Artículo

Cuartos de final Eurobasket Femenino: Grecia da la sorpresa
El Eurobasket Femenino arrancó la jornada de cuartos con la victoria de Bélgica sobre Italia con una gran Meesseman (28 puntos y 11 rebotes) y la sorprendente victoria de Grecia sobre Turquía. Francia no falló y superó: con claridad a Eslovaquia

Bélgica – Italia (79-66)

Los cuartos de final del Eurobasket femenino 20017 se abrieron con la victoria de Bélgica por 79 a 66 sobre una Italia que pagó con la derrota su desastrosa puesta en escena.

Gesta belga, colándose en semifinales del Eurobasket Femenino (Foto EFE)

El primer cuarto dejó bien clara la superioridad de un equipo belga que construyó un muro sobre sus dos torres: Ann Wauters (17 puntos) y, sobre todo, Emma Meesseman, quien sumó 10 puntos para permitir el primer estirón de una Bélgica que, gracias a un parcial 9-0, se fue un esclarecedor 27-11 antes de terminar el primer cuarto.

La reacción italiana tardó en llegar y hubo que esperar a su despertar triplista para ver como en el inicio de segundo cuarto logro un parcial de 10-0 para ponerse a cuatro puntos de su rival. Cecilia Zandalasini (23 puntos) era su principal aporte anotador, pero la aparición de Elisa Penna ayudó a encontrar puntos. Además, en defensa el equipo mejoró y cortó la sangría reboteadora bloqueando mejor a las torres belgas. Por momentos, sólo la cañonera Kim Mestadgh (16 puntos al descanso) parecía contener a Italia, pero en los instantes finales volvieron a aparecer Wauters y Meesseman para controlar la reacción italiana y llegar al descanso con un claro 46 a 33.

Parecía que el partido estaba controlado, pero el tercer cuarto fue una tremenda decepción para Bélgica. Se colapsó en ataque y sólo Messeman pudo evitar que Italia, con una fantástica Giorgia Sottana (11 puntos en este período), diera la vuelta al marcador. Un parcial 4-16 le dejó cerca... tanto que comenzó el último cuarto con sólo dos puntos de desventaja.

Sin embargo, una remontada no es tal hasta que el equipo que viene de atrás se poner por delante y eso fue incapaz de hacerlo Italia. Más de seis minutos con una única canasta fue demasiado regalo para Messeman (determinante con 28 puntos y 11 rebotes) y, en general, una Bélgica que recuperó sensaciones y nuevamente llegó a verse 10 arriba a menos de dos minutos para el final. Pese al empuje de la veterana Sottana y la irreverente Zandalasini, Bélgica mostró ser mejor equipo y alcanzó las semifinales.



Turquía – Grecia (55-84)

Grecia sorprendió a Turquía con una magnífica defensa zonal de ajustes y la incombustible Evanthia Maltsi (25 puntos) martilleando el aro rival. El equipo turco decepcionó y sólo funcionó en el primer cuarto gracias a los triples iniciales de Isil Alben y Tugce Canitez. Grecia tardó más de nueve minutos en anotar su primera canasta de dos y vio como entonces perdía 15 a 6. Sin embargo, este período también dejó la constancia de lo farragosa que es la defensa helena y, pese no tener claras las ideas en ataque, Grecia cerró el cuarto muy vivo.

Tanto que, con 27 a 22 en el marcador, un tiempo muerto de su entrenador y una trampa defensiva provocó el colapso turco y un parcial de 3-14 con el que terminó la primera parte con una inesperada (30-36). Tras un primer cuarto gris, Maltsi había aparecido para, con ocho puntos casi seguidos, liderar la remontada griega.

Quanitra Hollinsworth estaba controlada pese a su superioridad física y los triples (4/13) ya no eran una solución para Turquía por lo que en el tercer cuarto buscó la zona como solución. Ésta no lo fue y un fulgurante parcial de 0-7 puso a Grecia por encima de los dos dígitos de ventaja. Turquía estaba bloqueada por la defensa match up del rival, pero un tuvo un amago de reacción y el técnico heleno de pedir un tiempo muerto. Como son las cosas, no lo pidió porque Turquía no metió el siguiente ataque y de ahí se pasó a un parcial 1-9 con el que Grecia terminó el tercer cuarto con una máxima de 17 puntos.

Evanthia Maltsi celebra la clasificación griega para semifinales del Eurobasket (Foto FIBA)

El equipo heleno estaba completando una de las mayores sorpresas que se recuerdan en los últimos torneos y a seis minutos del final, esa sorpresa se certificó con el triple de Styliani Kaltsidou (46-66). Empero, no fueron sus triples sino su extraordinaria defensa la que le llevó a una histórica semifinal del Eurobasket.




Francia – Eslovaquia (67-40)

Francia se clasificó para una nueva semifinal del Eurobasket tras ganar a Eslovaquia en lo que fue el partido más desigual de la jornada y que el equipo galo dominó de principio a fin con su habitual superioridad física y la efectividad exterior de Marine Johannes

Ya desde el principio quedó clara la diferencia entre ambos y, aunque con un despertar tardío en el encuentro, Francia comenzó a marcar su territorio (11-4). Por el contrario, Eslovaquia era incapaz de acertar desde el triple y apenas podía contener en defensa a las pívots galas. Todo ello hizo inevitable que Francia, antes de terminar el cuarto, se marchara por encima de los 10 puntos. Se notaba que tenía una marcha más… y aún más acierto.

No era una cuestión de una u otra jugadora, en menos de nueve minutos ya habían anotado ocho jugadoras, dando una idea del potencial de su equipo y la profundidad de su plantilla. El equipo galo cerró el primer acto con un parcial de 10-0 que disparó su ventaja hasta el 21 a 6.

No se puede decir que Eslovaquia no lo intentase, de hecho tuvo un buen inicio de segundo cuarto con una acertada Barbora Balintova (10 puntos en este período) y cambió a defensa zonal buscando incomodar a un rival, eso sí, que siguió anotando con fluidez y dejando que el paso de los minutos perpetuara su ventaja (el parcial del cuarto terminó con empate a 18). Así, con los puntos cayendo a cuentagotas, la aparición Valeriane Ayayi y Celine Dumerc bastó para que Francia se fuera al intermedio con un claro 39 a 24.

Como en el primero, el tercer cuarto tardó en cogerse a lo que se refiere anotar. Eso ya de por sí era bueno para Francia que sentía como Eslovaquia no tenía continuidad ofensiva porque no veía el pase interior y desde fuera no llegaban puntos con regularidad.

No había nada que hacer y ante cualquier atisbo de aproximación eslovaca, Francia siempre encontró quien sumara en ataque y cerró el partido con más comodidad de la prevista. El equipo galo no tuvo mucha oposición, pero evidenció ser un (quizá el que más) claro favorito al oro este domingo.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-