Crónica

Valencia Basket encuentra recompensa en el esfuerzo y la constancia (79-86)
Después de un inicio soñado y dominar durante la primera parte, el Valencia Basket vio como el Real Madrid le daba la vuelta a la situación en el tercer cuarto. Aún así, los taronjas se mantuvieron constantes y, con su esfuerzo, lograron recuperar la ventaja para hacer historia y conquistar el WiZink Center

Oriola celebra una canasta (ACB Photo)

Redacción, 11 Jun. 2017.- El Valencia Basket volvió a hacer historia en este Playoff de la Liga Endesa. Después de haber eliminado al FC Barcelona Lassa y al Baskonia, algo que nunca antes había logrado, el conjunto de Pedro Martínez sumó su primer triunfo en un Playoff Final de la competición al conquistar el WiZink Center en el segundo partido de la eliminatoria contra el Real Madrid (79-86).

Los taronjas empezaron el encuentro con un inicio soñado, dominando hasta por 11 puntos en el marcador en ese cuarto inicial, y mantuvieron su ventaja en el segundo período. Fue en el tercer cuarto cuando llegó la típica reacción del Real Madrid de la mano de Felipe Reyes y Sergio Llull, pero en el momento decisivo el Valencia Basket tiró de orgullo, carácter y esfuerzo para llevarse la victoria.

La aportación de Bojan Dubljevic en esos minutos decisivos, junto con la aparición de Antoine Diot y dos rebotes ofensivos consecutivos de Will Thomas y Joan Sastre en los últimos segundos, fueron claves para que el Valencia Basket consiguiera la victoria y ahora viaje a la Fonteta para el tercer y el cuarto partido con el 1-1 en el marcador.

Dubljevic volvió a liderar la victoria taronja con 20 puntos, nueve rebotes y 22 créditos de valoración, a quien se sumó Fernando San Emeterio con 14 tantos y 15 de valoración. En el bando local destacaron Llull y Reyes, ambos con 17 créditos de valoración, al igual que la aportación de Andrés Nocioni, autor de 13 puntos.

El inicio soñado de los taronjas

Con tan solo un cambio en los quintetos iniciales respecto al primer partido –la entrada de Guillem Vives en el puesto de base por Diot–, el Real Madrid y el Valencia Basket arrancaron el segundo asalto del Playoff Final de la Liga Endesa con unos minutos iniciales de tanteo. Los taronjas aprovecharon esos primeros instantes de dudas de los blancos para abrir el encuentro con un parcial de 0-5 gracias a una penetración de San Emeterio y un triple de Luke Sikma, dos de los mejores valencianos en el primer encuentro (0-5).

Sikma lanza absolutamente liberado (ACB Photo)

Ante un Valencia Basket mucho más paciente en ataque y aprovechando la superioridad en la pintura de un activo Dubljevic, el Real Madrid respondió tímidamente a través de Jonas Maciulis, que anotó los cuatro primeros puntos de su equipo. Pero los taronjas, mucho más cómodos en el parqué, abrieron hueco en el marcador con un triple de Rafa Martínez y un dos más uno de Sikma (4-13).

Pablo Laso se vio obligado a pedir tiempo muerto ante un inicio soñado del Valencia Basket y ese parón propició unos minutos de fallos e idas y venidas por parte de ambos equipos. Fue de nuevo Sikma, quien ya brilló en el período inicial del primer partido, con otro dos más uno, el que acabó con esa mala racha y le dio una ventaja de dobles dígitos a su conjunto, pero Sergio Llull respondió con cuatro puntos consecutivos (10-16).

Los valencianos consiguieron otro dos más uno, esta vez de San Emeterio, y el alero cántabro le dio aún más vida a la reacción de su equipo con una penetración de ensueño. El Valencia Basket puso una máxima de 11 puntos, superando sobre la pista claramente a su rival, mientras que el Real Madrid solo encontraba respuesta a través de Llull, que alargó su racha hasta los nueve puntos consecutivos para rebajar esa diferencia en el marcador (15-21).

Rafa Martínez volvió a desenfundar su metralleta desde el exterior, a lo que respondió otro veterano de la competición, Nocioni, con un triple que acercaba aún más a su equipo en el luminoso. Ambos conjuntos, ya lanzados en el ritmo de juego, se dedicaron en los últimos instantes del primer cuarto a intercambiar golpes hasta que sonó la bocina final (22-28).

Dos puntos sencillos para El Santo (ACB Photo)

Los valencianos mantienen el dominio

Jeffery Taylor, otra de las estrellas del primer partido, abrió el segundo cuarto con un triple al que respondió Thomas, también desde la línea de 6,75, en un momento de muchos puntos por parte de los dos equipos. El Valencia Basket continuó con el plan que le funcionó de manera perfecta en el primer cuarto, moviendo bien el balón y de manera paciente, y los taronjas volvieron a poner tierra de por medio (27-33).

Luka Doncic saltó al parqué para darle descanso a Llull pero los locales no encontraron la manera de frenar a un Valencia Basket que estaba lanzado y con mucho acierto. En esos momentos de debilidad por parte del Real Madrid, fue Taylor quien tiró del carro blanco, con su lucha y su aportación ofensiva, para dar un respiro a los madrileños (29-36).

Los taronjas siguieron sacando rédito de su intensa defensa, consiguiendo anular el ataque del Real Madrid, y continuaron con su plan de juego en ataque que tan bien les estaba funcionando: mover el balón y buscar buenas situaciones de tiro con paciencia. Con estos ingredientes, el Valencia Basket mantenía su cómoda ventaja en el WiZink Center (31-39).

Con los interiores blancos cargados de faltas personales, los valencianos aprovecharon esa situación para atacar la pintura. En esos últimos minutos de la primera parte, el juego se ralentizó, con muchas paradas por tiros libres, y ambos equipos abandonaron momentáneamente el intercambio de puntos para pasar a pelear intensamente cada jugada.

Matazo de Will Thomas (ACB Photo)

Poco a poco, y sin hacer mucho ruido, el Real Madrid se puso a tiro gracias a su acierto en los viajes a la línea de tiro libre. Nocioni, con un triple y un tapón prácticamente sobre la bocina, apretó aún más el marcador y despertó con su intensidad a la grada del WiZink Center, que vio cómo su equipo se iba al descanso a tan solo dos puntos a pesar del dominio visitante en esos primeros 20 minutos del encuentro (41-43).

Reyes despierta el carácter blanco

Repitiendo el guión de la primera parte, el Valencia Basket aprovechó su inicio más enérgico en el tercer cuarto para volver a poner tierra de por medio en el marcador, pero esta vez el Real Madrid no tardó tanto en reaccionar y, con un destacado Gustavo Ayón, los blancos se colocaron a un punto (45-46). Aún así, el mexicano se tuvo que retirar al banquillo con cuatro faltas personales.

Llull, con uno de sus característicos contraataques a toda velocidad, puso por delante en el marcador al Real Madrid por primera vez en el encuentro. Fue en ese momento cuando le llegó al Valencia Basket el turno de responder y lo hizo a través de un intratable Dubljevic, que anotó seis puntos consecutivos en la pintura en un momento de intercambio de golpes entre ambos conjuntos (47-52).

Los blancos necesitaban la aportación de más jugadores aparte de Llull y fue en ese momento cuando apareció el capitán Reyes con grandes acciones tanto en ataque como en defensa. El interior cordobés continuó con su increíble racha de acierto en este Playoff de la Liga Endesa y, con cuatro puntos consecutivos, mantuvo a su equipo en el marcador (53-54).

Reyes tuvo un tercer cuarto espléndido (ACB Photo)

Otra vez Llull, esta vez con un dos más uno, se encargó de igualar el resultado, a lo que respondió Thomas con su segundo triple de la noche. Pero ese era el cuarto del Real Madrid y de Reyes, que volvió a dominar el partido con otros cuatro puntos consecutivos. Junto a la aportación estelar del capitán se sumó un Llull que puso una marcha más y los blancos consiguieron su primera ventaja superior al punto (61-59).

Con un WiZink Center entregado a su equipo, el Real Madrid se encargó de dejar claro en los últimos minutos del tercer período que ya había tomado el control del partido tanto en ataque como en defensa. La superioridad en el rebote y el acierto de Llull, que enchufó una de sus mandarinas sobre la bocina, hizo que los blancos afrontaran el último cuarto con tres puntos de ventaja (64-61).

El esfuerzo taronja da su recompensa

Diot hizo acto de presencia en el partido en el inicio del último cuarto con un triple desde más de siete metros para apaciguar el momento del Real Madrid y poner el empate en el electrónico. Por si fuera poco, a la aparición del base francés se añadió la salida a pista de Dubljevic, que saltó fresco al parqué y anotó cinco puntos consecutivos para devolverle la ventaja al Valencia Basket (66-69).

A la que Llull o Reyes no asumieron los galones en ataque, al Real Madrid le costó anotar y ello lo aprovechó el conjunto valenciano para continuar aumentando su ventaja en el marcador. Laso puso en pista a Nocioni y a Doncic para buscar la chispa y el ala-pívot argentino respondió con un espectacular triple contestado que le dio un respiro a los locales (69-70).

Llull se une con Nocioni en la celebración (ACB Photo)

Diot confirmó su llegada al encuentro con otro triple que le dio alas a su equipo, a lo que Reyes respondió en el otro bando. Pocos segundos después, el capitán, que había aguantado a su equipo, se retiró al banquillo y recibió una ovación de su afición. Con Dubljevic obligado a volver al banquillo debido a su problema de faltas, Pedro Martínez apostó por la experiencia de San Emeterio en los minutos decisivos (73-76).

Pero fue Diot el que siguió liderando en los instantes finales al Valencia Basket, esta vez recuperando la ventaja de cinco puntos en el marcador. El base francés logró enfriar con sus acciones a un WiZink Center que en la segunda parte había llevado en volandas a su equipo. Y aunque el Real Madrid intentaba recuperar el dominio del encuentro, los blancos no lo conseguían (75-79).

Con la tensión y la igualdad como tónica dominante en esos últimos segundos, en el conjunto local apareció el inagotable Nocioni. A la aportación del argentino se unió una penetración de Llull que puso el 79-79 en el luminoso y dejó todo por decidir a falta de un minuto y medio para el final del encuentro.

Decisiva canasta de Dubljevic (ACB Photo)

Cuando su equipo estaba acorralado y más necesitado de puntos, Dubljevic se inventó un canastón en la pintura tras el dos contra uno y, en la siguiente jugada, anotó dos tiros libres vitales para darle la ventaja de cuatro puntos a su equipo con 30 segundos por disputarse. El Real Madrid no encontró la manera de anotar y el Valencia Basket encadenó también dos fallos consecutivos en el tiro, pero primero Thomas y después Sastre capturaron dos rebotes ofensivos que valieron oro.

El alero malloquín del Valencia Basket se redimió del primer partido y anotó dos tiros libres a falta de 17 segundos que le daban prácticamente el triunfo a su equipo (79-84). Y, aunque intentó el milagro, Llull no apareció en esos últimos instantes. El base balear falló dos tiros desde la personal y los taronjas certificaron el triunfo, también desde la línea de 4,60, a través de San Emeterio (79-86).

Pau Rodríguez Tubau
@paurodritu
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.



© ACB.COM, 2001-