde ambas visiones encuentran un punto en común: la NBA. Y es que cuando el debate sobre los finalistas salta a las portadas las dos caras de la moneda han mostrado un único pensamiento. Cavs y Warriors iban a ser los únicos pretendientes, estuviera o no estuviera escrito por los Dioses o Señores del Universo.

Curry deja una bandeja ante James (EFE)

Stephen Curry, Kevin Durant y Klay Thompson por un lado, y LeBron James, Kyrie Irving y Kevin Love por el otro, han demostrado ser arquitectos de su propio destino. Tan buenos han llegado a ser que han destrozado las utopías que los más liberales tenían en sus mentes tan dispersas, llegando a pensar que Celtics, Spurs, Clippers o Wizards podrían ser los protagonistas de una final ideal.

Y no. Eso no iba a ocurrir. Y tampoco es una posición ventajista. La suerte no iba a ser una invitada inesperada en esta fiesta privada. Ahora, tras muchos meses de larga y entretenida espera, tenemos lo que el sentido común nos tenía reservado: noches de inmenso placer.

Una final de leyenda

Tenemos ante nosotros una oportunidad única. Algo que no se ha visto jamás en la historia. Tres años consecutivos con los mismos protagonistas es algo nuevo para el aficionado del baloncesto americano.

Las generaciones posteriores sentirán una tremenda envidia por no haber podido disfrutar de esta final dinástica, igual que los jóvenes de hoy en día tienen ese sentimiento de añoranza por haberse perdido aquellos Lakers-Celtics o aquellos Bulls-Jazz, por poner algún ejemplo.

El Oracle Arena (Foto EFE)

Oakland y Cleveland son el epicentro de este deporte y lo han conseguido con dos filosofías que tienden a entenderse como totalmente opuestas pero que no lo son tanto.

Ambas franquicias son seguidoras del 'Run&Gun', apasionados por un juego rápido y de contraataque y usando el 'small ball' como seña, ya que donde más flojean es en la pintura. Los dos equipos tienen tres jugadores emblema y con características prácticamente parecidas.

  • Curry vs Irving: Al margen de una estética bien diferente que les distingue, los dos bases son genios del manejo de balón, siendo una continua amenaza tanto desde fuera como penetrando. Ambos han nacido con el talento corriendo por sus venas. Algo innato que ha ido mejorando a base de esfuerzo. El presente y el futuro llevan sus nombres.


  • Irving completa la bandeja frente a Curry (Foto EFE)

  • James vs Thompson: Seria muy raro que coincidan en ataque-defensa y es aquí donde viene una de las pocas diferencias. No hay ningún jugador en la competición con las características de LeBron, convirtiéndose en el arma más peligrosa. En cambio, los Cavs sí que tienen ese perfil más parecido al de Klay con JR Smith o Kyle Korver como francotiradores.


  • Durant vs Love: Sobre el papel, el de los Warriors tiene una pose más exterior que el de Cleveland, aunque si se analiza la evolución de Kevin Love, no deja de ser un especialista tirador desde el momento en el que decidió perder peso para adaptarse a Ricky cuando jugaba en los Wolves. En el 1vs1 es más fiable de espaldas que de cara, mientras que Durant domina ambos aspectos, teniendo unas cualidades físicas poco comunes y que le hacen especial.


  • Kevin Love, un 'hooligan' más (EFE)

    Al margen de las odiosas y simplistas comparaciones, las Finales de esta temporada poco tendrán que ver con las dos anteriores, ya que año a año las dos franquicias han ido perfeccionando su 'roster' hasta rozar la perfección actual.

    Por un lado, LeBron James no solo ha actuado como jugador, ya que su posición de estrella le ha colocado también como Director Deportivo. Todo lo que él ha pedido se lo han traído, rodeándole de compañeros con diversos perfiles. Los Cavaliers son un equipo pulcro y limpio.

    El único pero quizá pueda ser un refuerzo de calidad para Tristan Thompson, ya que no han contado con Edy Tavares en ningún momento en estos Playoffs (al margen de su lesión) como su papel sustituto de Larry Sanders. El pívot titular puede ser el factor X de los de Ohio, su intensidad puede ser un problema para los interiores californianos, y más ahora con la complicación de Pachulia, tocado desde los duelos contra San Antonio.

    Al margen de 'Big Three', el exterior está bien cubierto con Shumpert, Smith y Korver, y el interior poco importará en esta eliminatoria, encargados simplemente del juego sucio, ayudas y del trabajo basura.

    Draymond Green, para adentro (EFE)

    Por el otro lado, Draymond Green será la clave secreta. Nunca tendrá el protagonismo de los otros, pero hace de todo, lo hace bien y lo hace en el momento exacto. Pocos controlan un partido como lo hace él. Y su físico le permite jugar casi en cualquier posición. Su tarea debe ser la de peor pesadilla defienda al que defienda. Controla tanto lo deportivo como lo mental con su 'trash talking'. No es de los que callado está más guapo.

    Su misión es la que tuvo Andre Iguodala hace dos años, cuando acabó como MVP de las Finales. Es el tapado de este equipo junto con Shaun Livingston, quien puede revolucionar cualquier choque con un juego totalmente diferente al del titular.

    Forma física inmejorable

    Los dos equipos llegarán a las Finales muy descansados, más incluso que en años anteriores. Y es que con un balance de 12-0 los Warriors y un 12-1 los Cavaliers no han derramado más sudor de la cuenta. Las lesiones en las Finales de Conferencia han sido claves.

    ¿Suerte o juego sucio? El debate aún está caliente en torno a la lesión de Kawhi Leonard. ¿Lo hizo aposta Zaza Pachulia? Si así fuera el karma cobró su precio con la también baja del interior georgiano, aunque posiblemente lo agradeció para evitar el ambiente del AT&T Center.

    En cualquier caso, los Spurs no pudieron competir sin su estrella y los de San Francisco pasaron por encima logrando el récord de la NBA tras barrer en las tres primeras rondas del Playoff a sus rivales.

    En la otra banda sucedió algo parecido, y aunque Tyronn Lue se empeñara en decir que los Celtics son más difíciles de defender que los Warriors por la baja de Thomas, lo cierto es que los de Boston se quedaron sin la pata fundamental de la mesa.


    Y sí, el partido que ganaron fue sin el base, pero la suerte también aparece de vez en cuando en el deporte. De esta forma, podremos disfrutar de un enfrentamiento al más alto nivel, donde el cansancio apenas se notará. Catalogarla como la Mejor Final de la Historia puede ser jugársela pero... ¿Puede que la sea?

    Precedentes

    Los últimos partidos
    PabellónGanadorResultado
    Oracle ArenaGolden State126-91
    Quicken Loans ArenaCleveland109-108

    Álex Conde
    @AlexConde_R
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-