Artículo

Marlon Maxey: La agresión de un 4 durísimo que hundió al Breogán
Su agresión al árbitro Guillén en el cuarto partido del Playout le costó el descenso a su Breogán en la 94-95. Regresaría en la 2000-01, para jugar en el Lucentum Alicante


Marlon Maxey, con los Timberwolves

Redacción, 5 Jul. 2017.- Dos equipos tuvo en España Marlon Maxey y en ambos casos la historia no acabó nada bien. Sí rindió de forma excelente en el Breogán, cuando ejerció como revulsivo en la temporada 94-95, pero su agresión al árbitro Guillén en el cuarto partido del ‘play-out’ ante el Valvi Girona acabaría costándole probablemente la permanencia a los lucenses. Unos años después, en la 2000-01 y ya mucho más ‘cascado’ a nivel físico, fue reclamado por el Lucentum Alicante para que mejorase el juego interior del equipo, pero no llegaría a concluir su contrato.

Maxey era una auténtica ‘mula’: uno de esos interiores bajitos (2,03), pero peleones al máximo basados un amasijo de músculos. Técnicamente con limitaciones, lo que no se debía negociar con él era el tema de la fuerza, porque era fácil que te sacase de la zona. Nacido en Chicago y estrella en la Universidad de Texas-El Paso, encabezó la segunda ronda de un ‘draft’ glorioso como el de 1992 (Shaq, Alonzo Mourning, Robert Horry, Latrell Sprewell) con el número 28, escogido por los Minnesota Timberwolves. Allí se hizo un hueco durante dos temporadas, en las que hizo gala de su tremenda efectividad: en apenas 12 minutos en pista promedió 4,9 puntos y 3,7 rebotes, lo que da que pensar cómo le hubiese ido de disponer de un rol más importante.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa



© ACB.COM, 2001-