Nota de agencia

Kerr: "Feliz por el triunfo, pero nos acordamos del 2-0 del año pasado"
"Estoy feliz y muy contento por la manera como el equipo me recibió", explica un Steve Kerr que volvió a dirigir a los Warriors. "Nadie se olvida de lo que pasó el año pasado con el 2-0", declara cauto acerca de la superioridad de su equipo

Oakland (California, EE.UU), 4 Jun. 2017 (EFE).- Jornada triunfal y plena de felicidad la que vivieron los Golden State Warriors con la vuelta al banquillo del entrenador Steve Kerr y el gran triunfo de 132-113 conseguido ante los Cleveland Cavaliers en el segundo partido de las Finales de la NBA, que disputan al mejor de siete.

"Estoy feliz y muy contento por la manera como el equipo me recibió, los aficionados, y como es lógico por el triunfo, pero no tenemos que perder la perspectiva: aunque llevamos 2-0 de ventaja todavía nos quedan dos triunfos más de lograr", declaró Kerr. "Nadie se olvida de lo que pasó el año pasado con el 2-0".

Steve Kerr volvió al banquillo (Foto EFE)

Kerr informó que tomó la decisión de volver con el equipo, temprano el domingo, al considerar que estaba en condiciones de dirigir al equipo por primera vez desde el segundo duelo de la serie de primera ronda ante Portland. "La intención es completar toda la serie", señaló Kerr, que alabó la gran labor que realizó el entrenador asistente, Mike Brown, durante su ausencia (11-0), y también todo el equipo. "Me siento mejor. Me siento como estaba al final de la temporada regular y ha sido increíble vivir de nuevo el ambiente y la energía de los Playoffs".

Kerr dijo que, aunque no había estado en el banquillo, sí trabajó directamente con todos los aspectos relacionados con lo que afecta al día a día del equipo. "En las últimas semanas he podido cumplir con las tareas de dirigir los entrenamientos, las sesiones de análisis de vídeo, las reuniones técnicas, ese tipo de cosas. Quería hilvanar varios días buenos. Lo hice, y hoy me he sentido lo suficientemente bien para seguir", destacó Kerr. "Pero no hay mucho problema, porque sin mí el equipo juega mejor".

Kerr, de 51 años, se sometió a un procedimiento para curar una filtración del líquido espinal en la Universidad de Duke, el 5 de mayo. Pero no pudo recuperarse hasta el domingo.

Todos los jugadores dijeron que ver en el banquillo a Kerr había sido un plus importante de cara a la motivación, aunque reconocieron que la labor de Brown al frente del equipo fue brillante.

El técnico compareció ante la prensa antes del partido y señaló que aún no había informado a sus jugadores que iba a dirigir, aunque el grupo sabía que estaba en franca recuperación.

"Tremendo", declaró el escolta Klay Thompson, que recuperó su mejor toque encestador, con 22 puntos. "Estoy extasiado. Pero Mike hizo un trabajo fenomenal".

Por su parte, el base Stephen Curry, que logró su primer triple doble de la postemporada con 31 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes, dijo que todo había sido motivación al ver de nuevo a Kerr en el banquillo. "Él ha estado por aquí, las últimas dos semanas en especial, nos ha dado recomendaciones y lo que tenga", afirmó Curry en referencia a Kerr. "Pero tenerlo de nuevo en el banco significa bastante. Adoramos su presencia. Adoramos su voz. Y somos un grupo completo cuando está ahí. Por ello significa mucho".

Mientras que el alero estrella Kevin Durant que aportó doble-doble de 33 puntos (líder encestador del equipo), 13 rebotes y 6 asistencias dijo que la vuelta de Kerr había sido algo importante. "Somos todos una familia y Kerr es el líder que se ha merecido nuestro respeto y admiración", declaró Durant, que ya tiene 66 puntos en lo que va de las Finales, uno más que los 65 que logró el alero Harrison Barnes en los siete del año pasado cuando jugaba con los Warriors.

Sin embargo, Durant al analizar lo sucedido en el partido reconoció que en la primera parte no habían tenido un buen control del balón, pero luego todo cambió a su favor. "Perdimos muchas veces el balón en la primera mitad. Pero en la segunda creo que nos normalizamos; intentamos jugar sencillo y defensivamente sólo intentamos enfrentar sus lanzamientos", valoró Durant, que empató su mejor marca de profesional con cinco tapones.

El ala-pívot Draymond Green, que hasta el momento ha tenido un comportamiento exquisito en el campo de juego sin ningún de tipo de provocación ni exceso de fuerza, dijo que sabía como controlar sus impulsos y que todo iba a ir bien durante la serie.

Por su parte, el entrenador Tyronn Lue, de los Cavaliers, un gran amigo de Kerr, dijo que se sentía feliz por su vuelta a la competición porque es una persona y profesional "especial".

En cuanto a lo sucedido en los dos primeros partidos que perdieron frente a los Warriors, Lue recordó que ellos se aprovecharon del factor campo y ahora les toca a los Cavaliers "reagruparse" cuando lleguen al Quicken Loans Arena de Cleveland.

El alero estrella LeBron James, que logró triple-doble de 29 puntos de 11 rebotes (todos defensivos), 14 asistencias y 3 recuperaciones, lideró a los Cavaliers. "Estamos como el año pasado, con 0-2 abajo en la eliminatoria porque ellos han sido mejores que nosotros y ahora nos toca llegar a Cleveland y mostrar lo contrario", destacó James. "Pero no queremos saber nada de lo que pasó hace un año y mucho menos hacer comparaciones".

En la misma línea se expreso el base Kyrie Irving, que reconoció que los Warriors supieron hacer mejor las cosas en el campo y había que darle crédito por el triunfo y la ventaja que poseían. "Nos toca a nosotros reaccionar y eso será lo que haremos el miércoles cuando volvamos a saltar al campo, pero esta vez en el nuestro", agregó.




© ACB.COM, 2001-